Política JOSÉ ALFREDO MILANO RAMOS / Vicepresidente de Jusapol

"El tiempo no corre en nuestra contra sino del PP; las elecciones están más cerca cada vez"

La asociación que ha impulsado la reivindicación de la equiparación salarial ve "innegociable" la cifra de los 1.500 millones y exige que la votación para ratificar el preacuerdo alcanzado por sindicatos y asociaciones con Interior se abra a todos los agentes

Natán Espinosa (primero por la derecha), junto a otros dirigentes de Jusapol en una de las manifestaciones.

Natán Espinosa (primero por la derecha), junto a otros dirigentes de Jusapol en una de las manifestaciones.

Todo comenzó en la comisaría provincial de Palencia a principios del pasado año. Varios policías nacionales se lamentaban a la hora del bocadillo de la diferencia salarial existente con mossos y ertzainas y decidieron que había que hacer algo ante la «inacción de los sindicatos». Promovieron primeramente una recogida de firmas on line a través de ‘change.org’ y, a la vista del respaldo obtenido, dieron un paso adelante y constituyeron la plataforma Jusapol. Hoy cuenta con más de 38.000 asociados entre policías y guardias civiles y el respaldo de la sociedad en su reivindicación de equiparación salarial con las policías autonómicas, como acreditan las masivas manifestaciones que han organizado en los últimos meses y el medio millón de firmas recogidas en apenas mes y medio que entregarán en los próximos días.

Uno de los fundadores de Jusapol es José Alfredo Milano Ramos (Ponferrada, León, 1979), un oficial de policía recién adscrito a la unidad de Policía Judicial que desgrana en esta entrevista concedida a El Independiente por qué habría de rechazarse el principio de acuerdo alcanzado el martes con el Ministerio del Interior por los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil para cerrar la brecha salarial. «Los 1.500 millones son innegociables», sentencia Milano, muy crítico con las organizaciones sindicales por limitar la votación a los afiliados y no al conjunto de los agentes de ambos cuerpos.

Antes de que comience la votación que determinará si se firma el acuerdo con el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido, Jusapol ha convocado este viernes una concentración en Madrid para mostrar su «descontento» con los sindicatos y para exigir que se rechace la oferta de Interior. «Queremos la equiparación total y el ofrecimiento no se acerca ni de lejos», sostiene.

PREGUNTA.-¿Por qué los agentes no tendrían que ratificar el principio de acuerdo alcanzado por los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil con el Ministerio del Interior?
RESPUESTA.-Porque nosotros pedimos una cifra redonda de 1.500 millones, que es con la que consideramos que se puede conseguir la equiparación total, y ofrecen 1.100 millones que van al complemento específico singular. Ese dinero no iría a nuestras pagas extras, no cobraríamos en segunda actividad o reserva un sueldo acorde al de las policías autonómicas, no va ni un solo céntimo a las jubilaciones, no vemos ninguna partida para horas extraordinarias…

P.-¿La cifra de 1.500 millones es irrenunciable para Jusapol?
R.-Los 1.500 millones son innegociables, así como que el dinero vaya al complemento específico general. Pedimos equiparación salarial total sin pérdida de derechos sociolaborales.

P.-El Ministerio del Interior, sin embargo, asegura que no le salen esas cuentas y que la cifra de 1.500 millones es un «mantra»…
R.-Interior, obviamente, intenta recortar al máximo. No nos está ofreciendo una equiparación total, como nosotros reivindicamos. Si a final de año un mosso, un ertzaina o un funcionario de la Policía Foral de Navarra gana 34.000 euros y un policía gana 24.000 hay un desfase de 10.000 euros. Y nosotros queremos cobrar lo mismo. No queremos más, pero sí lo mismo. Es de justicia. Nos están discriminando.

