Política

El “hermano presidente Pedro Sánchez” recupera la alianza con Bolivia de Zapatero

Tras años de congelación de relaciones con los Ejecutivos del PP, el presidente del Gobierno recibe el Cóndor de los Andes, la máxima distinción de manos de Evo Morales

logo
El “hermano presidente Pedro Sánchez” recupera la alianza con Bolivia de Zapatero

EFE

Resumen:

Bolivia ha acogido con expectación y grandes honores la visita de Pedro Sánchez, que ha supuesto la vuelta de un presidente del Gobierno español tras 20 años de ausencia en el país. Cuando Evo Morales alcanzó el Gobierno en 2012 inició una alianza con José Luis Rodríguez Zapatero que convirtió a Bolivia en el primer destino de la cooperación exterior española. Tras años de congelación de relaciones con los Ejecutivos del PP, el estado plurinacional de Bolivia ha reconocido al “hermano presidente Pedro Sánchez Pérez Castejón” con la máxima distinción del país: la Orden Nacional del Cóndor de los Andes en el grado de Gran Collar.

Tras su imposición a manos del presidente Morales, Sánchez ha expresado su profunda “emoción” por una condecoración que será un “fiel reflejo alianza entre España y Bolivia”. “El Gobierno de España hará todo lo posible para el progreso, la cohesión y la prosperidad para un país que sentimos próximo y hermano como es Bolivia”,  ha anunciado.

En correspondencia, Morales ha recordado la destacada ayuda del Gobierno español de Zapatero cuando alcanzó el poder hace 12 años. España condonó la deuda de educación con el país andino y facilitó, entre otras ayudas, que todos los municipios contaran con dos ambulancias, evitando caminatas de hasta 4 días a los bolivianos para alcanzar una posta sanitaria cuando estaban enfermos, como el propio presidente boliviano ha relatado ante los periodistas que sufrió durante su niñez.

“Esta visita nos fortalece para seguir trabajando, para tener nuevas relaciones diplomáticas y de cooperación conjunta”, ha asegurado Morales, que ha garantizado la inversión de las empresas españolas en Bolivia y la “superación” de las discrepancias que surgieron con los Ejecutivos del PP por el “proceso constituyente” de Bolivia.

El Gobierno español condonó a Bolivia más de 62 millones de euros de una deuda procedente de créditos del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) en febrero de 2010. El entonces presidente socialista acordó esa medida en septiembre de 2009, durante la visita a España de Evo Morales. Además, bajo su mandato, el Gobierno español convirtió a Bolivia en destinatario principal de Ayuda Oficial al Desarrollo con subvenciones que algunos medios cuantifican en más de 300 millones de euros durante sus dos legislaturas, además de la compra y el envío de 700 ambulancias para las comunidades indígenas.

El ‘Movimiento Al Socialismo’ de Evo Morales ha inspirado algunos postulados de Podemos como la plurinacionalidad, ya que se trata del único país del mundo que se autodefine como tal en su Constitución: Estado Plurinacional de Bolivia. Muchos dirigentes de Podemos han estudiado, trabajado y asesorado al Gobierno boliviano como Íñigo Errejón, que le  dedicó su tesis doctoral, presentada en 2012 y titulada La lucha por la hegemonía durante el primer gobierno del MAS en Bolivia (2006-2009): Un análisis discursivo.

Cambio constitucional para seguir en el poder

A pesar de que la Constitución boliviana limita a dos los mandatos presidenciales y que el Gobierno perdió el referéndum para cambiarla, el Tribunal Constitucional del país ha emitido un controvertido fallo que establece los “derechos políticos” reconocidos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos por encima de la limitación de mandatos para dar cobertura legal a la reelección de Morales. El alto tribunal declaró inconstitucionales las leyes electorales que impiden la perpetuación en el poder de los presidentes. Evo Morales lleva tres mandatos al frente del país, uno con un antiguo régimen constitucional vigente hasta 2009 y dos con la Constitución promulgada durante su Gobierno.

Mientras la oposición boliviana y asociaciones pro derechos humanos impulsan denuncias y recursos en la Justicia internacional para frenar la pretensión de Morales de presentarse a las elecciones generales de 2019, su Gobierno y su partido, MAS (Movimiento al Socialismo), están promoviendo manifestaciones y actos de apoyo por todo el mundo. El pasado 21 de febrero protagonizaron uno de esos actos el ex presidente Zapatero, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el coordinador general de IU, Alberto Garzón.

El estado plurinacional de Bolivia tiene un PIB de 37.782 millones de dólares (95 mundial) y una economía poco diversificada que se basa en los hidrocarburos y la minería. Para conseguir esa diversificación, el Gobierno bolivariano aprobó el Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020, que contempla inversión pública por importe de 48.000 millones de dólares que, a pesar de concentrarse en esos sectores energéticos, pretende sentar las bases para desarrollar otros como el turismo o el sector de infraestructuras de agua.

En 2017, España se situaba en el puesto undécimo de países origen de las importaciones bolivianas mientras que el país andino ocupa el décimoquinto lugar en las exportaciones españolas. Las relaciones bilaterales de Bolivia con España son “cordiales” según el Gobierno, que destaca la cooperación al desarrollo y asistencia financiera de España y la inversión de sus empresas en sectores clave de su economía, la oferta de becas, la acción cultural y la acogida de ciudadanos bolivianos.

También ha habido desarrollos positivos en el ámbito de la colaboración en Naciones Unidas como el apoyo de Bolivia a la candidatura de España al Cosnejo de Seguridad de la ONU en octubre de 2014 y el apoyo a la candidatura española al Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2018-2020.

Las relaciones económicas entre Bolivia y Españ son modestas en el ámbito comercial, si bien es creciente la participación en los principales proyectos de infraestructura del país por parte de empresas españolas. Tradicionalmente, el saldo de la balanza comercial bilateral de España y Bolivia ha sido favorable a España, si bien es cierto que durante los últimos años (208 al 2012) éste ha sido favorable a Bolivia, debido en su mayor parte al incremento de los precios de los minerales y la agricultura.