Política

Mamparas, teletrabajo y recreo por turnos: Madrid se prepara para la desescalada

El Gobierno regional ha elaborado un borrador inicial para abordar el plan de desconfinamiento en la región, que estará coordinado por un comité de desescalada dirigido por la Consejería de Sanidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

Madrid ya cuenta con las primeras pautas para salir progresivamente del confinamiento. Aunque se trata de un primer borrador interno remitido a las diferentes consejerías regionales, Isabel Díaz Ayuso ha puesto en marcha un comité de desescalado dirigido por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que ha elaborado un primer documento para «proteger la salud de los ciudadanos y reducir el riesgo de nuevos brotes de Covid-19» en la región.

Dentro de su particular estrategia para afrontar la fase de desescalada, la Comunidad de Madrid plantea llevar a cabo una vuelta a la normalidad post-coronavirus por fases, si bien en todas ellas deberán primar una serie de pautas generales, como mantener el distanciamiento social de dos metros o el uso de mascarillas en lugares concurridos, sin definir por el momento más detalles de su implantación.

Como «puntos de partida en los que comenzar a trabajar», la Comunidad de Madrid ha incidido en que se incentivará el uso del vehículo privado y del transporte en bicicleta y, cuando no sea posible y se opte por el transporte público, el Gobierno regional trabaja en el incremento de frecuencias «para minimizar la densidad de viajeros», así como en un plan de limpieza y desinfección de los vehículos.

Fomentar el teletrabajo se erige como otro de los puntos claves del borrador de desescalado inicial, al tiempo que se insta a las empresas a implementar «horarios escalonados» para evitar las aglomeraciones en horas punta.

Respecto a la restauración y apertura de negocios, el Gobierno regional incide en que se atenderá a una «apertura escalonada» comenzando por los pequeños negocios, donde se implantará un aforo máximo para garantizar las medidas de distanciamiento social. Esta pauta se hará extensible a bares y restaurantes, donde se estudia la instalación de mamparas y la aplicación de horarios de actividad restringidos para frenar posibles rebrotes de la enfermedad. En el ámbito educativo se trabajará la opción de que haya varios turnos tanto en los recreos como en los comedores escolares.

Se trata de un primer guion sobre el que la región espera empezar a trabajar para activar la desescalada en los próximos días, unas medidas que se tomarán en función de la «evolución epidemiológica» y que irán «en concordancia con las directrices marcadas por el Estado». Por el momento, el Ejecutivo madrileño no se ha citado con las diferentes consejerías para que hagan sus aportaciones al plan regional inicial.

Este mismo lunes, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, participa en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, en que el Ministerio de Sanidad estudiará las pautas de desconfinamiento de las diferentes comunidades autónomas de cara a la presentación este martes del plan de desescalada nacional del Ejecutivo. Fuentes del Gobierno regional indican que hay que hacer una distinción entre «lo que se trabaje con el Ministerio de Sanidad» y las pautas adoptadas dentro de la comunidad autónoma «con los diferentes sectores afectados», que se irá definiendo en los próximos días.

Comentar ()