El gran triunfador del primer debate electoral previo a los comicios generales de este domingo ha sido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Así lo consideran, al menos, el 60% de las casi 10.000 personas que han votado en la encuesta publicada por El Independiente mientras los candidatos presentaban sus propuestas.

El presidente de la formación naranja consiguió imponerse a Pablo Casado en el duelo personal por convencer al votante de derechas, y planteó un duelo cara a cara con Pedro Sánchez dentro de la dinámica del debate.

De un total de 9.643 votos, Rivera se quedó con el 60% y superó con mucha holgura a sus rivales. De hecho, ninguno consiguió agradar a más del 15% de los votantes que presenciaron el debate, un porcentaje en el que se quedaron Pablo Casado y Pablo Iglesias.

Para los usuarios de El Independiente, el que salió peor parado de la confrontación de propuestas, celebrada en la sede de Radio Televisión Española, fue Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno, dubitativo cuando fue interpelado, no supo salir de las preguntas directas de Iglesias sobre un posible pacto con Ciudadanos, y tampoco tuvo cintura cuando Rivera le acorraló sacando la imagen del encuentro del socialista con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en Pedralbes.

Pese a ser una cita importante, sobre todo debido a que un importante porcentaje de la población todavía no ha decidido el color de su sufragio, el debate no consiguió enganchar a los ciudadanos y fue el menos visto de la historia de la democracia en el que estuvieran implicados aspirantes a Moncloa.

Con apenas 8,8 millones de espectadores, las cifras de audiencias se quedan muy lejos de los millonarios números que consiguieron José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en sus duelos previos a las generales de 2008, con un mano a mano que superó los 13 millones en la ida y que se quedó en 11,9 millones en la vuelta.

Cs revierte la tendencia

Con el triunfo en este primer debate, y a la espera de lo que suceda en el partido de vuelta, Rivera ha conseguido darle la vuelta a la situación de la formación que lidera. Los últimos comicios mostraban una tendencia a la baja de Ciudadanos, algo similar a lo que ocurre con el resto de partidos más allá del PSOE.

Según la media de los siete últimos sondeos, Ciudadanos obtendría 51 escaños, un resultado mejor que los 32 con los que navegó en la última legislatura pero peor que los 56 que, de media, pronosticaban previamente las encuestas.

En lo que coinciden todas ellas es en la victoria de Pedro Sánchez, algo que puede cambiar tras su frío desempeño a la hora de enfrentarse de forma directa frente a sus rivales directos. Se notó que al presidente del Gobierno no le quedó «más remedio» que acudir a un debate en el que la faltó pegada.