Política

Sánchez afirma que la vuelta al colegio "será segura"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entrevistado en el programa 'La Hora de La 1' de La 1 de TVE.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes respecto a la cuestión que angustia a millones de padres, esto es, la vuelta al colegio, que pueden estar tranquilos con la estancia de sus hijos en las aulas. «Sin que exista el riesgo cero -ha admitido- nuestros hijos y maestros, todos los profesionales, van a tener la garantía de estar en espacios seguros».

En el estreno del nuevo magacín La hora de la 1, ante el interrogante de qué pasará con aquellos padres que deban cuidar de sus hijos en cuarentena y las contradicciones evidentes que hay en el seno del Gobierno, el jefe del Ejecutivo se ha escudado en que el tema «está siendo objeto de negociación con los agentes sociales». Ha recordado los planes de flexibilidad laboral y las ayudas que ya se están implementando en este sentido. Mismo argumento que ha esgrimido respecto a la prórroga de los Ertes, que no ha descartado, aunque el objetivo es animar la actividad económica.

Ha defendido que España no está en los niveles más altos de mortalidad y contagio del Covid-19 y vuelto a recordar que son ahora las Comunidades las que tienen la competencia para afrontar la crisis, eso sí, con el respaldo y apoyo del Gobierno central, ha dicho.

Será la Unión Europea la que gestionará la compra de las vacunas contra coronavirus. En este sentido, Sánchez ha explicado que «la accesibilidad va a ser para todos los ciudadanos y esperemos que en diciembre comencemos a vacunar en nuestro país» con prioridad de los grupos de riesgo.

Por otro lado se ha felicitado de la anunciada fusión entre Bankia y Caiabank, noticia que «ha sido bien acogida por los sectores financieros», aunque no se ha atrevido a adelantar si se recuperará algo más del dinero del rescate de Bankia. Las conversaciones entre ambas entidades las conocía «los responsables de Economía del Gobierno», en respuesta al malestar del sector morado del Gobierno, con el vicepresidente Pablo Iglesias a la cabeza, de que no había sido informado de esta operación.

El Gobierno de coalición «está fuerte»

Sánchez se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de tener unos nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2021. Para ello, apuesta por «tener un nuevo clima político, robustecer nuestras instituciones públicas -que incluye la renovación de una serie de órganos constitucionales que se pactaron antes de verano con el PP- y apartar de la lucha partidista la crisis del coronavirus». De hecho, para RTVE quiere articular mayorías parlamentarias que superen el bloqueo. Al inquilino de la Moncloa le gustaría «que esos Presupuestos salieran con el máximo consenso posible, progresistas, pero de país, con acuerdos transversales con otras fuerzas políticas», dejando en el aire una subida de impuestos.

Espera contar con el apoyo de los cuatro diputados del PdeCat, partido con el que ha roto Carles Puigdemont, y que pueden tener mayor margen de maniobra para respaldar las cuentas que sustituirán los Presupuestos de Cristóbal Montoro de 2018. Ha insistido Sánchez en su voluntad de superar los 176 votos de la mayoría absoluta, aunque los PGE, al no ser ley orgánica, sólo necesitan más votos a favor que en contra.

Pero eso sí, ha advertido que la coalición de Gobierno con Podemos «está fuerte». «Hay un acuerdo que nos ata y que estamos esperanzados de sacar adelante. Son acuerdos incluyentes, no excluyentes», ha defendido, a pesar de las resistencias de los morados a un acercamiento con Ciudadanos. No tiene intención de incorporar cambios en la composición de su Gobierno. Es más, defiende que «está siendo positiva la experiencia».

Ha confirmado la intención de su Ejecutivo de modificar algunos aspectos del delito de rebelión y sedición. «Europa de habla de nuestros déficits respecto algunos delitos. Actualizar, modificar, revisar, estos delitos, es un compromiso de investidura». Además, esta semana hablará con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para reunir la mesa de diálogo este mes de septiembre.

Sobre la situación de Juan Carlos I y tras reconocer que tiene opinión propia sobre su salida del país, ha señalado que esta situación «se resuelve marcando distancias y es lo que agradezco a la Casa Real. A partir de ahí hay que dejar trabajar a la Justicia y reconocer lo que está haciendo la Casa Real».

Por último, e interrogado pro la prostitución, cree que es una de las asignaturas pendientes que quedan sin dejar de recordar que la posición del PSOE «es la abolición».

Comentar ()