El eurodiputado de Ciudadanos, Luis Garicano, no formará parte de ninguna de las listas electorales que se enfrentarán en las primarias del partido, ni en la de Inés Arrimadas, pese haber formado parte de la gestora que pilotaba al partido tras la salida de Albert Rivera y pese a haberse convertido en los últimos meses en uno de los dirigentes de confianza de la líder; ni con Francisco Igea, amigo íntimo del economista desde la universidad, con el que comparte algunas impresiones sobre la necesidad de reformas en el partido.

Así lo han comunicado a El Independiente fuentes solventes de la cúpula del partido y ha confirmado él mismo hace unos minutos en la red social Twitter. «Mi objetivo durante estos meses fue siempre unir el partido y recuperar la ilusión», escribía. «No ha sido posible y he decidido no estar en ninguna candidatura», confirmaba.

Según ratifica su entorno, Arrimadas sí le habría ofrecido un puesto cuando ésta se encontraba aún cocinando su incipiente Ejecutiva con la que pretende vencer en la votación del próximo fin de semana, pero él se negó. «Estaba en una situación muy comprometida», reconocen desde la dirección del partido, que aseguran «comprender» las motivaciones que han llevado al eurodiputado a rechazar la oferta. Estas mismas fuentes aseguran que la relación entre ambos dirigentes «es muy buena», aunque reconocen que «también mantiene una muy buena amistad con Paco Igea». «No podía elegir», sentencian.

Desde el ala crítica, fuentes cercanas al vicepresidente de Castilla y León y declarado rival de Inés Arrimadas, Francisco Igea, afirman que éste también esperaba que el eurodiputado concurriese con la candidatura de Ciudadanos Eres Tú, y que así se lo ofreció, pero también lo rechazó. «Ha mantenido bastante neutralidad en este proceso», garantizan, aunque «la amistad entre ambos sigue siendo irrompible».

En este caso dejan la puerta abierta y se comprometen a insistir a Garicano para que se sume al proyecto «cuando ganemos». Su objetivo, aseguran, es que se integre como portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Europeo. Pero para ello, Igea y su equipo deberán superar el desafío de enormes magnitudes que se les presenta en el camino: ganar a Inés Arrimadas y a un equipo fuerte y diverso, en el que ha incluido desde perfiles socialdemócratas a riveristas, pasando por los líderes territoriales de Madrid, Andalucía o Comunidad Valenciana y en el que ha primado el liderazgo femenino.