El presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, es uno de los mejores conocedores de la realidad venezolana. En el exilio desde hace tres años, cuando el gobierno venezolano comenzó su persecución judicial por relacionar al régimen con el narcotráfico, Otero tiene a gala seguir imprimiendo el único diario opositor, gracias a la ayuda de una decena de medios del continente americano. En Nueva Economía Forum, se ha referido a la muerte del piloto rebelde Óscar Pérez. «Este gobierno lo condenó a muerte y cuando lo detectó, fueron a por él y lo asesinaron», ha señalado. «No era un invento del chavismo. Era un opositor real, un poco aventurero, contra el gobierno», ha remarcado.

El ministro venezolano del Interior, Néstor Reverol, confirmó el martes que el ex inspector de la policía científica Óscar Pérez, había sido abatido en el operativo llevado a cabo por las fuerzas de seguridad. También murieron otros seis miembros del grupo, considerado «terrorista» por el régimen de Maduro. Otras seis personas fueron detenidas. Maduro ha justificado la operación por la inminencia de un atentado contra «una embajada de un país querido y amigo». Ha asegurado que Pérez y los suyos tenían un coche con explosivos.

Otero, que fue presentado por el director de ABC, Bieito Rubido, como «un intelectual, un hombre libre y un hombre valiente», se ha mostrado convencido de que el fin de Maduro está cerca, «más de lo que muchos creen». Según Otero, «el caso del piloto Óscar Pérez es una muestra del descontento en el ejército».

A Óscar Pérez lo asesinaron con un lanzacohetes ruso después de que dijo que se quería rendir», dice Miguel H. Otero, editor de ‘El Nacional’

Otero dijo conocer al ex subdirector de la policía científica que, pese al bloqueo impuesto por el gobierno a los medios de comunicación, «hizo de periodista» y retransmitió a través de las redes su muerte en directo. «A Oscar Pérez lo asesinaron con un lanzacohetes ruso después de que dijo que se quería rendir. El gobierno bloqueó el acceso, cortaron la luz, el teléfono móvil, pero pudo transmitir lo que estaba pasando», ha relatado Otero.

«En junio se lanzó a protestar contra el gobierno. Se llevó un helicóptero y lanzó granadas contra el Supremo, cuando sabía que no había nadie. Asaltó un cuartel, también sin daños. Era un opositor», ha dicho el editor venezolano, con pasaporte español.

Otero ha realizado un detallado retrato de la desoladora situación que vive su país:»Venezuela es el único país del mundo que es un narcoestado. Hoy el petróleo compite con el ingreso de las remesas de los casi tres millones de venezolanos que viven fuera y luego se cambia en mercado negro, y el narcotráfico. Venezuela es el gran exportador de cocaína. El 60% que llega a Europa viene de Venezuela. Colombia produce 200.000 hectáreas de hoja de coca gracias a que la coloca en Venezuela».

Pese a la hiperinflación y la carestía, Maduro se mantiene de momento a flote. Según Otero, es gracias a la represión y a la fuerza. «Maduro cuenta con ocho ejércitos a su disposición: las milicias (componente civil), la guardia bolivariana (aparato represor), las FARC y el ELN (en cuatro estados del país), los colectivos (fuerzas paramilitares controladas  por el ejecutivo), los cubanos (controlan la inteligencia militar, la seguridad de Maduro), las fuerzas armadas regulares maduristas (800 generales en cargos públicos), y la policía nacional bolivariana», ha explicado el editor de El Nacional.

Venezuela regresa a la democracia», será el titular de ‘El Nacional’ cuando caiga el régimen y «será pronto»

Cree Otero que el régimen caerá pronto y El Nacional lo publicará en portada: «Venezuela regresa a la democracia». Según su visión, será una combinación de factores: la presión de la oposición en la mesa de diálogo, la explosión social cada vez más patente, las disensiones en el chavismo y el descontento entre las capas bajas del ejército, y también la intervención internacional, articulada, sobre todo gracias a las sanciones. Considera fundamental que la Unión Europea siga el ejemplo de EEUU y Canadá y apruebe sanciones a individuos. «Estamos esperando las sanciones europeas», ha remarcado.

Entre el auditorio, estaban el padre de Leopoldo López, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y el ex presidente del gobierno de España, Felipe González, que ha recibido los elogios de Miguel H. Otero «por su lucha por restaurar la democracia», al contrario que el también ex jefe de gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha acusado «de mediar» a favor de la pretensión del gobierno de ganar tiempo.

González: «No habrá elecciones limpias»

González coincide con Otero en la necesidad de que la Unión Europea reaccione. «El gobierno no habla de democracia en la mesa de diálogo. Pretende que la oposición reclame la anulación de las sanciones. No son sanciones contra Venezuela, sino a particulares con fortunas en Europa. Estaría bien congelarlas porque se necesitarán para la recuperación», ha declarado, refiriéndose a «la fuga de dinero negro procedente de la criminalidad organizada».

También González ha subrayado cómo el gobierno venezolano pretende que se reconozca la Asamblea Constituyente, que derogó la Constitución de 1999. «Es ilegal y fraudulenta. Funciona por unanimidad. Espero que nadie reconozca la Asamblea Constituyente», ha señalado el ex presidente socialista.

Tanto González como Otero se han referido a cómo el régimen utiliza a los presos «como mercancía». Otero ha hablado de «cárceles de puertas rotatorias». González ha recordado cómo el gobierno de Venezuela libera a unos cuantos presos políticos y luego apresa otros tantos. También han elogiado el papel de la iglesia, cada vez más comprometida. «No me extrañaría que apresaran obispos en breve», ha declarado Otero.

 Maduro cree que el control de la miseria extrema le garantiza la permanencia en el poder», afirma González

Más pesimista y contundente que el editor de El Nacional, González ha asegurado que el diálogo difícilmente llevará la democracia a Venezuela. «Maduro no va a entregar el poder y si hay elecciones será porque Maduro elige al opositor adecuado. No dará garantías para unas elecciones limpias», ha remarcado sin un ápice de duda.

Incluso el ex presidente del gobierno español considera que puede haber enfrentamientos civiles, dada la escasez imperante. «Lo que me preocupa seriamente es que Maduro está convencido de que si se van más venezolanos, menos le estorban. Cree que el control de la miseria extrema le garantiza la permanencia en el poder, más que el repunte económico», ha explicado González, quien cree que lo único que puede negociarse es que haya «elecciones limpias y no las va a haber».