El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya calienta motores para las movilizaciones feministas del próximo 8 de marzo y este sábado ha acusado a las tres formaciones de derecha que representan PP, Ciudadanos y Vox de pretender hacer de las mujeres «ciudadanas de tercera».

En la clausura de la convención que el Partido Socialista Europeo (PES) celebra desde el viernes en Madrid, Sánchez ha dirigido sus dardos especialmente contra Ciudadanos, un partido que, en su opinión, ya no es ni siquiera liberal y a quienes ve «vacíos de principios y llenos de oportunismo».

Ante la amenaza de que las tres derechas gobiernen y hagan retroceder a España y los derechos de las mujeres, Sánchez ha subrayado la necesidad de que, en las próximas elecciones generales del 28 de abril, no sólo se movilicen los ciudadanos de izquierda, sino la España «cabal y moderada que quiere un país que conquiste su futuro».