Política

Errejón quiere concurrir el 10-N en las 17 provincias que reparten siete o más escaños

La estrategia electoral de Más Madrid pasa por presentarse en aquellas circunscripciones en las que se reparten más diputados, con el objeto de superar la barrera del 15% de representación para tener grupo propio en el Congreso

logo
Errejón quiere concurrir el 10-N en las 17 provincias que reparten siete o más escaños

Resumen:

El próximo 10 de noviembre, habrá un partido más en el tablero político. Este domingo y de manera casi unánime, unos 350 militantes y dirigentes dieron luz verde a que el proyecto de Más Madrid entrase en terreno nacional y concurriese a las próximas generales convocadas a raíz del fracaso de las negociaciones entre Unidas Podemos y PSOE.

«Queremos contribuir, venimos a sumar. Ni a dividir ni a restar, venimos a cubrir espacios de abstención», defendía ayer Inés Sabanés ante los presentes en el Centro Cultural Galileo, en el madrileño barrio de Chamberí. Después de la sorpresa y de pasar meses de negativa constante a si quiera abordar la posibilidad de extender la estrategia al ámbito nacional, el foco ahora está puesto en dos puntos: si Íñigo Errejón será finalmente el candidato -se da por descontado tras la negativa de Manuela Carmena de ir de cabeza de lista- y en qué provincias optará a obtener representación.

Y según ha podido confirmar El Independiente con fuentes del entorno de Errejón, Más Madrid se presentará en todas aquellas circunscripciones con siete diputados o más, «sin excepción». Esta decisión implicaría estar presentes en un total de 17 provincias que, siguiendo el reparto de escaños del sistema electoral español, serían las siguientes: Madrid, donde se adjudican 37 escaños; Barcelona, con 32 diputados; Valencia (15); Alicante y Sevilla (12); Málaga (11); Murcia (10); Cádiz (9); Baleares, A Coruña, Las Palmas y Vizcaya, con ocho diputados; y Asturias, Granada, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza, al límite con siete diputados.

Según defendieron el pasado domingo y han venido reiterando este lunes desde la formación, la decisión de presentarse a las generales pasa por la condición de no convertirse en un factor de división a la izquierda. En este sentido, los de Errejón han optado por aquellas provincias donde se reparten más escaños con el objeto de conseguir la máxima representación por territorio, pese a que las primeras informaciones apuntaban a que estarían únicamente presentes en Madrid.

La iniciativa supone un riesgo manifiesto para Podemos, más aún sabiendo que en las autonómicas del 26-M, Más Madrid fagocitó al 70% del electorado morado en la Comunidad de Madrid. De hecho, los de Iglesias basan sus críticas a la decisión del ex dirigente de Podemos en que el salto de Errejón provocará una división en el terreno de la izquierda, que contaría con tres fuerzas importantes. «Perdimos la Alcaldía y la Comunidad de Madrid. Ahora sigue», censuraba Juan Carlos Monedero en su cuenta de Twitter.

El objetivo de Errejón pasa por tener grupo propio en el Congreso de los Diputados, para lo cual necesita recabar al menos el 15% de los votos correspondiente a las provincias en las que presente candidatura. A menos de dos meses de que se abran las urnas, Más Madrid juega a contrarreloj para armar «la maquinaria electoral» que les permita competir al nivel del resto de partidos. Y la reunión de este mismo lunes con Equo para presentar candidaturas conjuntas de cara al 10-N y apartar a los ecologistas de la senda de Podemos ha inaugurado oficialmente los preparativos en la carrera por llegar al Congreso de los Diputados.

Comentar ()