Política

Rufián anuncia que la mesa de diálogo con Cataluña se reunirá a mediados de septiembre

PSOE y ERC dejan la pelota en tejado del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que deberá decidir si retoma o no el diálogo con el Estado

Gabriel Rufián y Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa. EP

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha acordado en su reunión de esta mañana con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, convocar la mesa de diálogo con Cataluña «a mediados de septiembre», según ha anunciado el dirigente republicano en rueda de prensa al término de su cita en Moncloa. PSOE y ERC dejan así la pelota en el tejado del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que será quien determine si decide retomar o no el diálogo con el Estado.

Desde hace días, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha venido expresando la predisposición del Gobierno a que se celebre este encuentro, aunque instó a los socios del Govern a resolver primero sus diferencias antes de sentarse en una mesa con el Ejecutivo. Por su parte, el president ya avanzó que sólo se retomaría el diálogo con Sánchez en caso de que las líneas maestras de la negociación pasasen por la «amnistía» y el «referéndum» de autodeterminación, una vía que evita transitar Moncloa. Rufián, aunque ha coincidido en las premisas planteadas por JxCat, ha moderado su posición abriéndose a «escuchar las propuestas políticas» que tenga que hacer el Gobierno de Pedro Sánchez para «la resolución del conflicto político en Cataluña».

El presidente del Gobierno abordaba en la mañana de este jueves la segunda ronda de contactos con los líderes de todas las formaciones políticas, después de que este miércoles se reuniese con el jefe de la oposición, Pablo Casado, y con la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con la que consiguió cerrar un principio de acuerdo de cara a negociar los Presupuestos Generales del Estado.

Precisamente, en cuanto a la aprobación de las cuentas públicas no ha habido acercamiento alguno entre Rufián y Sánchez. El portavoz de Esquerra ha asumido que Moncloa pactará el Presupuesto con Ciudadanos, y que la presencia de los liberales en esta negociación sigue siendo una línea roja que implicará irremediablemente que ERC se mantenga al margen.

«La gente de izquierdas de este país no quiere que los Presupuestos se pacten en un despacho con el Ibex», afeaba el dirigente independentista, que lanzaba una advertencia tanto a Sánchez como a Iglesias: pactar con Ciudadanos supondrá «la muerte de este Gobierno».

Cada paso que da Sánchez hacia Arrimadas le aleja más tanto de Rufián como de la mayoría que apoyó su investidura el pasado mes de enero. Fuentes de Moncloa no se hacen cargo de la evidente distancia entre PSOE y ERC y apuntan a que es la formación independentista la que ha decidido poner tierra de por medio y prefiere centrarse en la campaña para las elecciones catalanas, conscientes de que cualquier acuerdo con Sánchez en este momento puede mermar su bolsa de votos en favor de JxCat.

A pesar de los vetos cruzados, el líder de ERC le ha trasladado a Sánchez su intención de negociar, y éste le ha correspondido al aceptar la oferta de convocar la mesa de diálogo bilateral antes de que finalce septiembre. Moncloa da por descontado que, si hay acuerdo con Ciudadanos, Esquerra no votará a favor de los Presupuestos, aunque apuntan que, al menos, se trabajará por conseguir la abstención de los 13 diputados independentistas.

Comentar ()