Ciudadanos sigue sacando pecho de las encuestas. Lo que en un primer momento podría ser algo novedoso como ser la primera fuerza a nivel nacional se ha convertido en algo «positivo» pero «sin mucha novedad», en palabras del secretario general, José Manuel Villegas. «No hay elecciones a la vista pero estos resultados demuestran que se está haciendo un buen trabajo», ha señalado tras la reunión de la Ejecutiva Permanente. Pero más allá de los buenos resultados del partido, que empiezan a asimilar, Ciudadanos presume del temor que están generando en el PP hasta el punto de dejar a un lado el «inmovilismo» para sacar adelante nuevas medidas.

Si la pasada semana fue el sondeo de Imop Insights para El Confidencial, este fin de semana ha sido el de Metroscopia para El País. Ambos dan a la formación de Albert Rivera el 28% de los apoyos mientras que PP y PSOE empatan rondando el 20%. Ciudadanos se sitúa como principal fuerza política lejos de los dos grandes partidos, a quienes está robando votantes, sobre todo a los populares.

Para frenar el avance naranja, el Gobierno está ultimando una reforma de la ley de financiación autonómica con el PSOE para presentarla antes del verano, una propuesta positiva para la formación naranja, que se atribuye el mérito de hacer sacar del «inmovilismo» a Rajoy por las encuestas. «La reforma de la Ley de financiación autonómica lleva caducada años y el Gobierno quiere activarla otra vez para frenar a ciudadanos. Somos ganadores virtuales o ganadores demoscópicos y si eso sirve para que salga del inmovilismo…», ha señalado Villegas en rueda de prensa.

Si bien ha considerado necesaria una nueva Ley de financiación, confía en que esta medida se lleve a cabo para «mejorar la vida de los ciudadanos» y no sea solo «un reparto de dinero electoralista». De igual forma se ha referido al Plan Estatal de Vivienda aprobado en Consejo de Ministros. Éste proporcionará ayudas al alquiler y a la compra de viviendas y puede ser también «positivo», en palabras de Villegas, si está bien estudiado y no provoca una nueva burbuja inmobiliaria.

Para la formación naranja, ambas medidas surgen del «nerviosismo» de los populares y esperan que éste «no les lleve a impulsar iniciativas Zapatero con planes E o cheques bebé sin ningún plan previo».

Presupuestos en Semana Santa

A menos de dos semanas de que se celebre el Consejo de Ministros del día 23 de marzo al que Rajoy anunció que quería llevar los Presupuestos, no ha habido contacto con su socio de investidura, que le ha tendido la mano para sacar juntos las cuentas de este año. Confía en que el Gobierno se ponga en contacto con ellos para presentar su propuesta, pero los requisitos de Ciudadanos no se han movido.

«Vamos a ver qué números trae», ha dicho Villegas, que se ha mostrado dispuesto a hablar siempre que el proyecto del Ejecutivo recoja la ampliación del permiso de paternidad, la bonificación a las parejas que tengan que llevar a sus hijos a guarderías, la bajada del IRPF para las clases más desfavorecidas, entre otras. Recuerdan una vez más que en el acuerdo firmado incluye la salida de los imputados por corrupción, por lo que sigue siendo requisito imprescindible el cese de la senadora Pilar Barreiro, imputada en la trama Púnica.

Otra de las medidas que no da lugar a debate es la equiparación salarial entre cuerpos policiales. Ciudadanos quiere ver en las cuentas de este primer año un aumento de 500 millones para este propósito, así como en los próximos dos años. Esta cifra dista de la anunciada este mismo lunes por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que ha firmado un acuerdo con sindicatos y asociaciones policiales en el que se compromete a destinar 1.207 millones en tres años, lo que supone 400 millones por año para la subida salarial.