El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha respondido este lunes a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que no siente “ningún respeto” por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que los escaños que obtenga su partido en las próximas elecciones generales servirán para favorecer un cambio en el Ejecutivo.

“Para mí no merece ningún respeto una persona que ha sido capaz de pactar con los que quieren liquidar mi país”, ha declarado en una entrevista en la cadena Cope, recogida por Europa Press, cuando le han preguntado por la carta en la que Narbona lamenta que la Ejecutiva de Cs rechace un acuerdo postelectoral con el PSOE y le insta a recapacitar su postura.

Rivera ha defendido que los españoles deben saber antes de ir a votar el 28 de abril que “los escaños de Ciudadanos van a servir para formar un nuevo Gobierno, para un cambio”.

https://www.youtube.com/watch?v=HcOOonEdwl4&feature=youtu.be

Tras señalar que él se metió en política en Cataluña para que a un jefe del Ejecutivo “nunca se le ocurriera sentarse en la mesa con gente como (Quim) Torra”, el presidente de la Generalitat de Cataluña, ha preguntado: “¿Cómo quiere que yo apoye a este señor?”.

La presidenta del PSOE ha enviado una carta al líder de Cs en la que le reprocha su decisión de “priorizar los acuerdos con fuerzas de la extrema derecha”, le acusa de haber “abandonado la sensatez por simple temor a lo que crece a su derecha” y le pide que rectifique sus “preferencias”.

Defensa “a tiempo parcial” de la Constitución

Narbona critica que Rivera haya abandonado la “senda del entendimiento, la sensatez y la lealtad institucional”, que defienda la Constitución “a tiempo parcial”, que emplee “estrategias cortoplacistas” y que “banalice términos como golpismo”. “Es enormemente descorazonador que Ciudadanos haya abandonado esa senda. Ni siquiera el temor a perder votos en el concurrido espacio electoral de la derecha puede justificar que usted invoque los mismos argumentos y consignas que exhiben los extremistas. Consignas contrarias al espíritu del consenso constitucional”, señala la presidenta del PSOE.

Narbona  ha señalado a los periodistas a su llegada que espera una respuesta de Rivera a su misiva, porque, lo contrario, sería de “mala educación”, ha dicho. A lo largo de tres folios, la presidenta socialista avisa al líder de Cs de que la “desesperación nunca es buena consejera en política, mucho menos si viene acompañada de cinismo y falsedades para justificar lo que a usted mismo le debería parecer injustificable: sus preferencias por un entendimiento con la extrema derecha”.

Le transmite su “pesar” por esta decisión, después de que el pasado 18 de febrero la Ejecutiva de Ciudadanos acordara por unanimidad que no habrá ningún pacto postelectoral tras el 28A ni con Pedro Sánchez ni con el PSOE extendiendo así una “suerte de cordón sanitario” para aislar a los socialistas.

No obstante, asegura que el PSOE mantiene su “mano tendida” para conquistar un futuro que exige “más acuerdo y menos vetos”.

Según Narbona, “priorizar los acuerdos con fuerzas de la extrema derecha no solo es imposible de explicar; es imposible de entender viniendo de una organización que se dice a sí misma liberal y europeísta”.

“Ningún partido liberal europeo se prestaría jamás a una estrategia como la que usted sostiene en España. Solo desde el miedo se puede explicar tal incoherencia”, le reprocha y le critica su “enorme irresponsabilidad” al abrir la puerta a la extrema derecha.