La Generalitat ha acreditado hoy un total de 7.097 muertos por coronavirus en Cataluña. Una cifra que prácticamente duplica los 3.855 fallecidos por el Covid-19 en centros hospitalarios, la cifra oficial ofrecida hasta ahora por la Conselleria de Salud, y que resulta de incorporar a esa cifra oficial los datos aportados por las funerarias. De estos casos, 1.810 murieron en residencias geriátricas, 62 en un centro sociosanitario y 456 en su domicilio, según la nota del Govern, que deja 914 defunciones «no clasificables por falta de información».

El último balance en Cataluña acredita además un total de 39.375 positivos confirmados, frente a los 36.505 del martes, y un total de 55.457 «casos posibles» reportados por profesionales sanitarios, según el Govern, a través de la asistencia primaria o la aplicación móvil creada por la Generalitat, pero que no se han sometido a un test rápido ni una prueba PCR para confirmarlo. En total, 91.962 enfermos de Covid-19 tratados por el sistema sanitario catalán.

La cifra de fallecidos es fruto de un nuevo sistema de recuento, advertido previamente por la Conselleria de Salud, que hoy por primera vez ha ofrecido los datos agregados de todos los fallecidos en Cataluña aportados por las funerarias. Se trata de personas fallecidas en residencias o en sus domicilios, que ahora se suman a la cifra de fallecidos en los hospitales.

Nuevo pico de contagios

Los datos de este miércoles muestran además al mayor número de nuevos contagios acreditados en Cataluña con test diagnóstico desde el inicio de la pandemia, 2.870 nuevos casos acreditados. Este martes ya se produjo un repunte en los nuevos contagios, con 1.308 infectados, después de que los días festivos de Semana Santa se saldaran con crecimientos por debajo del millar -471 el lunes y 699 el domingo de Pascua-.

Pero la cifra de este miércoles, que muy probablemente responda a los casos no diagnosticados durante los cuatro festivos de Semana Santa, es el pico de mayor aumento de contagios desde el inicio de la crisis sanitaria. El máximo, hasta ahora, lo fijaban los 2.616 nuevos contagios del 30 de marzo. Desde entonces no se habían superado los 1.500 nuevos contagios en Cataluña.

«No son datos comparables», advierte la Conselleria

Hasta este martes, la cifra oficial de muertos por Covid-19 en Cataluña era de 3.756. La Generalitat reportó ayer además 1.898 ancianos fallecidos por Covid-19 según las propias residencias y centros sociosanitarios, pero esta cifra no se puede sumar a la anterior, porque engloba a los residentes fallecidos en las propias residencias y aquellos que habían sido derivados a hospitales y perecieron allí, según explica la Conselleria.

«Esta mejora en la exhaustividad del recuento de las defunciones por coronavirus comportará, a partir de hoy, un aumento evidente de este número de defunciones» ha advertido el Departamento de Salud. Por tanto, añaden, «cualquier comparativa con datos anteriores no será ajustada a la realidad y cualquier interpretación en base a ellas corre el riesgo de ser errónea».

La Conselleria aprobó la semana pasada una orden que obliga a todas las funerarias catalanas a remitir a diario todos los fallecidos por Covid-19 en residencias y domicilios, una información que incluye el nombre, sexo, edad y fecha de defunción. El Departamento enlaza estos datos con la historia clínica de cada difunto, para elaborar un mapa diario sobre la difusión de la enfermedad.