Política

Personas del entorno de Cospedal le aconsejaron que dejara el escaño para no arrastrar al PP

"Mi única responsabilidad es desligar al partido de cualquier práctica no ejemplar del pasado", dice Casado aunque asegura que la dimisión ha sido "libre y personal"

logo
Personas del entorno de Cospedal le aconsejaron que dejara el escaño para no arrastrar al PP
Casado durante su intervención de este miércoles en el congreso del PPE que se celebra en Helsinki (Finlandia)

Casado durante su intervención de este miércoles en el congreso del PPE que se celebra en Helsinki (Finlandia)

Resumen:

Personas del entorno de María Dolores de Cospedal, entre ellas algunos de los ministros que la apoyaron en las primarias populares, le aconsejaron estos días que dejara el escaño del Congreso de los Diputados para no arrastrar al PP. “Te tienes que ir si eso comienza a ser un problema para el partido. Mide los tiempos y sal con dignidad”, le trasladó uno de sus amigos del anterior Consejo de Ministros, no sin lamentar el modo en que ha abandonado la política una persona “que dio la cara en los momentos más difíciles y que parece que tiene que irse vergonzosamente”.

Contra el temor que albergaban algunos miembros destacados del equipo de Pablo Casado en el sentido de que Juan Ignacio Zoido, Dolors Montserrat, Isabel García Tejerina o Rafael Catalá intentarían “defenderla a muerte, si es necesario, contra el propio líder del PP”, lo cierto es que eran conscientes de lo delicado de la situación, a pesar de insistir Cospedal, tal y como trasladó a algunos de sus interlocutores, que “no había hecho nada impropio”. Otro de los ex ministros indica que “ella ya estaba de salida y esto lo ha acelerado”, pero al final su marcha siempre quedará vinculada a los tratos con un ex comisario hoy en prisión preventiva, a donde ha terminado cuando gobernaba el PP.

Abandonada por Génova y por Rajoy

Cospedal  comenzó a asumir la insostenibilidad de su situación este martes. La que fuera secretaria general del PP, ministra de Defensa y presidenta de la Comunidad de Castilla-La Mancha, fue abandonada a su suerte tras las últimas revelaciones de los “encargos” realizados al ex comisario Villarejo en plena vorágine de la instrucción de la Gürtel. La irrupción de Mariano Rajoy, quien a través de sus entornos negaba cualquier conocimiento de esos trabajos, y el mensaje que lanzó Génova de que Pablo Casado “ni respeta ni acepta” esas prácticas poco menos que de “espionaje” terminaron de empujarla a adelantar los plazos de su marcha.

El hecho de que esta semana no hubiera plenos en el Congreso de los Diputados la exponía menos, pero la próxima semana nada le libraba de volver a ser el foco de atención mediática. Porque si bien el lunes anunció que dejaba el comité ejecutivo del PP, no tenía sentido un abandono a medias y así lo entendían muchos en Génova. Este miércoles comunicó a su jefe de filas su definitiva salida. No le pilló por sorpresa a Pablo Casado, que “aunque no sabía que iba a ser hoy (por ayer), estaba al tanto”.

El anuncio de Cospedal “reventó” la participación de Casado en el congreso del PPE

A Casado le pilló en Helsinki (Finlandia) en el transcurso de un congreso del PPE, su primera gran cita europea. Se trataba de un momento estelar en el que iba a hablar del desafío de la migración en Europa y ver cómo sus socios europeos le aprobaban una moción para condenar el órdago separatista catalán, pero al final todo se lo ha comido la dimisión de la que fuera uno de sus principales apoyos en el XVIII congreso del PP. En declaraciones a la prensa, Casado destacó de la ya dimisionaria su “formidable labor para el partido, para Castilla-La Mancha y para España” y agradeció su decisión “generosa y responsable, pensando antes en el partido que en sus intereses personales” y siempre, “libre y personal”, dijo.

Pero a continuación, y sin abandonar en ningún momento un tono positivo hacia la persona que le garantizó el triunfo en la lucha por el liderazgo del PP, insistió en el mensaje de que “mi única responsabilidad es desligar al partido de cualquier práctica no ejemplar del pasado”.  “Cualquier práctica no ejemplar -ha agregado- va a contar con el rechazo absoluto de esta dirección. Velo por la proporcionalidad y por no ser inquisitorial, pero cuando haya evidencias de las que nos podemos abochornar actuaré con firmeza”, aunque no especificó que éste fuera uno de esos casos.

Su lucha contra Bárcenas

No deja de ser paradójico, sin embargo, que la persona que luchó de forma denonadada contra Luis Bárcenas, al que ganó varios juicios por intromisión a su honor, y que salió en muy buena medida indemne de aquella época frente a otros dirigentes de su partido que han tenido que declarar como testigos en el juicio de la primera etapa de la Gürtel, pague varios años después por unas grabaciones que la vinculan a un más que controvertido comisario y revelan lo que parece el encargo de informes sobre otros compañeros de partido como Javier Arenas. Ella, que dio la cara lunes tras lunes ante la prensa en plena instrucción de la Gürtel mientras otros se ponían de perfil, ha pasado “por uno de sus momentos más difíciles”, dice un amigo.