Política

Mediapro se defiende: "Es un grave e insólito ataque a la libertad de pensamiento"

Jaume Roures, en una imagen de archivo.

Jaume Roures, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Mediapro considera extraordinariamente grave y un insólito ataque a la libertad de creación y pensamiento que la producción de un documental sea considerado por la Guardia Civil una prueba delictiva». Así comienza el comunicado en el que la productora se ha defendido de las acusaciones contra su presidente y fundador, Jaume Roures, y su papel en el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Hace apenas unos días se supo que la Guardia Civil entregó un informe al magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, encargado de instruir el procés, en el que sostiene que Roures pudo formar parte del conocido como Comité Ejecutivo a favor de la independencia de Cataluña.

Ese documento, al que ha tenido acceso El Independiente, sostiene que el presidente de Mediapro «podría integrarse en el Comité Ejecutivo que se plasmó en Enfocats en calidad de profesional experto en el ámbito de la comunicación».

«Las libertades, contempladas en la Constitución, aparan a cualquier ciudadano y exigimos que sean respetadas también por los profesionales que realizaron 1-O, atendiendo al evidente interés informativo de los hechos ocurridos el 1 de octubre de 2017 y que fueron cubiertos por medios de todo el mundo», dice la nota de Mediapro.

La productora, que acaba de ser adquirida por el fondo chino Orient Hontai, revindica «la profesionalidad del equipo que realizó y produjo el documental» ya que «reflejaba unos hechos y daba voz a las personas que se vieron implicados en ellos». También apuntan a que «criminalizar el documental y su contenido es un intento claro de acallar estas voces».

Estrenado el 9 de enero de 2018 en TV3, la emisión la vieron más de 1,1 millones de espectadores, con una cuota de pantalla del 34,4% en Cataluña. Más tarde también fue emitido en ETB, la televisión pública vasca.

La Policía Judicial destacó que fue Mediapro «quien produjo el vídeo del 1-O» en el que «se enaltecieron a las personas que fueron capaces de hacerlo efectivo [el 1-O] y se difundieron los mensajes que interesaban a la causa independentistas. Es de destacar también que siendo Mediapro un proveedor de servicios para todos los canales estatales, únicamente ese documental fuese emitido en el cana autonómico».

La productora se ha defendido con el comunicado publicado, negando todas las acusaciones del Ministerio público y la Guardia Civil contra su presidente, de declarado corte soberanista, y contra la productora, y ha defendido en todo momento su independencia.

Comentar ()