Política

La reacción de las CCAA: del respeto de Castilla-La Mancha al cabreo de Andalucía

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. EP

Los criterios adoptados por el Ministerio de Sanidad para determinar qué territorios avanzan en las fases de desescalada han provocado la reacción inmediata de los gobiernos autonómicos. La mayor parte ha mostrado respeto hacia la decisión anunciada por el director del Comité Técnico, Fernando Simón. Pero otras autonomías, con Andalucía a la cabeza, han criticado con dureza el veto para algunas zonas.

El presidente de la Junta andaluza, Juanma Moreno, ha anunciado este viernes que pedirá al Gobierno central que se «revise» la decisión de dejar a las provincias de Granada y Málaga al completo en la Fase cero, de manera que a partir del lunes no estarán en Fase 1 del desconfinamiento, en la que sí entrarán las otras seis provincias andaluzas.

Así se ha pronunciado Moreno, en su cuenta en Twitter después de que el Ministerio de Sanidad, en el marco de la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) celebrado este viernes, haya autorizado que seis de las ocho provincias andaluzas -Almería, Cádiz, Sevilla, Córdoba, Jaén y Huelva- pasen desde el próximo lunes, 11 de mayo, a la Fase 1 del plan de desconfinamiento diseñado por la crisis del coronavirus, mientras que las de Málaga y Granada seguirán por el momento en la Fase cero, pese a que la Junta propuso que pasaran a la Fase 1, salvo determinadas zonas en ambas provincias muy concretas.

«El mapa de Andalucía debería estar pintado del color de la Fase 1 [azul más claro]», según ha dicho Moreno, para quien es difícil de entender que en otras comunidades se permita una desescalada por distritos sanitarios y en Andalucía no.

Por ello, el presidente de la Junta ha anunciado que pedirá «que se revise esa decisión» y se aplique a Andalucía «el mismo criterio que a los demás».

A su vez, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Ciudadanos), ha criticado este viernes la decisión «arbitaria» del Ministerio de Sanidad para dejar a las provincias de Málaga y Granada fuera de la Fase 1 de desescalada al aplicar en Andalucía el criterio de provincia mientras en otros territorios sí ha admitido el distrito sanitario que planteaba en su propuesta el Gobierno andaluz.

Aguado pide a los autónomos de Madrid que aguanten

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, también ha lamentado este viernes que el Gobierno central haya rechazado a la Comunidad de Madrid entrar en la Fase 1 de la desescalada y ha pedido a los «miles» de autónomos, bares y pequeños comercios que no podrán abrir la semana que viene que aguanten.

No obstante, la Comunidad de Madrid volverá a presentar la semana que viene una propuesta para entrar en la Fase 1 para el lunes 18 de mayo.

«Lamento que el Gobierno no nos autorice a pasar a la Fase 1. Eso supone que miles de autónomos, bares y pequeños comercios no podréis abrir este lunes. Sé que vuestra situación es crítica. Os ruego que aguantéis. Volveremos a solicitarlo para el próximo 18 de mayo», ha escrito Aguado a este respecto en su cuenta de Twitter.

El PSOE ha compartido un tuit en el que asegura que «la vida y la salud de los madrileños y madrileñas es lo primero», y han agregado que «por delante de cálculos partidistas, economistas o propagandistas, está la seguridad».

Castilla-La Mancha asume la decisión

El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, se ha mostrado «moderadamente satisfecho» por la decisión del Ministerio de Sanidad de que sean solo las provincias de Guadalajara y Cuenca las que pasen a la Fase 1 de desescalada a partir del próximo lunes, calificando la postura ministerial de «más conservadora» que la idea inicial de la Comunidad Autónoma y confiando en que Albacete, Ciudad Real y Toledo se sumen a la siguiente fase con una semana de retraso, el lunes 18 de mayo.

En rueda de prensa, Fernández Sanz ha recalcado que las provincias que se quedan en Fase 0 son las más pobladas y las que más núcleos poblacionales grandes tienen de la región, apuntando que en la zona central de La Mancha se han sufrido los mayores focos.

