Política La intrahistoria de la reunión en Moncloa

Iglesias pidió a Sánchez la presidencia del Congreso a cambio de la investidura

En una reunión del núcleo duro de Podemos tras la cita monclovita, Rafa Mayoral se promovió para sustituir a Ana Pastor e Irene Montero le paró los pies

logo
Iglesias pidió a Sánchez la presidencia del Congreso a cambio de la investidura
Sánchez iglesias elecciones 10N

Pedro Sánchez recibe a Pablo Iglesias en la Moncloa a comienzos de mayo. EFE

Resumen:

«Sólo hay investidura si nosotros estamos», le dijo el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al jefe del Ejecutivo en funciones en su reunión de Moncloa el pasado martes. Y la forma de «estar», le aclaró, es «en ministerios, con caras reconocibles de Podemos, o cargos institucionales como la presidencia del Congreso». Iglesias es consciente de las resistencias de Pedro Sánchez a darles entrada en el Ejecutivo, pero no está dispuesto a hacerle presidente con sus votos a cambio de nada, señalan en conversación con El Independiente fuentes de la formación morada.

Un cargo para Julio Rodríguez

A la presidencia del Congreso Iglesias sumó la de otros organismos con un fuerte componente social vinculados a cuestiones como el desarrollo, la lucha contra la pobreza o la violencia de género. A pesar de las críticas de los anticapitalistas, que como Teresa Rodríguez, han expresado su oposición a plantear siquiera entrar en el Ejecutivo de la mano de Sánchez, Iglesias parece apostarlo todo a la carta de ocupar cuotas de poder bien político o institucional. Incluso sacó a colación en su cita monclovita el nombre del ex Jemad Julio Rodríguez, al que desea situar en algún sitio tras sus numerosos fiascos electorales. Rodríguez,  responsable de la dirección de Podemos en Madrid, no concurrió a estas legislativas en ninguna candidatura.

Reunión del núcleo duro sin Echenique para analizar la cita en Moncloa

Podemos «va a apostar por la gobernabilidad y las instituciones», aseguran las mismas fuentes consultadas y buena muestra de ello es la reunión que el núcleo duro de Podemos celebró tras la «cumbre» en Moncloa. Se dieron cita el propio Iglesias, Irene Montero, Ione Belarra, Rafa Mayoral, Gloria Elizo y el director de gabinete de Iglesias, Pablo Gentili, entre otros. Muy llamativa fue la ausencia del secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique. Abordaron el resultado de la entrevista con Sánchez, -que Iglesias describió ante la prensa con un esquivo y poco concluyente «estamos de acuerdo en ponernos de acuerdo»-, e incluso saltó la sorpresa cuando uno de ellos se ofreció para asumir la presidencia de la segunda alta institución del Estado tras la Casa de Su Majestad el Rey.

Fue Rafa Mayoral, diputado electo por Madrid y secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Movimientos Sociales de la formación morada. Este ofrecimiento contó con la inmediata negativa de Montero, que le trasladó la imposibilidades de su candidatura así como la apuesta por un perfil que los socialistas puedan aceptar mejor como el de Elizo, actual vicepresidenta cuarta del Congreso, a quien considera mucho más conciliadora que a Mayoral.

«Estamos hablando de todas las posiciones de la Mesa del Congreso», admite Montero

Que Podemos quiere presidir el Congreso si no entra en el Ejecutivo de Sánchez es algo que dejó entrever ayer la propia Montero en una entrevista en la Ser y eso que no quiso ser más explicita porque ahora «toca proteger ese diálogo». Si bien defendió que la prioridad de Podemos es un gobierno de coalición para garantizar la estabilidad de la legislatura y «para cambiar de verdad las cosas», definió la Cámara Baja como «un espacio importante de trabajo» donde favorecer una tarea «rigurosa y seria».

Interrogada precisamente sobre si alguien de Unidas Podemos podría acabar sustituyendo a Ana Pastor, Montero admitió, tras apelar a la «calma y paciencia con la negociación», que «estamos hablando de la composición de la Mesa, obviamente de todas las posiciones de la Mesa, incluida la presidencia. Alguien va a tener que ocupar la presidencia del Congreso», reiteró. «Ustedes estarían encantados», le replicó la periodista Pepa Bueno a lo que respondió que «a eso vamos a darle tiempo».

Constitución del Parlamento el día 21

No deja de ser llamativo que el PSOE haya hecho público el nombre del líder del PSC, Miquel Iceta, para la presidencia del Senado pero, en cambio no haya adelantado quién ocupará la misma responsabilidad en la Cámara Baja. En todo caso, el Parlamento se constituye el 21. Para entonces deben estar despejadas todas las incógnitas respecto a la presidencia y composición de la Mesa, para la que hay que elegir, además, a cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios.

Montero está negociando la composición de la Mesa, donde la izquierda se asegurará la mayoría, con la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Adriana Lastra. En todo caso, el ministro de Fomento en funciones y número dos del PSOE,  José Luis Ábalos, ha defendido que «lo normal» es que la presidencia de la Cámara Baja la ocupe un electo del partido más votado, esto es, del PSOE, aunque calificó de rumores las opciones de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo.

Sea cual sea el reparto de poder entre el PSOE y Podemos si finalmente llegan a un acuerdo para apoyarle en la investidura, los morados «lo van a adornar con el programa, programa, programa de Julio Anguita», ironizan los medios consultados. Lo cierto es que Iglesias no va a tener más remedio que apuntalar a Sánchez ante el riesgo de que éste se vuelva hacia Ciudadanos o amague con una repetición electoral que puede dejar aun más diezmado a Podemos. El disidente Íñigo Errejón, ahora en Más Madrid, ya avisó de que «pedir ministerios nunca ha salido bien».

Comentar ()