Política PODEMOS

Iglesias ficha a un asesor de Lula Da Silva y Dilma Rousseff como jefe de gabinete

El nuevo 'fichaje' desembarcó en España a mediados de enero para ir asumiendo las riendas del gabinete del secretario general

logo
Iglesias ficha a un asesor de Lula Da Silva y Dilma Rousseff como jefe de gabinete

Pablo Gentili y Pablo Iglesias en el programa Fort Apache del líder de Podemos.

Resumen:

Pablo Iglesias ha fichado a un asesor de los ex presidentes brasileños Lula Da Silva y Dilma Roussef como nuevo jefe de gabinete. Pablo Gentili, profesor de la Universidad del Estado de Río de Janeiro y ex secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), desembarcó en España procedente de Argentina a mediados de enero para ir asumiendo las riendas del gabinete del secretario general de forma pausada durante su permiso por paternidad.

La convocatoria de elecciones anticipadas ha frustrado esos planes y Gentili se ha estrenado en el cargo con el arranque de una campaña imprevista que promete sorpresas y en cuya organización empieza a tener protagonismo. En ese sentido, su fichaje enlaza con la inspiración latinoamericana que tuvo Podemos en sus orígenes y pretende relanzar la imagen de una marca desgastada. El jefe de gabinete de Iglesias ha sido asesor de los Gobiernos brasileños en materias como Educación, Memoria Histórica y Derechos Humanos antes de llevar la agenda de Lula Da Silva una vez que abandonó el cargo. Como otros dirigentes de Podemos, Gentili también ha trabajado para otros gobiernos latinoamericanos en Argentina y Colombia.

Desde 2012 a 2018, Gentili fue secretario ejecutivo de CLACSO, entidad que le puso en contacto con dirigentes de Podemos como Juan Carlos Monedero, que ha impartido seminarios para la organización latinoamericana desde hace más de cinco años. En España, el Ayuntamiento de Ada Colau ha sido uno de los patrocinadores de CLACSO, que ha celebrado actos con Gerardo Pisarello y altos cargos del partido como la portavoz parlamentaria Ione Belarra. El profesor argentino, además, ha participado en alguna de las las universidades de verano organizadas por Podemos.

El flamante jefe de gabinete de Iglesias entrevistó a su hoy jefe durante su visita a Argentina para participar en la conmemoración del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, del año pasado. «Nuestro papel fue importante a la hora de utilizar las cajas de herramientas que llevábamos mucho tiempo como militantes de la izquierda española, con ojos latinoamericanos, entusiasmados con los procesos que se vivían en América Latina desde fines de los 90», aseguraba el líder de Podemos para explicar el efecto de la irrupción de su partido en la democracia española. «Nos hemos equivocado algunas veces y no siempre hemos alcanzado los objetivos que nos habíamos propuesto. Pero hemos contribuido a reescribir la historia política contemporánea de nuestro país», aseguró en Página/12.

«Para nosotros, América Latina ha sido un laboratorio político. Es verdad que algunos compañeros han sido capaces de hacer una investigación muy laica de lo que ha significado el peronismo. Un aporte sobre lo popular que era muy difícil de comprender para una izquierda que normalmente se movía en las geografías ideológicas de la Guerra Fría. Sin lugar a duda, en esta comprensión, mucho a ayudado la lectura de la obra de Ernesto Laclau. Hay especialmente dos compañeros que son los peronistas de Podemos: Iñigo Errejón y Rafa Mayoral. Curiosamente, ninguno de los dos es argentino. En sus aproximaciones han llegado a lecturas diferentes a partir de la admiración y del estudio de la articulación política de lo popular en Argentina. Esta visión ha tenido mucha influencia entre nosotros que siempre hemos buscado fórmulas teóricas que nos permitan superar los bloqueos y dificultades de la izquierda tradicional. La escuela argentina ha sido fundamental para nosotros. Te garantizo que yo regreso de este viaje con un pedazo cada vez más grande de Argentina en el corazón y en mi capacidad de comprensión», explicó.

Su relación con Pablo Iglesias se afianzó durante la organización de la ‘contracumbre’ del G-20 en Buenos Aires el pasado mes de noviembre, cuando CLACSO organizó un Foro Mundial del Pensamiento Crítico al que invitó a los ex presidentes de Uruguay, José Mujica; de Brasil, Dilma Rouseff; de Colombia Ernesto Samper; de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, el vicealcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, a Juan Carlos Monedero y al propio líder de Podemos, que finalmente no asistió para participar en la campaña de las elecciones andaluzas. «No nos reunimos para cuestionar lo que se va a discutir en el G20, sino para tratar de recordarles muy humildemente a quienes nos representen que hay soluciones a muchísimos temas que ni siquiera nuestros líderes mundiales están queriendo discutir», declaró entonces Gentili.