Una votación tan importante como ésta, que puede marcar el devenir de muchas familias, no se puede limitar a los afiliados»

P.-Sí, pero esa discriminación se arrastra desde hace 30 años. Al menos ahora se está ofreciendo recortar de manera muy considerable la brecha en tres años, ¿no?
R.-A ver. Dentro de los 1.100 millones, 300 corresponden a la subida del 8 % para todos los funcionarios, incluidos los mossos. ¿Qué pasa? Que la subida a los agentes de la Policía de la Generalitat será mayor, porque no es lo mismo un incremento del 8 % en un sueldo de 1.400 euros que en otro de 2.400. La diferencia salarial se sigue agravando. Vuelve a haber otra discriminación.

P.-¿Y no podría interpretarse este ofrecimiento de Interior como un primer paso para acabar con esa discriminación histórica?
R.-Si hubiese intención política de acabar con esta discriminación harían una ley, que es verdad que han ofertado, en la que se comprometieran a ofertar 500 millones de euros cada año entre 2018 y 2020 y lo explicarían todo. Si no nos suben el dinero en el complemento específico general no hay intención política; sólo el compromiso de ofrecer un dinero pero no de equipararnos totalmente.

P.-¿Y no se les podría calificar de insolidarios por no aceptar esos 1.100 millones? Otros colectivos profesionales también se sentirán infrapagados y no se les ha tendido la mano como a policías nacionales y guardias civiles…
R.-Llevamos discriminados 30 años y somos funcionarios ‘diferentes’. ¿Por qué? Nuestra ley orgánica dice que tenemos que actuar en cualquier momento o lugar en el que nos encontremos, estando o no en horas de servicio; tenemos disponibilidad geográfica de ámbito nacional; tenemos unos riesgos añadidos que no tiene el resto de funcionarios y portamos un arma que tendríamos que utilizar en caso necesario con riesgo para nuestras vidas. Creemos que estamos en una situación especial y el riesgo tiene que valorarse y pagarse. No estamos pidiendo nada desorbitado. Tenemos el mismo riesgo y debemos cobrar igual que mossos y ertzainas.

P.-¿Mariano Rajoy tiene un verdadero compromiso por la equiparación salarial o ha movido ficha guiado por intereses electoralistas ante el ascenso de Ciudadanos?
R.-Desconozco lo que opina Rajoy porque, a día de hoy, el Gobierno no ha querido hablar con nosotros. Hemos solicitado audiencias con los ministros del Interior y Hacienda, pero no nos quieren recibir. Tampoco ayuda el hecho de que nuestros sindicatos no quieran ni siquiera oír la palabra Jusapol.

Los 1.500 millones son innegociables para nosotros; pedimos equiparación salarial total sin pérdida de derechos sociolaborales»

P.-¿Se sienten plenamente representados por los sindicatos policiales y las asociaciones de la Guardia Civil?
R.-No. Si nos representaran a todos se abriría la votación a todos los agentes, no sólo a los afiliados. Los sindicatos tienen que estar para luchar hasta por el último policía nacional y el último guardia civil, estén asociados o no. Y una votación tan importante como ésta, que puede marcar el devenir de toda la vida de un funcionario y de toda su familia, la están limitando a sus afiliados. Sin duda, los sindicatos lo hacen para recuperar afiliados, porque han tenido muchísimas bajas. Hay compañeros muy enfadados y se están produciendo bajas masivas.

P.-¿Bajas sin que se haya firmado aún nada? ¿Simplemente por haber alcanzado ese principio de acuerdo?
R.-Sí, sí. Hay un descontento general porque históricamente, en acuerdos [tan trascendentes] como éste, nos han vendido los sindicatos. Han negociado no hace mucho los turnos de los policías en radiopatrullas y ha sido totalmente decepcionante. Hay un malestar generalizado con los sindicatos que está llevando a muchos compañeros a darse de baja porque piensan, igual que yo, que van a firmar algo que no es del todo beneficioso para ellos.

