Política

Las fugas del PP hacia sus rivales: Bauzá, Henríquez de Luna y, ahora, Garrido

La fuga del ex presidente de la Comunidad de Madrid se suma a la salida de otros populares hacia Ciudadanos y Vox

Presentación de Ángel Garrido como nuevo candidato por Cs en la sede del partido.

Presentación de Ángel Garrido como nuevo candidato por Cs en la sede del partido. EP

Ciudadanos ha dado un golpe de efecto a tan solo cuatro días de las elecciones generales. Y es que la formación ha anunciado este miércoles, ante una amplia sorpresa mediática, que Ángel Garrido pasaría a formar parte de las listas de la formación naranja desvinculándose por completo de los populares de cara a la apertura de urnas.

Según ha anunciado el propio Garrido en la sede de Ciudadanos -y a espaldas de Génova-, el que fuera ex presidente de la Comunidad de Madrid por el PP irá finalmente como número 13 en las listas de los de Rivera para la Asamblea madrileña.

El -ahora- nuevo candidato de Ciudadanos engrosa, así, la lista de candidatos huidos de la formación liderada por Pablo Casado hacia sus rivales en las urnas.

Uno de los primeros nombres que comenzó a sonar en Ciudadanos fue el del ex presidente del Gobierno balear por el PP, José Ramón Bauzá, cuyo fichaje como número tres para la lista al Parlamento Europeo en los comicios del 26 de mayo fue confirmado por el propio Albert Rivera a principios de este mes.

Pero las fugas desde el PP no se quedaron ahí, en este caso a los brazos del partido de Santiago Abascal. Así, el pasado 21 de abril conocíamos que el que fuera ex número dos de Esperanza Aguirre, Íñigo Henríquez de Luna, fichaba por Vox tras caer derrotado ante Almeida y quedarse sin espacio en el nuevo PP por no dar «el perfil», según estimó la nueva dirección de los populares.

Tan solo horas después siguió sus pasos Fernando Martínez Vidal, histórico edil de los populares durante 20 años y conocido por ser el creador del logo del partido. Vidal, al igual que su compañero, anunció que se unía a las listas municipales de Vox tras mostrar su desacuerdo con el puesto que le ofrecía el candidato del PP al Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, que «no se correspondía con todos sus años de servicio municipalista».

Además, a estos nombres habría que sumar, al menos en la intención, el que en su día fue uno de los fichajes estrella de Ciudadanos. Y es que el anuncio de la vinculación de la ex dirigente popular por Castilla y León, Silvia Clemente, a Ciudadanos tan solo 24 horas después de cesar en su anterior cargo cogió también a muchos por sorpresa, después de consumir dos décadas en las filas populares.

Sin embargo, la flagrante incorporación les salió rana a los de Rivera después del polémico episodio de pucherazo vivido en las primarias de Castilla y León, cuando la Comisión de Garantías y Valores de Ciudadanos, atendiendo a la denuncia de irregularidades en la votación presentada por Francisco Igea, anuló los 81 votos que distanciaban al ex diputado de Clemente y que dieron, temporalmente, la victoria a la ex popular. La sonada polémica ha obligado a Clemente a permanecer, al menos de momento, apartada de las listas de Albert Rivera.

Pese a la cada vez más larga lista de huidos de las filas populares, fuentes del partido aseguran que desde la dirección se trata de quitar hierro al asunto, subrayando que este tipo de decisiones daña más al resto de formaciones que al PP.

Comentar ()