Política

Sánchez pide "disculpas a la sociedad" por los incidentes y la crispación en el Congreso

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso. EFE

El presidente del Gobierno ha pedido «perdón a la sociedad» este miércoles tras los incidentes y la crispación vivida en el Congreso en la sesión de esta mañana que se ha saldado con la expulsión de Gabriel Rufián y las denuncias del ministro de Exteriores, Josep Borrell, de haber recibido un ‘escupitajo’ de parte de otro diputado de ERC.

«Creo que todos debemos pedir disculpas a la sociedad. Yo, como presidente del Gobierno y por tanto máximo responsable político de nuestro país, lo hago. Pido disculpas a la sociedad», asegura Pedro Sánchez en un mensaje difundido por las redes sociales.

«Hoy en el Congreso se han dicho y hecho cosas terribles. No es la primera vez», lamenta el presidente, que «conmina a sus señorías para que, si bien lo visto hoy en el Congreso no es la primera vez que sucede, sí sea la última». «La Democracia lo agradecerá. Los españoles y españolas de todo signo y condición, también», asegura Sánchez en su mensaje a los españoles.

El presidente muestra «toda su solidaridad con el ministro Borrell, que ha tenido que soportar palabras y gestos inaceptables» y agradece  a la presidenta del Congreso sus palabras y su «defensa de la moderación». A partir de ahí, Sánchez pide una reflexión colectiva a los diputados que «utilizan la palabra para insultar y no para dialogar», porque «con sus actuaciones no solo se descalifican a sí mismos, también socavan la dignidad de una institución tan importante como el Congreso de los Diputados». «Socavan la dignidad misma de la Democracia», asegura.

«El espectáculo presenciado hoy y otros días, sean quienes sean los protagonistas y los responsables, nos afecta a todos y todas», insiste el presidente, que recuerda que la clase política tiene «la más importante y honorable misión que puede tener un ciudadano: representar y defender los intereses del conjunto de la sociedad que vota cada cuatro años para que así lo hagamos». «Debemos estar a la altura. No estarlo significa decepcionar a la ciudadanía», afirma.

En esta línea, Sánchez advierte a la clase política de que no hay nada más peligroso para una democracia que la desafección ciudadana ante sus representantes e instituciones, «y lo sucedido hoy camina en esa dirección».

«Estamos a pocas fechas de la celebración del 40 aniversario de nuestra Constitución. Cuarenta años de democracia, acuerdos y convivencia que sin lugar a dudas han sido los mejores cuarenta años de toda nuestra historia. Hago un llamamiento a todos los representantes políticos para que desde la defensa de los ideales y principios de cada uno, trabajemos para que los debates siempre sean sosegados y constructivos. Los españoles y españolas no se merecen otra cosa», explica el presidente. «La Democracia lo agradecerá. Los españoles y españolas de todo signo y condición, también», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()