Cristina Cifuentes ha comparecido este miércoles en la Asamblea de Madrid para dar explicaciones sobre la presunta falsificación del máster en Derecho Autonómico obtenido en el año 2012 por la Universidad Rey Juan Carlos. Y ha comenzado atacando a la convocatoria misma del pleno, impulsada por Podemos y el PSOE: «Esta comparecencia es un síntoma claro del deterioro y la manipulación que sufren nuestras instituciones».

La líder de los populares madrileños ha repetido en numerosas ocasiones que la polémica sobre su máster es un «burdo intento» de la izquierda para «ganar en los medios y las redes lo que no han ganado en las urnas». Cifuentes se ha referido a su título como «perfectamente real y perfectamente legal» y ha asegurado que ni su currículum ni sus títulos han sido «falseados ni falsificados». Y no se ha quedado ahí, porque ha agregado que su expediente académico «no fue manipulado de manera irregular, todas las asignaturas fueron calificadas y aprobadas. Realicé y concluí mi máster en 2012 y lo he demostrado con documentos», ha sentenciado en su segunda intervención.

Cifuentes ha denunciado los «constantes intentos» de «atacar la gestión limpia y eficaz» de su gabinete: «Esta es la última de estas maniobras, y una de las más graves». La presidenta madrileña ha tardado en entrar en materia, tras desgranar antes las polémicas de la entrega de las actas del Canal de Isabel II y las acusaciones de Francisco Granados sobre su responsabilidad en la financiación ilegal del PP madrileño.

Critica el «burdo intento» de la izquierda por descabalgarla, pero no presenta el trabajo de fin de máster

Como prueba de esto, ha presentado los mismos documentos que ya hizo públicos en un primer momento para defenderse. Su expediente académico con las notas definitivas de las asignaturas, un correo de uno de los profesores involucrados en el cambio de notas asegurando que se había tratado de un error de transcripción y una carta de un profesor al rector explicando el motivo del cambio de nota, que ha sido el único texto nuevo amén de «decenas» de correos de otros profesores corrigiendo notas de alumnos por errores de tranmisión. Pero no ha mostrado su trabajo de fin de máster y ha anunciado que ya ha presentado la querella contra los periodistas de eldiario.es que han publicado las informaciones.

Si piensan que van a desmoralizarme o apartarme de mi camino, se han equivocado», dice Cifuentes

También ha querido dejarlo muy claro al afirmar que su voluntad es seguir adelante. «Si piensan que van a desmoralizarme o apartarme de mi camino, se han equivocado. Me reafirmo más que nunca en mi vocación de trabajo y de servicio público», ha afirmado entre los aplausos de los suyos.

«Comisión de investigación» de Ciudadanos

Cifuentes cree ver una operación concertada para «destruirla personalmente» aunque se ha reservado a su segunda intervención para aclarar algunas de las principales dudas que han expresado los portavoces de los tres grupos de la oposición.

Respecto a que se matriculó fuera de plazo ha replicado que cuando no se cubren todas las plazas en los cursos de postgrado «es habitual» que se acepten nuevos alumnos más allá de la fecha estipulada. Dos. Sobre su ausencia de las clases, ha comentado que estos estudios «se adaptan las horario de los estudiantes que trabajan». Tres. Ha autorizado a la Universidad que sea ella la que presente el trabajo de fin de curso, aunque se aferra a que la certificación académica debe servir para disipar dudas sobre que éste existe. Cuatro. Ella se limitó a mostrar los documentos que le hizo llegar la universidad, si hay algo falsificado, no se le puede atribuir. Cinco. El dispositivo policial del 2 de julio de 2012, cuando llegó la selección española de fútbol tras ganar la segunda Eurocopa no correspondió a la Delegación del Gobierno sino a la Jefatura Superior de Policia y, seis, los 6,11 euros que pagó tras concluir su máster «son gastos de secretaría».

Podemos pide su dimisión

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha anunciado la propuesta de constituir una comisión de investigación «urgente y acotada en el tiempo» al que acudan también los implicados de la Universidad Rey Juan Carlos. Es una forma de adelantarse al más que previsible anuncio de moción de censura a la que los «naranjas»  no quieren ir de la mano de PSOE y mucho menos de Podemos.

«Es imposible creerse todo lo que dice», le ha espetado la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz Huerta, que le ha exhortado varias veces a que presentara su trabajo de fin de máster y le ha implicado en el caso Canal y en la supuesta financiación ilegal del PP de Madrid. «Ha perdido toda la credibilidad. No puede seguir gobernando está Comunidad porque su carrera política ha terminado», ha sentenciado.

Y en respuesta a Aguado, ha recogido el guante de una comisión de investigación «pero no hace falta mantener a Cifuentes» en la presidencia de la Comunidad, lo que coloca a Ciudadanos en una incómoda posición. Para terminar su dura intervención un último ehxhorto: «señora Cifuentes, dimita».

Para Gabilondo, Cifuentes no ha despejado «las dudas razonables» de este asunto, por contra, «las cosas se oscurecen más, se enrarecen» y ha hecho un relato de todas las cuestiones que «no cuadran» sobre fechas, notas, supuesta falsificación de las firmas, asistencia a las clases, trabajo fin de máster, en fin, todas las informaciones que se ha ido conociendo en las últimas dos semanas. «Denos su palabra de que lo entregó y lo defendió», le ha exigido el socialista.

Un hecho como éste «conlleva serias consecuencias», según Gabilondo

Un hecho como éste «conlleva serias consecuencias», según Gabilondo, que cree que lo que ya está en juego es su credibilidad «y así no se puede ser presidenta». De manera harto críptica, ha agregado que asumirán las responsabilidades parlamentarias que sean necesarias, pero no ha anunciado presentación de moción de censura.

Unos cuarenta alcaldes y portavoces del PP en la Comunidad de Madrid han acompañando este miércoles a la presidenta regional, Cristina Cifuentes, en su comparecencia. Entre los alcaldes que arropan a Cifuentes se encuentran los de Pozuelo, Susana Pérez Quislant; de Villanueva de la Cañada, Luis Partida; de Las Rozas, José de la Uz; de Majadahonda, Narciso de Foxá; de Boadilla del Monte, Antonio González Terol; de Torrejón, Ignacio Vázquez Casavilla; de Tres Cantos, Jesús Moreno, y de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz.

También han acudido a la Asamblea el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; la presidenta del PP de Hortaleza, Inmaculada Sanz; la portavoz en San Sebastián de los Reyes, Lucía Fernández Alonso; y la presidenta del PP Móstoles, Mirina Cortés.