Política

"Montero no cumplió y ahora nos impone unas cargas como responsables de lo que ella hizo"

El consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo, dice que la Junta irá a los tribunales si el Gobierno no da marcha atrás y le impide salir a los mercados para financiarse / “Estamos recibiendo un castigo que no merecemos”, dice a ‘El Independiente’

El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, muestra el presupuesto para 2020 en el Parlamento autonómico.

El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, muestra el presupuesto para 2020 en el Parlamento autonómico. EP

La Junta de Andalucía está decidida a llegar a los tribunales si el Ministerio de Hacienda no da marcha atrás y les impide salir a los mercados a financiarse y le obliga a presentar un plan de ajuste por los incumplimientos en las cuentas elaboradas y ejecutadas por el último Gobierno de Susana Díaz. «Estamos recibiendo un castigo que no merecemos y, evidentemente, vamos a intentar que no se produzca», declara Juan Bravo, consejero de Hacienda, Industria y Energía.

Como ha informado El Independiente, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha comunicado por carta al Gobierno andaluz que no reúne los requisitos para adherirse el próximo año al llamado compartimento Facilidad Financiera -mecanismo adicional de financiación del que pueden beneficiarse las comunidades autónomas que cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y periodo medio de pago a proveedores- y que en consecuencia tendrá que conformarse con el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

El consejero de Hacienda dice que la Junta recurrirá a los tribunales para frenar una medida que Hacienda no aplicaría si gobernara el PSOE

No sólo eso. Hacienda da ahora un mes al Ejecutivo autonómico para que elabore un plan de ajuste que incluya medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y deuda pública y que «sea consistente con su plan económico-financiero», según detalla el secretario general de Financiación Autonómica y Local, Diego Martínez López, en la carta enviada a la Consejería de Hacienda el pasado 5 de diciembre. Ese ajuste tendría que venir por recortes en el gasto social o revirtiendo algunas de las medidas fiscales ya aprobadas por el Gobierno de Moreno Bonilla, como la eliminación del Impuesto de Sociedades y Donaciones.

Madrid fundamenta su decisión en el hecho de que Andalucía no cumplió los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto en 2018. «Ese presupuesto lo elabora y lo ejecuta en gran parte la ministra actual, María Jesús Montero, siendo consejera de Hacienda. Y esa ministra que no cumple hoy nos impone unas cargas a nosotros como responsables de lo que ella hizo. La verdad es que, cuanto menos, genera sorpresa y algo de indignación», añade Bravo.

«Palos en la rueda»

El titular andaluz de Hacienda se muestra «absolutamente» convencido de que Montero no hubiera frenado la salida a los mercados si la comunidad siguiera siendo gobernada por el PSOE, lo que le lleva a calificar de «castigo» la decisión del Ejecutivo central. «En diez meses hemos aprobado tres presupuestos, somos la primera comunidad autónoma que ha elaborado unos presupuestos para 2020 y, además, con déficit cero… Entendemos que estamos haciendo nuestro deber y cumpliendo nuestro compromiso con el Gobierno de España, con lo que deberíamos tener el apoyo y no palos en la rueda como están haciendo», reprocha.

La Junta de Andalucía responderá a la carta de Hacienda tratando de hacerle ver al equipo que dirige María Jesús Montero que no aplique la medida anunciada porque «no es necesaria» en un gobierno «que cumple». De mantenerse el Ministerio en su postura, Bravo anuncia que recurrirán a «cualquier vía», incluida la judicial. «Vamos a defender los intereses no de este gobierno, sino de los andaluces. Son los que se van a ver afectados por esta medida del Gobierno de España», añade.

El consejero considera que el «daño» causado con el anuncio por parte del Ministerio de Hacienda ya «no se va a poder reparar» por la incertidumbre que genera en los potenciales compradores de deuda, al tiempo que establece una analogía entre esta situación y la causada después de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez pusiera fin -medida luego rectificada- a la venta de vehículos de gasóleo: «Solamente una expresión en materia de la venta de coches diesel significó la parada de la venta de los coches».

Comentar ()