Economía | Política

La gran banca aumenta sus ingresos por comisiones un 3,6% pese a la caída de los márgenes

La AEAT permitirá pagar impuestos con tarjeta de crédito.

Europa Press

Las cosas no han sido fáciles este trimestre, pero los bancos han logrado mantener el tipo. Las grandes entidades españolas han conseguido, en conjunto, aumentar sus comisiones netas un 3,6%, lo que ha dado un respiro a sus márgenes de intereses, ya considerablemente estrechos antes de la crisis del Covid-19 por los tipos bajos.

Los seis bancos más grandes del país, los que cotizan en el Ibex 35, cerraron el primer semestre con 3.632 millones de euros en comisiones netas, lo que supone un importe un 3,6% más alto que el registrado en los seis primeros meses de 2019. Todo a pesar de que ha sido uno de los peores semestres de su historia, en el que han visto caer su beneficio más de un 10%, y que supone el anticipo a meses muy complicados.

Por lo general, las comisiones relacionadas con el negocio mayorista han salvado las cuentas de las entidades, debido a que su negocio en este segmento se ha visto impulsado por las necesidades de financiación de las empresas afectadas por las consecuencias económicas de la pandemia. La mayor actividad en este segmento contrarresta la caída en el uso de las de tarjetas y otros productos que se vieron penalizados por la paralización de la actividad que trajo el confinamiento.

Esta dinámica tuvo lugar en Bankia, la entidad que más vio sus comisiones crecer en el semestre, con un avance del 9,5%, hasta los 584 millones de euros. El banco achaca este buen comportamiento a la mejora de las comisiones del negocio mayorista frente a la caída en las de tarjetas y las de cambio de divisas. Su margen de intereses, con todo, cayó un 9,4%.

Por detrás, BBVA aumentó sus ingresos por comisiones un 7,4% en el primer semestre respecto al año anterior, muy apoyadas en las comisiones de gestión de activos y a las generadas por las operaciones de banca corporativa, como explica el propio banco en su informe financiero. Pese al entorno complejo, su margen de intereses creció un 1,7%, algo que la entidad achaca a los menores costes de financiación.

En la misma línea, los ingresos por comisiones crecieron un 5,5% en Bankinter, hasta 244 millones de euros, gracias especialmente a la gestión de activos y el negocio de valores. Las comisiones suponen el 28% del margen bruto del banco, que aumentó un 7,6%, mientras que el de intereses cayó un 1%.

En cuanto a CaixaBank, las comisiones netas aumentaron un 1,5%, hasta 1.266 millones de euros, debido al impulso de las de banca mayorista (+55%), que compensaron con creces la caída en las de comercialización de seguros (-11,3%). Las comisiones de fondos de inversión, carteras y sicavs avanzaron un 4,3%, mientras que las de gestión de planes de pensiones lo hicieron un 2,6%. Su margen de intereses se impulsó de modo similar a las comisiones, un 1,2%.

Santander y Sabadell caen

La tónica fue diferente en Santander y Sabadell, donde los ingresos por comisiones cayeron un 5,5% y un 3%, respectivamente. En la primera entidad culpan a la situación económica, que penalizó esta rúbrica más que al resto debido a una menor transaccionalidad de los clientes. Su margen de intereses, de hecho, cayó un 8%.

Por su parte, Sabadell, cuyo margen de intereses se redujo un 4,3% en el primer semestre respecto al año anterior sin tener en cuenta el negocio británico de TSB, también achaca la caída a la situación macro y a la reducción de los volúmenes de uso de tarjetas.

Este crecimiento en los ingresos por comisiones da un pequeño respiro a los bancos españoles, que afrontan desde antes de la pandemia un entorno hostil por los bajos tipos de interés, cuyo horizonte está lleno de nubarrones. A los ya estrechos márgenes les esperan meses aún más difíciles, por lo que deberán ser capaces de mantener esta dinámica.

Comentar ()