Vox ha anunciado este jueves que ha solicitado su ingreso en el grupo político de los Conservadores y Reformistas Europeos (CRE). Por primera vez Vox logró en las pasadas elecciones europeas del 26 de mayo tres eurodiputados: Jorge Buxadé, que era cabeza de lista, Mazaly Aguilar y Hermann Tertsch. Cuando se haga efectivo el Brexit, España ganará cuatro escaños y a Vox le corresponderá uno más. Además, el ingreso de Vox en el CRE provocará una situación sorprendente: compartirán grupo europeo con el N-VA flamenco, el partido nacionalista que ha ejercido como anfitrión de Carles Puigdemont durante toda su estancia en Bélgica.

Vox se ha convertido en una fuerza muy atractiva para los partidos nacionalpopulistas europeos. El líder de la Liga, Matteo Salvini, cuyo sueño es erigirse en el rey del populismo europeo, les había invitado a unirse al grupo que abandera, que se va a llamar Identidad y Democracia.

Regrupación Nacional, liderada en Francia por Marine Le Pen, está en Identidad y Democracia, como se llamará en la nueva legislatura. Alternativa para Alemania, el flamenco Vlaams Belang y los austriacos del FPÖ escucharon el llamamiento de Salvini. Son 73 eurodiputados, el tercer grupo después de populares, socialdemócratas y liberales.

Al partido español que lidera Santiago Abascal le interesa más la fórmula de los conservadores y reformistas, una derecha tradicional, defensora de los valores cristianos, que se sitúa más allá de los populares, donde está el PP español, pero que tampoco se fía del populismo mesiánico de Salvini y Le Pen. Salvini convocó el 18 de mayo una concentración de partidos nacionalpopulistas, a la que ya no asistieron representantes de Vox.

En el grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (CRE) Vox coincide con el Partido Ley y Justicia, en el poder en Polonia, los conservadores británicos, en capa caída y ya de salida, los checos del Partido Democrático Cívico, que lidera Jan Zahradil, el Spitzenkandidat del grupo, y Fratelli d’Italia.

Los Fratelli d’Italia son herederos del posfascista Movimiento Social Italiano. Bajo el liderazgo de Giorgia Meloni, han logrado cinco escaños en el Parlamento Europeo. Sin embargo, el bisnieto del Duce, Caio Mussolini, no ha logrado su sueño de ser eurodiputado. De reciente incorporación en Conservadores y Reformistas Europeos es el Foro por la Democracia de Thierry Baudet, la nueva estrella ascendente de la extrema derecha de los Países Bajos.

También acaban de incorporarse al grupo de Vox el eurodiputado alemán del Partido de la Familia y el griego de Solución Griega. Cuentan con 67 eurodiputados con el ingreso de Vox. Zahradil, que participó el 15 de mayo en el debate a seis de los aspirantes a presidir la Comisión Europea, define al grupo como «eurorealista».

Según la nota hecha pública por la formación de Abascal, Vox «ha decidido integrarse en esta alianza europea tras haber consolidado el compromiso del grupo CRE de que los partidos que lo integran, sin excepción, no interferirán en el orden constitucional, la integridad territorial y la soberanía de los Estados miembros».

A su vez, destaca Vox que  el grupo CRE «se ha comprometido también con el respeto a la autonomía de voto de Vox en aquellas cuestiones centrales de nuestra propuesta: España, la defensa de nuestro mundo rural y las tradiciones culturales o la promoción de la identidad cristiana de Europa».