Política

Avanzan las negociaciones en Madrid: Almeida y Villacís, con "buena sintonía"

Los candidatos de Cs y PP a la alcaldía de Madrid han tenido la primera reunión formal en el marco del veto expreso a Vox

logo
Avanzan las negociaciones en Madrid: Almeida y Villacís, con "buena sintonía"
Imagen de archivo de Begoña Villacís junto a José Luis Martínez-Almeida

Imagen de archivo de Begoña Villacís junto a José Luis Martínez-Almeida EFE

Resumen:

Los candidatos del PP y de Ciudadanos para presidir el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, se han reunido por primera vez este miércoles para abordar un posible acuerdo que les llevaría a ostentar la alcaldía de la capital con un gobierno de coalición entre ambos.

Tan solo restan diez días para la constitución de la nueva corporación del Ayuntamiento, y fuentes de Ciudadanos apuntan a que las conversaciones entre ambos bloques del centro-derecha avanzan con «buena sintonía» y hablan ya de que será posible «el cambio que pidieron los madrileños el 26-M», lo que alejaría, de facto, los puentes tendidos en reiteradas ocasiones por el PSOE para investir a Begoña Villacís como alcaldesa a cambio de lograr el apoyo de los naranjas para que Ángel Gabilondo se convierta en presidente de la Comunidad.

Se trata de la primera reunión formal en el marco de los comités de pactos de ambas formaciones, aunque los contactos se han mantenido prácticamente constantes después de conocerse los resultados del 26-M por la buena relación que mantienen ambos. En el encuentro, Villacís y Almeida han intercambiado sus documentos programáticos y han dejado encarrilados sus equipos negociadores y, aunque por el momento no hay más citas confirmadas, la intención es continuar a buen ritmo para cerrar el acuerdo antes del 15 de junio.

La cita ha ido «muy bien», al menos a juicio de Martínez-Almeida, quien ha establecido antes de un acto de la AVT en la capital que es necesario «entablar una serie de negociaciones para poder fructificar el cambio el 15 de junio en el Ayuntamiento de Madrid». Pero hay una amenaza que podría dinamitar la coalición Villacís-Almeida, y es Vox, actor necesario para que uno de los dos acceda a la alcaldía y al que los naranjas ya han vetado de las negociaciones, asegurando que solo se sentarán con ellos para «informar» y limitando, también en Madrid, la vía andaluza como única opción.

Por el momento, ninguna de las dos formaciones se ha reunido con el grupo municipal de Vox. Y Ciudadanos, previsiblemente, no lo hará en solitario a no ser que sea para informarles sobre sus acuerdos con su «socio preferente» o para conocer, como afirmó Aguado este miércoles, si finalmente optarán por «bloquear» o por «construir», dada la amenaza manifiesta de los de Santiago Abascal de impedir que gobierne la coalición y dejando en el aire la -pequeña- posibilidad de que Manuela Carmena repitiese en el Palacio de Cibeles.

Sea como fuere, el reloj ya ha comenzado a correr en el fragmentado escenario de pactos, y dentro de diez días, de mantenerse la buena sintonía entre PP y Cs, los partidos deberán acordar qué candidato presentan en el Pleno, que deberá contar con mayoría absoluta -lo que incluye necesariamente a Vox en la ecuación-. A falta de conocer cómo evolucionan las relaciones con la formación, los de ultraderecha podrían dar la sorpresa en la sesión y no apoyar la candidatura que propongan los naranjas y los populares -que podrían llegar a ceder la alcaldía a Villacís a cambio de que Ayuso presida la Comunidad-, en cuyo caso Manuela Carmena sería elegida, de nuevo, alcaldesa de Madrid.

Pero para Ciudadanos, Vox va de farol: «¿Abascal va a hacer alcaldesa a Manuela Carmena? ¿Alguien se lo cree?», se preguntaba ayer Albert Rivera, quien instaba a Vox a dejarse de «pataletas», en referencia a la amenaza manifiesta de Santiago Abascal a su partido, con el foco puesto especialmente en Madrid: «Entre la espada y la pared cojo la espada, independientemente de las consecuencias», manifestaba.