Política

Sánchez explica su alianza con Merkel: más dinero para España y menos migración hacia Alemania

logo
Sánchez explica su alianza con Merkel: más dinero para España y menos migración hacia Alemania

Pedro Sánchez conversa con su ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante el pleno del Congreso este miércoles. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno ha anunciado que España recibirá "más recursos" de la Unión Europea para colaborar con los países de origen y tránsito de la migración. Pedro Sánchez ha defendido la "empatía" con otros países de la Unión Europea que han sufrido una "gran presión" durante la crisis de los refugiados de 2015 como Alemania. Merkel busca ayuda entre sus aliados europeos para salvar su Gobierno de coalición de las exigencias de sus socios bávaros para frenar la 'migración secundaria'. Sánchez aboga por "entender como propios" los problemas de otros países como Alemania en materia migratoria.

El presidente del Gobierno ha explicado hoy las bases de su acuerdo con la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, en materia de migraciones en Europa. En una comparecencia en el Congreso de los Diputados para avanzar la posición española en el Consejo Europeo que se celebra a finales de esta semana en Bruselas, Pedro Sánchez ha aclarado que tras sus conversaciones con ambos, España recibirá «más recursos» para el «diálogo bilateral con los países de origen y de tránsito».

A cambio, España actuará con «empatía» hacia los países que no están en la frontera sur, como Alemania, «que ha sufrido una gran presión durante la crisis migratoria de 2015». En este sentido, «España asumirá sus responsabilidades para evitar que la migración divida y desestabilice la unión», según ha anunciado Sánchez, que ha abogado por «entender los problemas» de otros países europeos «como propios» para evitar que «resuciten viejos fantasmas del pasado».

Sánchez se muestra dispuesto así a colaborar con Merkel para ayudarle a salvar su Gobierno de coalición, en peligro por la exigencia de sus socios de la Unión Socialcristiana bávara (CSU) de frenar la denominada ‘migración secundaria’ entre los países europeos, después de que Alemania recibiera casi 1,3 millones de solicitudes de asilo en 2015 y 2016.

La presidenta alemana lleva semanas buscando apoyo entre sus aliados europeos con el objetivo de frenar el desafío de los conservadores bávaros, que exigen un giro a la derecha en políticas migratorias después de los efectos económicos, políticos y sociales aún por comprobar de la llegada al país de más de un millón de peticionarios de asilo durante la gran crisis de los refugiados en la que Alemania abrió sus puertas principalmente a sirios, afganos e iraquíes.

El jefe del Ejecutivo español también se ha referido a la necesidad de que algunos de estos países que colaboran en el control de los flujos migratorios hacia Europa, como es el caso de Marruecos, necesitan también una mayor financiación. En esta línea, ha destacado cómo el reino alauí ha contribuido de forma «decisiva» y «eficaz» a minimizar el impacto del drama humanitario que supone la salida de pateras hacia las costas españolas.

Por eso España considera «crucial» reforzar la dimensión exterior de la política migratoria en el marco financiero plurianual y saluda el interés de la Comisión Europea con la gestión de las fronteras al incluir en su propuesta de presupuestos para el periodo 2021-2027 un total de 34.900 millones de euros para esta materia.

Pedro Sánchez ha explicado que la decisión de acoger el barco de migrantes Aquarius ha sido «excepcional» y que se ha debido a dos motivos: un compromiso humanitario para evitar una tragedia más a las puertas de Europa y para dar un «aldabonazo» al resto de países de la Unión Europea que optan por «mirar hacia otro lado» en materia migratoria.

Comentar ()