Intercambio de libros en el debate de Atresmedia por el Día del Libro. El encuentro ha comenzado con gran tensión entre el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que este lunes emergió como líder de facto de la oposición. Este martes, el dirigente naranja ha vuelto a abarcar todo el protagonismo de la escena y ha conseguido un cuerpo a cuerpo con el presidente, al que ha regalado su propia tesis doctoral, que estuvo envuelta entre fuertes acusaciones de plagio.

Las primera acusación al presidente de Gobierno ha girado en torno a sus supuestos pactos con el independentismo. Un extremo que Sánchez, visiblemente tenso, se ha dispuesto a rechazar: «Eso es mentira». Como respuesta, Rivera ha tratado de descalificar la palabra del líder socialista, y lo ha hecho con un curioso gesto: «Mire, tengo un libro que usted no ha leído, su tesis doctoral», le ha espetado, provocando la respuesta inmediata de Sánchez.

Los españoles no se merecen que les mienta su presidencia», reprocha Rivera a Sánchez

«Yo tengo otro libro para usted, que es el de [Santiago] Abasacl y [Fernando Sánchez] Dragó», ha aseverado, en referencia a la publicación del líder de Vox. El presidente de Gobierno, en su contraataque, ha llegado a poner el ejemplar del libro en el atril de Rivera y ha tirado de ironía para contrarrestar el efecto de su tesis, un asunto que en el debate de este lunes pasó completamente desapercibido: «Me podía haber avisado y yo le traía el original, hombre»; ha advertido Sánchez, tratando de restar importancia al asunto.

El presidente de Ciudadanos ha continuado con sus referencias a la polémica tesis: «El jefe antiplagio dijo que había un 21% de plagio, ¿eso también es mentira?», se ha preguntado. «No quiere que expliquemos a los españoles que ha pactado con los independentistas, que tiene una tesis de mentira. Los españoles no se merecen que les mienta su presidente».

Rivera, a Iglesias: «¿Va a ser el árbitro?»

Pablo Iglesias ha ejercido de árbitro en el debate pidiendo «no faltar al respeto», y ha advertido que «nuestros espectadores no se merecen que se haya producido este intercambio de libros, aunque sea el día de Sant Jordi». Rivera también ha replicado a Iglesias, al que le ha afeado su postura: «¿Ahora qué va a hacer de árbitro?», le ha preguntado. «Ya ha renunciado usted a ser presidente»; le ha afeado también.

Si no pactó con independentistas, lo de Pedralbes ¿fue una jornada de picnic?»

El presidente del PP ha tratado de ocupar un papel moderado y de presentarse como el garante de la «estabilidad» económica y política del país. En este sentido, ha criticado las alianzas del líder socialista en su llegada a Moncloa. Sánchez, a la defensiva, ha negado la mayor. «Han dicho que he pactad con independentitas. Eso es falso; rotundamente falso», ha zanjado.

La réplica de Casado no se ha hecho esperar. «Entonces lo de Pedralbes qué fue, ¿una jornada de picnic?», ha preguntado, en referencia a la reunión que Sánchez mantuvo con el president de Cataluña, Quim Torra. «Todo el mundo ha visto que estaba pactando con los independentistas y que pactó con Iglesias con toda clase de fotografías», ha reprendido Casado.