Política

El Supremo de Venezuela 'anula' la designación de Guaidó en la Asamblea

El Legislativo, que preside Juan Guaidó, es el poder legítimo según la mayor parte de la comunidad internacional

logo
El Supremo de Venezuela 'anula' la designación de Guaidó en la Asamblea
El magistrado Mendoza anuncia la decisión sobre la Asamblea Nacional.

Mendoza, magistrado del Supremo bolivariano., anuncia la decisión sobre la Asamblea Nacional. EFE

Resumen:

La batalla entre el régimen bolivariano y la oposición, representada en la Asamblea Nacional donde tiene mayoría, se libra esta semana de manera encarnizada en las instituciones. El Tribunal Supremo de Justicia, leal a Maduro, desconoce el nombramiento de su nueva directiva, encabezada por Juan Guaidó.

La nueva directiva asumíó sus cargos el 5 de enero, cinco días antes que el presidente Nicolás Maduro iniciara su segundo mandato. Apenas cuatro presidentes acudieron a la toma de posesión de Maduro. Su segundo mandato ha sido declarado «ilegítimo» por el Grupo de Lima, el Parlamento Europeo y hasta 60 países de la comunidad internacional.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se negó a que Maduro asumiera el cargo en la Asamblea Nacional y tuvo que hacerlo en el Tribunal Supremo de Justicia, leal al líder bolivariano.

Reclama Guaidó que la Asamblea Nacional es el único poder legítimo y está en disposición de asumir el Ejecutivo de forma temporal, si contara con repaldo social, militar y del exterior.

La Constituyente bolivariana convocó las elecciones presidenciales del 20 de mayo, que la oposición rechazó de forma mayoritaria. Maduro ganó pero la abstención fue superior al 54%.

Las elecciones no fueron reconocidas por el Parlamento Europeo, ni por EEUU, Canadá y la mayor parte de los paises latinoamericanos. Estas instituciones han declarado legítima a la Asamblea Nacional y a su junta directiva.

Nada más iniciar su mandato la nueva directiva de la Asamblea Nacional, el Legislativo reconocido como institución legítima por la OEA; el Grupo de Lima o el Parlamento Europeo, denunció que Maduro era «un usurpador».

Guaidó ha convocado a la población, primero a que se exprese en los cabildos, las asambleas ciudadanas, y que acuda a las calles el 23 de enero a secundar su Hoja de Ruta hacia la transición a la democracia. El presidente de la Asamblea Nacional ha buscado el consenso para que la oposición trabaje por un proceso que desemboque en la convocatoria de elecciones libres.

El aislamiento internacional está haciendo mucho daño a Maduro y a sus leales. Por ello, ha puesto en marcha su propia maquinaria institucional.

El magistrado Juan José Mendoza Moreno ha dado a conocer el pronunciamiento de la sala constitucional del TSJ que subraya que las juntas directivas de los años 2017, 2018 y 2019 de la AN son nulas, debido a la «inconstitucionalidad» por omisión del Poder Legislativo Nacional al no haber dictado las medidas indispensables para garantizar el cumplimiento de la Constitución, según informa El Nacional.

«En 2017 esta sala declaró la inconstitucionalidad de la Asamblea Nacional, en consecuencia se anuló el acto parlamentario el 5 de enero de 2017 y se decidió que cualquier actuación será nula», indicó Mendoza.

Explicó el magistrado que la Asamblea Nacional «violenta» los artículos 130, 131, y 132 de la Constitución. «La AN no puede erigirse en Tribunal Supremo de Justicia para declarar una pretendida usurpación».

El jefe de la Asamblea Constituyente de Venezuela (ANC), Diosdado Cabello, anunció el miércoles pasado que los titulares de la Fiscalía y el Supremo le informaron que abrieron una «averiguación formal» tras la controversia entre Nicolás Maduro y la oposición, que no reconoce la legitimidad del nuevo mandato del líder chavista.

«Aquí nadie se desespere, calma, cabeza fría, los que están desesperados son otros, nosotros estamos ganando», dijo Cabello a los simpatizantes del chavismo, en el poder desde 1999.

Los militares tienen la llave

La jornada arrancó en Venezuela con el eco de una incipiente sublevación militar. Un grupo de militares se ha sublevado contra Maduro en San José de Cotiza, un barrio de Caracas. La gente del barrio, al saber lo que habían hecho los militares, salieron a las calles para apoyarles. Según testimonios de los vecinos, las fuerzas bolivarianas utilizaron bombas lacrimógenas para contener la protesta.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ha reiterado que la participación de los militares, «que sufren hambre como el resto de los venezolanos», ha llamado al Ejército a que rompa la cadena de mando y sea leal con la Constitución. La sublevación en el barrio caraqueño indica que hay un descontento soterrado entre los uniformados.

Mientras el régimen bolivariano trata de cubrirse de una legitimidad que pocos le reconocen, la Asamblea Nacional ha dado a conocer más detalles sobre la convocatoria del 23 de enero, cuando se conmemoran los 31 años de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Quienes quieren denunciar a Maduro como un «usurpador» están llamados a manifestarse en las calles de toda Venezuela. También en más de 30 países, entre ellos España,  en el exterior, donde viven muchos venezolanos de esos casi cuatro millones en el exilio.