Política

El Gobierno sitúa el inicio de la epidemia un día después del 8-M en su carta a la OTAN

España pide a la OTAN diverso material sanitario como 550.000 test rápidos, 500 respiradores y 2 millones de mascarillas

logo
El Gobierno sitúa el inicio de la epidemia un día después del 8-M en su carta a la OTAN
La ministra Margarita Robles, en su visita a la sede del Mando de Operaciones en la tarde de este martes.

La ministra Margarita Robles, en su visita a la sede del Mando de Operaciones en la tarde de este martes. M. DEFENSA

Resumen:

El Gobierno de Pedro Sánchez sitúa el inicio de la crisis del coronavirus en España el 9 de marzo, justo un día después de la multitudinaria manifestación del 8-M que congregó a unas 120.000 personas en las principales calles de Madrid. Antes de las marchas feministas, el país contabilizaba ya 589 positivos y 13 compatriotas habían muerto debido al covid-19.

Ésa es la fecha que detalla el Ejecutivo en la carta que ha enviado a la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) para pedirle ayuda a fin de hacer frente a la pandemia y que le envíe diverso material, como mascarillas de diversos tipos, respiradores y test para determinar de forma rápida los positivos.

«Con el fin de prevenir la expansión entre las Fuerzas Armadas y entre la población civil, pedimos a nuestros socios internacionales ayuda para el Ministerio de Defensa de España con asistencia humanitaria», expone la OTAN.

La petición está fechada este lunes y busca que la OTAN le haga llegar diverso material sanitario ante la carencia que sigue existiendo en hospitales, cuerpos policiales, funcionarios de prisiones y residencias de ancianos, entre otros. En la misiva, además, se sitúa el inicio del «desastre» el 9 de marzo y en adelante, justo después de la polémica celebración multitudinaria del 8-M en Madrid.

En concreto, España pide 1,95 millones de mascarillas entre quirúrgicas -mayoritariamente quirúrgicas, pero también de los tipos FFP2 y FFP3-, 500.00 test rápidos y 50.000 de detección PCR, 270.000 pares de guantes, un millar de termómetros infrarrojos, 5.000 máscaras protectoras, 10.000 gafas y medio millar de respiradores.

El día de las marchas feministas, España sumaba ya 589 casos positivos y 13 compatriotas habían muerto ya debido al virus

España es el segundo país europeo donde el covid-19 se ha expandido de forma más rápida y se está cobrando más vidas. Según los últimos datos facilitados por las autoridades sanitarias, se han confirmado ya 39.673 positivos y 2.696 han fallecido tras contagiarse. En Europa, tan sólo Italia arroja unos datos más trágicos: 6.820 defunciones y 69.176 casos.

De otro lado, la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha reunido en la tarde de este martes en la sede del Mando de Operaciones con el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Ángel Villarroya; el secretario de Estado, Ángel Olivares; el Comandante del Mando de Operaciones, el teniente general Fernando López del Pozo, y el general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (GEJUME), Luis Martínez Meijide, para conocer de cerca la evolución de la Operación Balmis de lucha contra el coronavirus.

2.282 militares, 135 localidades…

Según ha informado Defensa en un comunicado, el operativo extraordinario se ha desplegado ya en 135 localidades de diferentes comunidades y en él participan 2.682 militares de los tres ejércitos y de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Presencia en calle y puntos críticos como centrales nucleares, apoyo a los cuerpos policiales, recepción y distribución de material sanitario, labores de desinfección en cerca de 800 instalaciones de diverso tipo (sanitarias, residencias de mayores, aeropuertos y centros penitenciarios, entre otras) y planificación e instalación de hospitales de campaña -como el que se ha habilitado en el recinto ferial Ifema de Madrid– son algunas de las actuaciones que se llevan a cabo.

La previsión a corto y medio plazo es no sólo «mantener el esfuerzo actual», sino incrementar las misiones de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y «seguir aportando todas las capacidades a las necesidades que se soliciten».

Comentar ()