Política

Madrid empezará a fabricar material sanitario si sigue el "bloqueo" del Gobierno

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha pedido al Gobierno que no centralice porque se forma "cuello de botella" con el reparto de material sanitario

Isabel Díaz Ayuso, en el Consejo de Gobierno de Madrid. EP

En su ya habitual ronda mediática diaria, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha continuado este viernes con el pulso mantenido con el Ministerio que dirige Salvador Illa y ha pedido al Gobierno que no centralice el reparto de recursos sanitarios a las comunidades autónomas, porque «se forma cuello de botella» y «no llegan los materiales suficientes».

En este sentido, Ayuso ha pedido «libertad» para que en la región «podamos seguir nuestros pasos» y ha anunciado que, de continuar el «bloqueo» de material, «vamos a empezar a fabricar material sanitario a todo tren» desde Madrid. La dirigente del PP ha vuelto a subrayar que «hay problemas en las aduanas», pero que el Gobierno sigue defendiendo que «no hay problemas y que no es cierto», por lo que ha mostrado su disposición a tomar cartas en el asunto por su cuenta.

La presidenta regional ha ejemplificado que de las 56.000 mascarillas que tendrían que haber llegado en las últimas 48 horas, sólo el hospital de la Paz consume 36.000. Y ha lanzado un mensaje de tranquilidad, aunque con una amenaza velada: «tenemos plazas y camas de UCI disponibles para la próxima semana», eso sí, «siempre y cuando llegue el material que teníamos comprados».

Desde la declaración del estado de alarma, es competencia del Ejecutivo el reparto de recursos económicos y sanitarios a las autonomías para paliar los efectos de la emergencia sanitaria.

Ayuso envió ayer una misiva al presidente del Gobierno con un desglose «perfectamente calculado» de todo el material urgente que demanda la atención sanitaria madrileña para hacer frente a la crisis. Entre ellos, califica de «crucial» disponer «de todos los test necesarios para detectar al mayor número de infectados posibles» -como mínimo 70.000- además 14 millones de mascarillas, más de 250.000 batas desechables, 586 respiradores o casi 65.000 monos impermeables.

Ayuso explica en la carta que el Estado debe abonar los 377 millones adeudados por la liquidación del IVA de diciembre de 2017, así como los 54 millones de las entregas a cuenta de 2019, en total más de 430 millones de euros que tiene como fin último ayudar a «salvar vidas» y evitar que vuelva a producirse un pico de casos «en 20 días».

Aún queda lo peor

Sin paños calientes, Ayuso ha afirmado que aún queda lo más complicado en cuanto al azote de la crisis del coronavirus, y que Madrid y España deben estar preparadas para «una ola muy difícil» que aún tiene que producirse.

Con todo, Ayuso ha negado que al menos en Madrid, principal foco de la pandemia, se esté siguiendo el ejemplo italiano y se esté priorizando a los enfermos por su esperanza de vida. «Me costa que en la sanidad de Madrid se atiende a todos los pacientes por igual», y ha animado a dejar atrás «bulos» como éste que «llevo días oyendo».

Comentar ()