El discurso de Montserrat Bassa (ERC) en el que asegura que la gobernabilidad de España importa «un comino», Suárez Illana dando la espalda al diputado de Bildu Oskar Matute, Casado acusando a Sánchez de poner » el futuro en manos de terroristas y golpistas»… La investidura por la mínima de Pedro Sánchez, con 167 votos a favor y 165 en contra, se ha desarrollado sin ausencias de diputados ni sorpresas de última hora. Sin embargo, el tono de esta sesión, al igual que ya ocurriera el sábado, ha sido uno de los más broncos que se recuerdan en una investidura y ha dejado momentos de máxima tensión y crispación en la Cámara.