Política

Iglesias reconoce "errores" y dice que tiende la mano a la oposición

María Jesús Montero, que niega que se haya paralizado la actividad económica, señala que "sería una contradicción en sí misma" que el PP no apoyara los decretos

logo
Iglesias reconoce "errores" y dice que tiende la mano a la oposición

Pablo Iglesias. EFE

Resumen:

En la que ha sido su segunda comparecencia ante la prensa desde el estado de alarma por el coronavirus, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha dicho tender la mano a la oposición «para que en estas horas decisivas» aporten sus soluciones «al momento histórico que vive nuestra patria». El patriotismo, ha agregado, «es poner por delante el interés general, defendamos lo común que es el escudo social», ha exhortado en una rueda de prensa junto a la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y la ministra portavoz, María Jesús Montero.

En este sentido, y tras admitir que «habremos hecho cosas mal y cometido errores», Iglesias se hace así eco de las críticas que han arreciado desde los partidos de la oposición, pero no sólo de PP, Ciudadanos o Vox, sino, también, del PNV, lo que compromete el futuro de los decretos a su paso, la próxima semana, por el Congreso de los Diputados Interrogado, precisamente, por las exigencias de dimisión por parte de Santiago Abascal y la petición de un gobierno de concentración, Iglesias ha recordado que el Congreso dio su confianza a Sánchez para que formara gobierno, por lo que «sería una imprudencia entrar en una dinámica de polémicas. Nuestra mano sigue tendida y los ciudadanos juzgarán el papel que tuvo cada uno».

No ha desaprovechado la ocasión para insistir en la idea del «interés general», lo que permite que, «esta vez, salgamos de la crisis protegiendo a la gente», en alusión a cómo se resolvió la de 2008. Así, ha vuelto a incidir en el artículo 128 de la Constitución, que establece que toda la riqueza del país «en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad, está subordinada al interés general» y que, por boca de Iglesias, se ha considerado poco menos que una amenaza tanto en sectores económicos como financieros del país.

Montero se escuda en la falta de tiempo para consultar las medidas que aprueba el Gobierno

Interrogada también Montero sobre las críticas a estos decretos económicos, se ha escudado en los «tiempos vertiginosos» que exigen legislar «a la mayor brevedad», lo que impide abrir periodos de consultas. Pero ha asegurado que el día anterior a la aprobación de los permisos retribuidos, el Gobierno se puso en contacto con los presidentes autonómicos para informarles, lo que se une a otras conversaciones con empresarios y sindicatos.

Niega que el Gobierno haya paralizado la actividad económica, que se mantiene un nivel «basal», idea recurrente, para, después de Semana Santa, recuperar cierta actividad. Se trata, ha dicho, de un decreto ley «razonable», por lo que no se entendería que el PP, «que ha pedido medidas de endurecimiento, incluso de parálisis de la actividad industrial», ahora no apoyara el decreto. «Sería una contradicción en sí misma. Esperamos contar con su apoyo» y para ello los grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos hablarán con el resto de los partidos, pero nada de una cita de Sánchez con el resto de los líderes políticos tal y como ha pedido la presidenta de Cs, Inés Arrimadas..

A continuación, ha explicado Iglesias las medidas en materia de alquiler, que aunque en puridad es una competencia de José Luis Ábalos, se resolvió que fuera Iglesias el que compareciera hoy, después de batallar con el Ministerio Transportes. Unidas Podemos se ha atribuido los capítulos más sociales del decreto que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros.

Ha defendido el decreto aprobado, con un amplio catálogo de medidas, como la forma «de seguir dando seguridad a las personas» ante el impacto de la crisis sanitaria, social y económica, que supone en coronavirus. Es lo que han dado en llamar, el «escudo social», contenido en la Constitución. «Son días de un inmenso dolor. Este virus está siendo especialmente mortífero con las generaciones que nos trajeron la democracia y esos derechos sociales son la mejor garantía de seguridad para proteger a nuestro pueblo», término que ha repetido varias veces.

Iglesias espera poder anunciar, en breve, el ingreso mínimo vital

Hay un nuevo capítulo de garantía de suministros básicos al conjunto de la población, no sólo de los más vulnerables y se amplía la cobertura del bono social a trabajadores despedidos o autónomos que hayan cesado su actividad. Lo más novedoso es una prestación por desempleo a un sector económico normalmente olvidado, el de las empleadas del hogar y otro para trabajadores temporales. En materia de igualdad, proetección a las vñictimas de vbiolencia machista, que podrán ser alojhadas en hoteles para romper el aislamiento con su maltratador.

En definitiva, «es un paquete de medidas muy importantes» que pueden ampliarse en las próximas semanas, pues ha anunciado que su vicepresidencia sigue trabajando junto a Empleo y Seguridad Social «para que el ingreso mínimo vital sea una realidad y lo podamos anunciar aquí lo antes posible».

Comentar ()