Política

La ANC retiene la mayoría absoluta en la Cámara de Barcelona tras el recuento final

La candidatura de Enric Crous mantiene sus cuatro representantes; la liderada por el financiero Carles Tusquets también ha conservado los tres que tenía; y el colectivo feminista 50a50 también se queda con un representante

logo
La ANC retiene la mayoría absoluta en la Cámara de Barcelona tras el recuento final
Cámara de Comercio de Barcelona.

Cámara de Comercio de Barcelona. EFE

Resumen:

La candidatura independentista a la Cámara de Comercio de Barcelona, que lidera la Asamblea Nacional Catalana (ANC), ha retenido la mayoría absoluta en el plenario de esta corporación de derecho público tras el recuento final de votos en los comicios a este organismo, que se produjo en la tarde del lunes.

La ANC, que en el recuento provisional había logrado 32 de los 40 asientos que se eligen por sufragio directo en estos comicios, ha sumado 31 tras el recuento final, ya que ha perdido uno en favor de la candidatura de Ramon Masià, según fuentes conocedoras del recuento final consultadas por Efe.

Por su parte, la candidatura de Enric Crous mantiene sus cuatro representantes y la liderada por el financiero Carles Tusquets también ha conservado los tres que tenía, así como el colectivo feminista 50a50, que trabaja por lograr la igualdad entre hombres y mujeres en instituciones y organizaciones, que también se queda con un representante.

Como el plenario de la Cámara de Comercio está formado por 60 miembros -40 elegidos por sufragio directo, otros 14 designados directamente por las empresas que más dinero aportan a la Cámara y otros 6 a propuesta de las patronales catalanas-, estos 31 asientos dan a la ANC la fuerza suficiente para elegir al presidente de esta institución cuando se constituya el pleno, a finales de junio.

El único cambio con respecto al recuento provisional se ha producido en una de las categorías del epígrafe empresarial 10, dedicado al subsector empresarial de los transportes, el almacenaje y las comunicaciones, ya que el representante de la candidatura independentista, Francesc Cara (81 votos), se ha visto superado por la empresa Cartridges Systems (126 votos), de la candidatura de Ramon Masià, que de esta forma consigue un representante en el plenario.

La Junta Electoral Central, que preside la número dos del departamento de Empresa de la Generalitat, Marta Felip, se ha reunido a lo largo de esta tarde para tomar una decisión sobre 955 votos que no se contabilizaron en el recuento provisional por considerarse sospechosos, ya que procedían de unas pocas direcciones IP.

Finalmente, ha acordado admitir como válidos 304 votos y ha declarado nulos un total de 679, aunque el flujo de votos solo ha provocado un cambio en uno de los epígrafes empresariales.

Así pues, en las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona se han emitido un total de 19.243 votos, lo que supone una participación del 4,55%.

En un comunicado, el departamento de Empresa de la Generalitat ha mostrado esta noche su “satisfacción” por el incremento de la participación en estos comicios y por el “buen funcionamiento” del sistema de voto electrónico, “que no ha registrado ninguna incidencia significativa y ha dotado las elecciones de mayor rigor, transparencia y seguridad”, ha agregado.

La rotunda victoria de la candidatura independentista, impulsada por la ANC, en las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona ha causado sorpresa e inquietud entre las grandes empresas catalanas, puesto que la lista ganadora plantea poner esta corporación “al servicio” de una “república catalana”.

La Cámara de Barcelona, actualmente presidida por Miquel Valls, es un ente clave en el mundo empresarial catalán por ser altavoz de las demandas empresariales, por su influencia en otros organismos como Fira de Barcelona y por los programas y proyectos que gestiona con el apoyo de las diferentes administraciones públicas.

La comunicación de los resultados provisionales de estas elecciones, que se celebraron entre el 2 y el 8 de mayo, generó la semana pasada tiranteces entre los responsables de la Cámara de Comercio de Barcelona y la Generalitat, y prueba de ello es el comunicado que ha hecho público la Cámara esta tarde.

En la nota, la Cámara de Barcelona pedía “rigor” a la Generalitat en el recuento final de votos y solicitaba también “amparo” al “órgano tutelar” -la Generalitat- para evitar dañar la imagen institucional de este organismo.

Una vez concluido el recuento final, una de las incógnitas ahora es si alguna de las candidaturas decidirá impugnar los resultados, en cuyo caso debería presentar un recurso en el plazo de un mes a la Generalitat como ente responsable de la tutela del proceso electoral, aunque este proceso podría luego desembocar en un contencioso-administrativo, según fuentes de la Cámara consultadas por Efe.