Política

El PSOE mantendría Gobierno en Valencia y Vox irrumpiría como cuarta fuerza

Vox irrumpiría con 15 escaños en Valencia según un sondeo de SyM Consulting, mientras que Ciudadanos caería a la sexta posición con entre 7 y 8 escaños

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en el mitin de cierre de campaña de Valencia para las autonómicas y generales.

Ximo Puig y Pedro Sánchez, en el mitin de cierre de campaña de Valencia para las autonómicas y generales. EFE

El PSOE necesitaría otro Pacto del Botànic -que suma actualmente 55 actas- para gobernar en la Comunidad Valenciana. De acuerdo con los resultados de la empresa SyM Consulting para Valencia Plaza, los de Ximo Puig obtendrían una horquilla de entre 24 y 27 escaños; seguido de Compromís -entre 20 y 22-; y PP, que sumaría 20 según este sondeo. Además, Vox se convertiría en cuarta fuerza política con 15 escaños y Ciudadanos se posicionaría en sexta posición en el panorama político valenciano.

La Comunidad Valenciana ha elegido este domingo a sus representantes a las Cortes en coincidencia con los comicios generales. Así, en las provincias de Alicante, Castellón y Valencia y resto de municipios se escogen hoy los 99 diputados que, a su vez, elegirán al presidente de la Generalitat.

Con los resultados finales se conocerá si finalmente se da continuidad al cambio político con la reedición del pacto entre Compromís, PSOE y Podemos; o, por contra, un giro a la andaluza con una mayoría de derechas compuesta por PP, Ciudadanos y Vox que según el sondeo solo suma 44 escaños. Mientras el resto de fuerzas se mantienen respecto a los anteriores comicios, lo más sonado en las autonómicas sería el batacazo de los de Isabel Bonig, que perderían según las primeras encuestas hasta 11 escaños. Ciudadanos acabaría perdiendo entre cinco y seis escaños.

Con estos resultados, Ximo Puig podría ocupar nuevamente la presidencia de la Generalitat, aunque tendría que dar cabida a la formación morada y a la de Mónica Oltra en el Consell para poder hacerlo.

Igual que en el panorama nacional, Ciudadanos y PP no han ocultado su preferencia por una alianza, con Vox ocupando un papel clave en la posible formación de un Gobierno de derechas. Así, de cumplirse los sondeos, el partido de Santiago Abascal podría convertirse en la llave para sumar, pese a las líneas rojas marcadas por Bonig y Cantó a la formación. Vox saldría de las autonómicas con un 14,45% de los votos, una suma obtenida a costa de desangrar a PP y Cs.

A las seis de la tarde ya habían votado el 61,38% del electorado, lo que supone un aumento de participación de siete puntos respecto a mayo de 2015 (54,6%). En la anterior convocatoria electoral, el PP fue primera fuerza política con 31 escaños, seguido de PSPV con 23; Compromís con 19; y Ciudadanos y Podemos, que empataban con 13. También en los anteriores comicios, la participación total fue del 69,56%.

Ximo Puig arriesgó con el adelanto electoral – el primero de la historia de la Comunidad Valenciana- con un objetivo concreto: recuperar los votantes huidos a Podemos aprovechando una mayor participación por su coincidencia con los comicios generales.

Comentar ()