PolíticaTRAS SU REUNIÓN CON PEDRO SÁNCHEZ

Pablo Iglesias renuncia a la coalición y se conforma con un “Gobierno de cooperación”

El líder de Podemos abre la ronda de contactos del presidente de Gobierno, que le propone cooperación en lugar de entrar en el Ejecutivo

logo
Pablo Iglesias renuncia a la coalición y se conforma con un “Gobierno de cooperación”
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso. EFE

Resumen:

De la coalición a la cooperación. Pablo Iglesias ha abierto este martes la ronda de contactos en la que Pedro Sánchez busca apoyos para su investidura. Después de 70 minutos de reunión, el secretario general de Podemos ha manifestado la sintonía con el presidente en funciones y ha señalado que le ha propuesto un “Gobierno de cooperación” en lugar de la coalición que exigía Podemos.

“Para nosotros, los nombres son lo de menos”, ha repetido hasta en cuatro ocasiones Iglesias en su comparecencia posterior, de apenas 8 minutos de duración. “Nosotros seguimos apostando por un gobierno plural, tenga el nombre que tenga”, ha continuado. El dirigente ha restado importancia al “significante” y ha adelantado que no encallará la negociación por este motivo. “Si para el PSOE ponerle un nombre distinto les va bien, a nosotros nos da igual. Lo importante es el contenido, un Gobierno de justicia social”, ha advertido. Además, puesto el acento en su objetivo de que sea un ejecutivo “donde cada uno esté representado proporcionalmente”.

El líder de Podemos ha intentado equiparar la propuesta de la “cooperación” con la coalición, señalando que “un Gobierno conjunto es un Gobierno conjunto. No creo que nadie a estas alturas pensara que un significante iba a estropear una negociación”. Iglesias trata así de maquillar el viraje evidente experimentado en su discurso, por el que hasta ahora ha defendido la coalición como única fórmula posible para un acuerdo, y ha tratado de restar importancia a este cambio: “Sobre los adjetivos calificativos que ponga el PSOE…lo importante son los objetivos, el acuerdo de Gobierno, y estamos caminando en buena dirección”. E

n este punto, ha señalado que han coincidido en que “hay una mayoría progresista en España que quiere vernos poniéndonos de acuerdo”. “Un Gobierno plural, de cooperación, de coalición, de cogobierno o el nombre que se le quiera poner, pero lo importante es que se ponga en acción”. “Tengo la sensación de que Pedro Sánchez no me miente y quiere un Gobierno con nosotros”, ha zanjado.

El líder de Podemos ha señalado que “el tono ha sido positivo” y que “a partir de ahora nos pondremos a trabajar”. Así, ha adelantado que en las próximas reuniones mantendrá más reuniones que se llevarán a cabo “con discreción” y fuera de los focos. En las últimas horas el líder de Podemos había aumentado la presión y ha condicionado la investidura a obtener un puesto en Moncloa, al frente de una vicepresidencia de carácter social. Advertía este mismo lunes que un candidato a la Presidencia “no está dispuesto a quitarse de en medio”. El discurso ha cambiado ahora ostensiblemente, y Podemos trata de maquillar las diferencias entre su entrada en el Gobierno o la “cooperación” gubernamental para salvar sus malos resultados del pasado 28 de abril, donde perdieron 30 diputados.

En los últimos días, los socialistas han enfriado la posibilidad de una coalición recordando a Iglesias de lo limitado de sus fuerzas después de perder 30 diputados en los comicios. “No aceptaremos el chantaje“, advertían desde Ferraz. La suma de los 123 diputados socialistas y los 42 de Podemos se queda lejos de la mayoría absoluta necesaria para gobernar, por lo que el PSOE sólo se ve factible la investidura de Sánchez si puede contar con el apoyo de Ciudadanos en cuestiones vitales como los Presupuestos y gobernar por la vía de la geometría variable.

Con este objetivo se reunirá Pedro Sánchez este martes por la tarde con Albert Rivera (16.30 horas) y Pablo Casado (17.45 horas). Aunque el candidato socialista no pedirá directamente a Pablo Casado y Albert Rivera que sus partidos se abstengan, les pedirá es una “reflexión” para ver si “colaboran” con otro tipo de acuerdos. En esa línea, el PSOE anuncia que actuará con “generosidad”. “No pedimos acatamientos, sino altura de miras y buena disposición por el bien común y el bien de España”, anunció el ministro de Fomento José Luis Ábalos en rueda de prensa este lunes.