La Asociación Nacional del Taxi (Antaxi), una de las principales agrupaciones del sector en Madrid, ha fletado un autobús para pedir el voto para Podemos en las elecciones generales, en las autonómicas y en las regionales que tendrán lugar el próximo mes de mayo.

El taxi madrileño devuelve así el favor a la formación de Pablo Iglesias por todo el apoyo prestado durante su guerra particular contra los servicios VTC como Uber y Cabify. Durante esa batalla, con huelgas y movilizaciones que en Madrid se prolongaron hasta dos semanas, Unidas Podemos fue el único partido que se implicó de forma directa con los manifestantes.

El autobús, debidamente decorado, paseará por las calles madrileñas durante ocho diarias y estará dando vueltas hasta el próximo 24 de mayo. “En las elecciones tú decides quién te mueve… tu taxi de aquí o los paraísos fiscales”, rezan los eslóganes colocados en la carrocería del autobús.

El autobús fletado por los taxistas, a su paso por la sede del PP en la calle Génova. EFE

Entre los mensajes también hay reivindicaciones pidiendo que se cumpla la proporción de una licencia VTC por cada 30 taxis, además de pedir directamente el voto para “mejorar los servicios públicos”, todo ello con letras en color morado sobre un fondo blanco.

La Federación Profesional del Taxi de Madrid, de la que forma parte Antaxi, también ha confirmado que cuentan con 10.000 vinilos de 50×50 que se colocarán en las puertas traseras de los taxis con un mensaje que también pide el voto para Podemos.

Las principales figuras del sector del taxi también han pedido el voto para la formación de izquierdas. Es el caso de Tito Álvarez, uno de los líderes de las protestas en Barcelona, que ha llamado a todos sus compañeros -ahora ex compañeros, ya que él ha dejado la carretera- a poner sus sufragios a nombre de Pablo Iglesias porque es “el voto útil de la gente trabajadora”.

Álvarez está estos días en Sevilla, liderando las protestas de los taxistas hispalenses que piden la salida de los servicios VTC de la ciudad y que ya han amenazado con protestas y movilizaciones en una fecha tan señalada para la urbe como es la Feria de Abril.