P.-¿Qué porcentaje representan los afiliados respecto a las plantillas de la Policía Nacional y la Guardia Civil?
R.-Posiblemente no representarán en este momento más del 50 % de las dos plantillas. Por eso digo que, si se produce esa votación, no tendría mucha legitimidad.

Hay un malestar generalizado con los sindicatos que está llevando a muchos compañeros a darse de baja porque piensan que se va a firmar algo que no les beneficia»

P.-¿Qué resultado cree que deparará la votación?
R.-Si la votación es legal saldrá el ‘no’. Tengo contacto con muchos compañeros a estar en varios grupos de whatsapp y, en un porcentaje muy elevado, están diciendo que van a votar ‘no’. En todo caso, no es una votación legítima porque no se permite que puedan votar todos los policías nacionales y guardias civiles. Insisto, en una votación que decide el futuro de tantas familias deben participar todos los compañeros interesados.

P.-Si no se concreta la equiparación total, ¿qué coste tendría para el PP en las próximas elecciones?
R.-Los compañeros lo tienen bien claro. Hay un enfado generalizado con el Partido Popular muy grande. A mí no me gusta que se rían de mi labor profesional. El Gobierno no se está comportando correctamente con nosotros. Nos sentimos muy discriminados y muy poco valorados. Cada uno opinará en las urnas. Yo sé lo que voy a votar y no va a ser el PP. Cada día que pasa, el tiempo no corre en nuestra contra, sino en contra del PP porque las elecciones cada vez están más cerca. Nosotros, nuestros familiares y nuestros simpatizantes vamos a votar. Y somos muchos. Nosotros vamos a seguir; ellos verán qué quieren.

P.-¿No podría interpretarse ese mensaje como un chantaje?
R.-Negativo. No, no es un chantaje. Las urnas determinarán el devenir del PP. Nosotros votaremos a quien nos equipare. Todo el mundo busca su bienestar y su beneficio. Yo votaré a quien me facilite la equiparación.

Se firme o no, las movilizaciones no se van a parar; buscamos la equiparación salarial total e iremos al Parlamento europeo a defenderlo»

P.-¿Por encima de ideologías?
R.-Yo tengo mi ideología y no la voy a cambiar. Por suerte en España hay muchos partidos políticos. En las urnas, el PP va a tener menos votos por este motivo, por los jubilados…

P.-Si no se concreta la reivindicación salarial, ¿Ciudadanos puede ser el gran beneficiado?
R.-Permítame que no entre en temas políticos.

P.-¿Temen que, si se firma este acuerdo, la equiparación salarial total nunca se consiga?
R.-Firmen o no firmen esto, Jusapol no va a parar. Buscamos la equiparación salarial total. Si no es así, Jusapol va a seguir en las calles y cada día el descontento de los policías nacionales y de los guardias civiles será mayor. Las movilizaciones no se van a parar. Vamos a ir a Bruselas a defender una moción en el Parlamento europeo.

Jusapol no contempla la posibilidad de convertirse en sindicato; a día de hoy está descartado, salvo que nos obliguen a ello»

P.-¿Jusapol se plantea convertirse en organización sindical a la vista del éxito que ha conseguido en la calle?
R.-No.

P.-¿Está totalmente descartada esa posibilidad?
R.-A día de hoy, sí. Salvo que nos obliguen a ello. Está descartado porque Jusapol nació para ser la unión de policías nacionales y guardias civiles y es por lo que tiene tanta fuerza.

P.-¿Entiende que un sindicato de los Mossos d’Esquadra demande a Interior que destine un porcentaje de los 1.500 millones a igualarles a ellos condiciones laborales que no tienen y policías nacionales y guardias civiles sí?
R.-Lo que ellos piden no es ni por asomo lo que dicen. Las ayudas que tenemos son irrisorias. Que me den su sueldo y me quiten todas esas ayudas. Que nos den la equiparación salarial total sin pérdida de derechos sociolaborales y que nos quiten la acción social.

Comentar ()