El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha apelado a la «responsabilidad» y al «interés general» para poder sacar adelante en el Parlamento los Presupuestos Generales del Estado para este año, que este martes ha aprobado el Consejo de Ministros en una reunión extraordinaria presidida por Mariano Rajoy.

A sabiendas de que los números no les salen con los apoyos ya declarados de Ciudadanos y de Coalición Canaria, que suman 33 escaños a los del PP, Rajoy necesita los cinco diputados del PNV y el de Nueva Canarias para volver a sumar los votos del año pasado. Con Ciudadanos ya se ha cerrado el acuerdo, el escollo principal sigue siendo el de los nacionalistas catalanes, deseosos de dar el sí definitivo a las cuentas del estado aunque la detención de Carles Puigdemont, les ha retraído.

Montoro ha agradecido esta vez el apoyo de Rivera a pesar de haberse atribuido la autoría

Cristóbal Montoro ha admitido que su deseo es contar con esos mismos votos y ha agradecido explícitamente el apoyo de Ciudadanos a pesar del malestar gubernamental por haberse atribuido Albert Rivera la autoría de todo el capítulo de políticas sociales de los mismos.

Por ello, el Gobierno «apela a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas que defendemos en interés general», de los españoles. Dice el ministro portavoz que «este no es el momento de renunciar al diálogo ni de mantener posiciones preconcebidas inamovibles», quizá también con la vista puesta en los socialistas para que faciliten la aprobación de la cuentas para 2017 y no haya que ir a un prórroga presupuestaria.

El objetivo del Gobierno es «que la recuperación llegue a todos los españoles»

Tras afirmar Méndez de Vigo en presencia de los ministros de Economía y Hacienda, Román Escolano y Cristóbal Montoro, respectivamente, que estos son los Presupuestos «de las familias, de los jóvenes…» Cree que es una buena «oportunidad de pensar en España dejando atrás oportunismos» porque el proyecto del Ejecutivo, ha apostillado, «es mejorar día a día las condiciones de vida de todos los españoles».

El Gobierno quiere incidir en el carácter social de estas cuentas frente a una «primavera caliente» de movilizaciones en la calle, inauguradas por los pensionistas, que llevan semanas protestando contra la exigua subida del 0,25 de su jubilación. Eso explica que el mensaje reiterado haya sido el de la voluntad gubernamental de que la recuperación «llegue a todo el mundo, que nadie se quede al margen» y ha acuñado el ministro portavoz el término «crecimiento integrador».