Sin «afán de triunfalismo», ha compartido que los datos son «buenos» a tenor de los antecedentes. «Es verdad que nos han hecho incorporar datos de más atrás para hacer valoración más a largo plazo y pensar en el futuro».

A lo largo de este viernes, ha proseguido el responsable de Sanidad castellanomanchego se han valorado datos «más allá de los rangos» iniciales, y eso ha hecho optar por dejar a tres provincias en Fase 0.

De cara al trabajo de los próximos días, ha pedido «manejar y revisar los datos con más tranquilidad», siempre con la esperanza de pasar de fase el siguiente lunes.

«Tenemos la seguridad de que todos vamos a seguir manteniendo nuestra responsabilidad. Pediremos a las cinco provincias que sigamos en el mismo afán», ha rematado.

Extremadura pide «mucha prudencia»

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha pedido «mucha prudencia» ante el inicio de la Fase 1 de la desescalada el próximo lunes, 11 de mayo, en Extremadura, sobre la que también ha reclamado «mucha humildad».

«Nadie es mejor que nadie. Los que hemos progresado no somos mejores que los que no», ha señalado Fernández Vara en la noche de este viernes tras conocerse que Extremadura y otras diez comunidades iniciarán el próximo 11 de mayo la Fase 1 de la desescalada, mientras que otras lo harán parcialmente, y Madrid continuará en la Fase cero.

Ante esta situación, el dirigente socialista extremeño ha reafirmado, a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, que «ya está bien de tonterías», y ha asegurado que le «escandalizan los que presumen de progresar».

Fernández Vara ha señalado que se siente «muy cerca de los que no lo han podido hacer», en relación al avance de fase de la desescalada, y les ha mandado su ánimo en que «lo harán pronto».

Chivite: «Navarra está preparada para avanzar»

La presidenta del Gobierno foral, María Chivite, ha afirmado que «Navarra está preparada para avanzar» tras conocerse que la comunidad pasará, a partir de este lunes, 11 de mayo, a la Fase 1 de la desescalada. En este sentido, ha destacado que, con la nueva Fase, «vamos a notar más vida en nuestras calles» y ha llamado a la «prudencia» y a «no caer en un exceso de confianza».

En una rueda de prensa, en la que ha estado acompañada por la consejera de Salud, Santos Induráin, Chivite ha felicitado a los profesionales del Servicio Navarro de Salud «por todo el trabajo realizado» y ha subrayado que en la decisión del Ministerio «se ha valorado nuestra situación, capacidad del sistema sanitario y la posible respuesta a nuevos brotes».

Igualmente, ha puesto en valor el «esfuerzo» de los profesionales, las empresas «que han adecuado a la nueva situación» así como el «esfuerzo colectivo de la ciudadanía». Y ha remarcado que «todo este trabajo tiene que seguir igual», por lo que ha apelado a mantener las medidas de distancia e higiene que «minimicen el riesgo de nuevos brotes».

En este sentido, ha subrayado que el paso de Navarra a la Fase 1 «depende de la responsabilidad individual de cada uno de nosotros» y ha manifestado que la desescalada se va a regir por la «prudencia y la prevención».

La Generalitat Valenciana pide una revisión «cuanto antes»

El ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, ha reclamado que se estudie de nuevo el plan presentado por la Comunitat Valenciana para pasar en conjunto a la Fase 1 del desconfinamiento «para revisar cuanto antes la decisión».

En un mensaje en redes sociales, tras conocerse que solo diez departamentos de esta autonomía avanzan en la desescalada, el dirigente autonómico ha recalcado: «No compartimos la decisión del Ministerio de Sanidad».

«Hemos justificado con criterios técnicos las condiciones para que toda la Comunitat Valenciana debía pasar a Fase 1 para proteger a la sociedad valenciana», ha subrayado el también líder de los socialistas valencianos.

El vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau, también ha reaccionado y ha manifestado: «La vida y la salud de las personas tienen que estar siempre en el centro de las decisiones políticas».

En un tuit, Dalmau (Unides Podem) ha indicado: «Varios departamentos de la Comunitat Valenciana intensificarán la desescalada a partir del lunes. Otros tendrán que ir más despacio».

