Ciudadanos quiere marcar distancias con Vox y el PP de cara a las elecciones generales del 28 de abril. Al menos, en lo que a las políticas de igualdad y derechos LGTBI se refiere. Para ello presentarán este domingo, en vísperas del 8 de Marzo, un decálogo de medidas que reivindican lo que desde el partido naranja llaman su «feminismo liberal».

Los 10 principios que definirán la postura del partido en políticas de Igualdad de la Mujer aspiran a distanciarse tanto del Partido Popular de Pablo Casado, y, sobre todo, de Vox, formaciones con las que se fotografió en la manifestación de Colón del 10 de febrero, pero cuya posición en temas de género incomoda abiertamente a numerosos diputados y diputadas de la formación naranja.

En época preelectoral, en la que las cábalas de los pactos futuros son constantes, Ciudadanos aparece en las quinielas de un posible pacto con Vox, que ha hecho bandera contra la Ley de Violencia de Género y el antifeminismo, así como con el PP de Pablo Casado, que se ha manifestado repetidamente a favor de reformar la ley del aborto, que no considera un derecho. Casado también ha anunciado que propondrá la creación de un ministerio de familia, un tema que ya causó controversia en la negociación para la formación del gobierno andaluz entre PP y Ciudadanos, y PP y Vox. Al final Ciudadanos ganó la pugna y la consejería andaluza pasó a llamarse Consejería de Salud y Familias. La clave de la disputa se simboliza en la «s», que para Ciudadanos era fundamental como defensa de la pluralidad de modelos de familia y diversidad sexual y que, sin embargo, incomodaba a Vox, que reivindica sin tapujos la familia tradicional cristiana.

Será interesante ver si el decálogo que presentará Inés Arrimadas en vísperas del 8-M también pone un cordón sanitario a los partidos machistas

Las reivindicaciones del partido naranja en vísperas del 8-M quieren visibilizar su defensa de la Ley de Violencia de Género, la apuesta por las políticas de conciliación y reducción de la brecha salarial, así como la insistencia de que a la igualdad «se llega por la libertad», una manera de distanciar su feminismo de los postulados anticapitalistas de una parte del movimiento feminista.

Inés Arrimadas, que acaba de anunciar su salto a la política nacional para las elecciones generales, será la encargada de presentar el decálogo feminista en un acto en el que también van a intervenir la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Begoña Villacís, la diputada Marta Rivera de la Cruz, así como Rocío Ruiz, la nueva consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y Lorena Roldán en la Junta de Andalucía, y Lorena Roldán, senadora de Ciudadanos y diputada en el Parlamento catalán. Además, está previsto que participe Albert Rivera, presidente de Ciudadanos.

De Colón la manifestación 8-M

Además de marcar distancias con las propuestas de Vox y del PP de Pablo Casado, que algunas diputadas de Ciudadanos no dudan en calificar de «machistas», la estrategia de Ciudadanos también se muestra crítica con el PSOE. Sobre todo, con Carmen Calvo, con quien han manifestado su discrepancia en repetidas ocasiones, como a que a las víctimas de delitos sexuales haya que creerlas «siempre», tal y como la vicepresidenta del Gobierno reivindicó en el Senado.

Dado que el Gobierno de Pedro Sánchez realizará una huelga institucional el 8-M y ha convertido las políticas de igualdad en una bandera electoral para la campaña electoral, el dilema de las diputadas de Ciudadanos que apoyan la movilización del 8-M es lograr suficiente visibilidad de sus postulados feministas en la manifestación, que como partido apoyan, sin quedar eclipsadas por la estrategia socialista de instrumentalizar el 8-M como reclamo electoral.

El partido naranja confiaba en enero que su gestión en Andalucía en políticas sociales le sirviera para demostrar que en un Gobierno de coalición entre Ciudadanos y el Partido Popular no solo no supone un retroceso en materias de género, sino que aspira a liderar avances efectivos en los derechos de la mujer sin ceder en materias como la Ley de Violencia de Género a los postulados de Vox. Sin embargo, el adelanto de las elecciones generales al 28 de abril no le va a permitir al partido de Albert Rivera materializar la promesa de esos resultados. Y, en campaña, lo que cala son los eslóganes y las imágenes. Como la de Colón.

El PP también está organizando un acto con su candidato a la presidencia, Pablo Casado,  y varias diputadas de la formación para presentar el programa electoral con sus propuestas en materia de igualdad el próximo 7 de marzo, la víspera del Día Internacional de la Mujer. Al día siguiente de la Huelga feminista del 8 de marzo, el líder popular lanzará su propuesta sobre el aborto en un acto en Cartagena.

No le va a ser fácil a Ciudadanos explicar a la parte de sus votantes para los que las políticas de igualdad y la defensa de los derechos LGTBI son importantes, que fotografiarse con Vox en la manifestación por la unidad de España de Colón es compatible con sus postulados feministas.

¿Puede un partido feminista formar Gobierno con una formación que previsiblemente prometrá a sus votantes volver a la ley del aborto de hace 30 años y otro que aspira a derogar la Ley de Violencia de Género tras las elecciones del 28 de abril ? Será interesante ver si el decálogo que presentará Inés Arrimadas en vísperas del 8-M explica si el partido naranja también pone un cordón sanitario a los partidos machistas.