Política

Miles de extremeños ‘se mojan’ por el tren digno: “España tiene una deuda histórica”

Entre 15.000 y 25.000 manifestantes se han movilizado en Cáceres para denunciar la situación ferroviaria de la región y lanzar un mensaje al Gobierno: "El tiempo se ha agotado"

logo
Miles de extremeños ‘se mojan’ por el tren digno: “España tiene una deuda histórica”
Manifestación por un tren digno en Cáceres.

Manifestación por un tren digno en Cáceres. EP

Resumen:

La ciudad de Cáceres ha sido testigo este domingo de una movilización multitudinaria para reinvidicar, de nuevo, un tren digno para Extremadura.

En concreto, 15.000 personas según los cálculos de la Policía y 25.000 según los organizadores, han salido a la calle desafiando al mal tiempo y a una incesante lluvia que les ha acompañado durante todo el recorrido.

La concentración ha arrancado en la estación de Renfe, donde desde horas antes ya había afluencia de gente que iba llegando en tren, autobús o coche particular. La hora prevista de salida eran las 12:00 del mediodía, que finalmente se ha retrasado 15 minutos y ha transcurrido sin incidencias hasta el Paseo de Cánovas, donde han tenido lugar los actos finales con la lectura de los manifiestos.

Así, pese a la lluvia y a lo largo de 1,3 kilómetros, miles de personas venidas de numerosos puntos de la geografía extremeña -se han fletado más de 150 autobuses gratuitos en la región para facilitar la llegada- han gritado consignas como ‘luego diréis que somos cinco o seis’ o ‘de norte a sur, de oeste a este, tren digno ya cueste lo que cueste’. La marcha ha coincidido con la XIX Edición del Mercado Medieval que cada año acoge a miles de visitantes, lo que han utilizado muchos para bromear sobre la situación del ferrocarril extremeño: “Si quieren conocer el medievo de verdad que monten en nuestros trenes”, ironizaban algunos manifestantes.

Durante la marcha han estado presentes unidades especiales de la Policía Nacional y de la Policía Local, así como un punto avanzado del 112, cuatro ambulancias de Cruz Roja y otras tres del Servicio Extremeño de Salud (SES).

Sobre las 11:15 de la mañana llegaba a la estación de ferrocarril cacereña el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, acompañado de los integrantes del Consejo de Gobierno. Lo ha hecho a bordo de un Talgo procedente de Mérida, que, como ha reconocido el líder regional del PSOE, ha llegado “esta vez” sin retrasos.

Vara ha señalado a los medios presentes que España tiene una “deuda histórica” con Extremadura y que a través  de “nuestro esfuerzo y trabajo” se conseguirán los objetivos marcados por el Pacto del Ferrocarril.

Por su parte, el presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, ha calificado la movilización de Cáceres de “éxito”, al tiempo que ha defendido que los extremeños deben “incrementar la presión y la voz” para que el Gobierno invierta en la región. “Al igual que otras comunidades autónomas como la Valenciana, a la que se han adelantado los plazos de ejecución del Corredor Mediterráneo”, la región extremeña “también se debe tomar en cuenta”, ha señalado en una petición directa al Ministerio que dirige José Luis Ábalos.

En la cabecera han estado presentes, además de Fernández Vara y José Antonio Monago, la alcaldesa de Cáceres (PP), Elena Nevado; representantes de Ciudadanos Extremadura; y miembros de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT.

El manifiesto final del 18N lo han leído la directora del diario HOY, Manuela Martín, y el director de El Periódico de Extremadura, Antonio Cid de Rivera. “¿Dónde está escrito que nos tengamos que conformar con lo que no quiere el resto? No tenemos por qué aguantar este bochorno. Esta se ha convertido en la peor de las humillaciones, y las humillaciones deben terminar”, ha expresado Martín ante los vítores y aplausos de los presentes.

“Cuando se compra un billete de tren en Extremadura hay que encomendarse a todos los santos para que el viaje acabe en tiempo previsto y sin incidencias” algo que “no puede seguir así”. La periodista ha dejado claro que se debe “mantener viva esa reivindicación para que las administraciones que nos han abandonado durante años no tengan la tentación de hacerlo de nuevo” y que “los proyectos guardados en un cajón se conviertan en realidad”. “España tiene una deuda histórica con Extremadura, y el tiempo se ha agotado”, ha zanjado.

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García, ha señalado que “las cifras no son importantes” y ha puesto de relieve el verdadero significado de las manifestaciones ya que “nunca antes el pueblo extremeño había tenido una unidad de acción tan clara por un proyecto regional como por el ferrocarril”.

Ausencia de Podemos

La gran ausencia de la movilización convocada por el Pacto por el Ferrocarril ha sido la de Podemos Extremadura, quienes no han asistido porque, según han asegurado a través de un comunicado, “ha sido orquestada sin ningún tipo de consenso” y porque no se ha contado con el apoyo de las “plataformas sociales que más están luchando”.

La formación morada ha lanzado además un dardo a PP y PSOE al acusarles de querer “instrumentalizar” la reivindicación del tren, quienes están “reproduciendo dinámicas de la más vieja política”. Además, Podemos abandonó hace aproximadamente un mes el pacto por haberse “convertido en un chiringuito del PSOE, totalmente inservible e inútil”.