Por su parte, el jefe de Gabinete del presidente de las Cortes Valencianas, Lluis Miquel Campos, ha indicado en su cuenta de Twitter que el hecho de que la Comunidad Valenciana no pase a la Fase 1 el lunes «es muy desmotivador por el esfuerzo mostrado en todos los sentidos».

«Hoy es un día triste para los que han cumplido. Madrid es mucho Madrid. Lo pagamos otros su fracaso», ha afirmado Campos citando un tuit de Adriana Lastra, en el que cargaba contra la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. «Ayuso pretendía que el Gobierno de España diese por bueno lo que ni ella ni nadie de su equipo se atrevieron a firmar», ha dicho la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados.

País Vasco: «Una oportunidad para avanzar»

El Gobierno Vasco ha señalado que el pase de Euskadi en su conjunto a la Fase 1 de la desescalada es «fruto de trabajo de muchos meses» gracias al cual se ha sido capaz de «frenar la pandemia». Asimismo, ha considerado que supone «una oportunidad para avanzar en la necesaria convivencia con el virus».

El Ministerio de Sanidad ha anunciado este viernes que tanto Vizcaya, como Álava y Guipúzcoa pasarán desde el próximo lunes a la Fase 1 de la desescalada al cumplir con los requisitos exigidos, lo que permitirá flexibilizar algunas de las restricciones establecidas por el estado de alarma.

Una vez conocida la noticia, el Gobierno Vasco ha valorado la decisión y la ha considerado «una oportunidad para avanzar en la necesaria convivencia con el virus».

Tras señalar que se trata de una «buena noticia» que viene a apoyar el esfuerzo y responsabilidad de la ciudadanía vasca, así como que la propuesta realizada por el Ejecutivo Vasco es «adecuada y de calidad», el Ejecutivo ha subrayado que este paso es «fruto de trabajo de muchos meses en lo que Euskadi ha sido capaz de frenar la pandemia y de desarrollar un planteamiento de vuelta a la normalidad».

Sin embargo, ha advertido de que es preciso, «ahora más que nunca, mantener la cautela y seguir las recomendaciones de prevención». Por último, ha anunciado que en la rueda de prensa que mañana sábado celebrarán las consejeras Nekane Murga y Arantxa Tapia ofrecerán más detalles del proceso de desescalada.

Revilla, «contento»

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC) se ha mostrado «contento» de que el Ministerio de Sanidad haya autorizado a la comunidad a pasar a partir del lunes, 11 de mayo, a la fase I de la desescalada, una noticia que, según ha dicho, era la «esperada» y «de justicia».

Revilla ha asegurado que en Cantabria están «pendientes de conocer» otros detalles sobre las peticiones realizadas por la comunidad para que se adelantaran a la fase I algunas de las medidas previstas para otras. «De momento, no nos han adelantado nada», ha dicho.

Así, por ejemplo, se había pedido por parte del Gobierno de Cantabria que se permitiera en la comunidad actividades como la pesca deportiva, jugar a los bolos o al golf o los mercadillos al aire libre.

También había solicitado que se permitiera la reapertura controlada de instalaciones turísticas, en concreto la cueva de El Soplao (fase 2) y el teleférico de Fuente Dé y el Parque de la Naturaleza de Cabárceno (fase 3).

Pedía que se permitiera el reinicio de algunas actividades económicas, como la reapertura de concesionarios, talleres de coche e ITVs con cita previa.

Feijóo pide «no relajarse»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, saluda que el Ministerio de Sanidad haya determinado que la comunidad gallega pase la fase 1 del proceso de desescalada.

Tras el anuncio de Sanidad, el titular del Gobierno gallego ha publicado un tweet en el que considera que esta decisión supone «un estímulo para todos».

En este sentido, el presidente gallego ha manifestado: «Galicia pasa a la fase 1 y es un estímulo para todos que hay que agradecer especialmente a los profesionales sanitarios. Pero no debemos relajarnos. Al contrario: tenemos que redoblar prudencia y responsabilidad individual por el bien de todos. #Sentidiño».

Así se ha expresado al cierre de una jornada en la que la ciudadanía gallega ya sabe que a partir del lunes podrá realizar actividades que hasta ahora estaban prohibidas para todos.

Te puede interesar

Comentar ()