Internacional | Política | Venezuela CRISIS EN VENEZUELA

Guaidó conquista la Puerta del Sol

El presidente encargado de Venezuela anuncia que regresa pronto a Venezuela, a pesar del riesgo de cárcel

logo
Guaidó conquista la Puerta del Sol
Juan Guaidó-Madrid

La madrileña Puerta del Sol durante la intervención del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. COMUNICACIÓN PRESIDENTE ENCARGADO

Resumen:

Y Juan Guaidó por fin llegó a Madrid a conquistar la Puerta del Sol. Miles de venezolanos han arropado esta tarde a su presidente, quien ha culminado una gira europea con gran éxito. Este entusiasta recibimiento contrasta con el vacío del jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, que no ha encontrado hueco en su agenda para recibirlo. 

«No estamos solos, miren a su alrededor», ha dicho ante un público que le ve como su esperanza frente a la tiranía. «No van a poder con nosotros», ha dicho nada más arrancar su mensaje a los venezolanos en España, y a todos aquellos, colombianos, bolivianos, españoles, que se han sumado a su «lucha por la libertad».

«Han escuchado ustedes la gente se enfrió en Venezuela, pero está caliente y en todo el mundo para apoyar a Venezuela», ha señalado el presidente encargado, quien ha destacado que «no es tarde» para la transición a la democracia.

Estamos a tiempo de salvar Venezuela. Vamos a hacer lo que tengamos que hacer para liberar Venezuela», afirma Juan Guaidó

«Estamos a tiempo de salvar Venezuela. Vamos a hacer lo que tengamos que hacer para liberar Venezuela… Asumo el riesgo porque Venezuela lo vale y la libertad lo vale», ha dicho en una tarde lluviosa de este invierno madrileño. El riesgo al que se refiere es su vuelta.

El también presidente de la Asamblea Nacional aseguró que Venezuela necesita del apoyo de la comunidad internacional para lograr la salida del poder de Nicolás Maduro. «Solos no podemos, pero solos no estamos», ha agregado, en una alocución de unos 20 minutos, colofón de una tarde muy intensa en la capital de España.

Sánchez le ha eludido, pero Guaidó no ha querido hacer sangre. Ya le recibirá en Miraflores, ha remarcado en la rueda de prensa. En la Casa de América ha mantenido sus primeros encuentros con la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, y el líder de la oposición, Pablo Casado.

Ha recibido las llaves de oro de la ciudad de Madrid de manos del alcalde, José Luis Martínez Almeida, y también se ha visto con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Martínez Ayuso.

A Madrid ha llegado tras una exitosa gira que le ha llevado a Londres, Bruselas, Davos y París. Arrancó en Colombia, adonde llegó tras salir a escondidas porque tiene prohibida la salida del país.

Regreso pronto a Venezuela… Vamos a estar juntos en las calles movilizados y lo vamos a lograr», ha dicho el presidente encargado

«Regreso pronto a Venezuela», ha dicho, a la vez que decía a los asistentes, muchos envueltos en banderas venezolanas: «Vamos a estar juntos en las calles movilizados y lo vamos a lograr».

No será fácil su vuelta. La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia habría convocado la próxima semana una reunión para ordenar la detención del presidente encargado Juan Guaidó, según informaciones que circulaba este sábado en Caracas.

«No vamos a arrodillarnos ante nadie…. Estamos de pie. Sí hemos cometido errores y los vamos a corregir. Vamos a tomar acción. Vamos a hacer lo necesario para tener democracia duradera. No derivemos responsabilidades», ha señalado Guaidó, quien ha descartado una eventual intervención militar.

En un momento emotivo, se ha arrodillado para pedir perdón a los venezolanos que sufren los venezolanos por el régimen de Maduro. “Yo le quiero pedir perdón a los niños del J.M de los Ríos y a muchos que están sufriendo en muchas partes del país. Yo les pido perdón en nombre de Venezuela”.

En la tarima, junto a Juan Guaidó, estaban el embajador Antonio Ecarri, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, y la ex eurodiputada Beatriz Becerra, entre otros.

«La gira internacional de Guaidó ha sido un extraordinario acierto. Ha sido como encender por fin un tendido de luces, como activar una red neural, luminosa y democrática, en el momento preciso. Si por el motivo insondable que fuese, Sánchez pretendía un apagón en España ha fallado estrepitosamente: sale chamuscado él, cortocircuitado su débil gobierno pretencioso, multiplicada la potencia y el brillo de la diáspora y fortalecida la cohesión de las fuerzas democráticas venezolanas», nos ha dicho Beatriz Becerra en la Puerta del Sol de Madrid.

Al final de su intervención, Juan Guaidó ha cantado sin perder palabra el himno de Venezuela: «Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó, la ley respetando, la virtud y el honor…». Para espanto del equipo de seguridad, Guaidó ha querido acercarse y saludar a los asistentes que han escuchado su discurso en primera fila. «Presidente, presidente», han gritado, mientras intentaban estrecharle la mano.

Si por algún motivo insondable, Sánchez pretendía un apagón de la luminosa gira de Guaidó en España, ha fallado y ha salido chamuscado», dice Beatriz Becerra, ex eurodiputada

De Madrid han llegado muchos, pero también de otras partes de España. Victoria Bonilla lleva cinco años en España y vive en Miraflores de la Sierra. «Nací en democracia y quería vivir en democracia. No quería dejar mi país, pero lo tuve que hacer», explica. Estaba en la opositora MUD y después de abril de 2014, cuando encarcelaron a Leopoldo López vio que la situación era muy arriesgada y dio el salto a España, donde viven sus hijos y crecen sus nietos.

«Confío en Guaidó. Es nuestro presidente. Y no entiendo por qué Sánchez no le ha recibido. Merece ese trato de presidente a presidente, más aún por la gravísima situación que vivimos», añadía, poco antes de que comenzara la alocución del presidente encargado en la Puerta del Sol.

La diáspora en la gira

«La diáspora venezolana, con el apoyo de sus amigos españoles y de otras nacionalidades, viene a acompañar al presidente interino tras una gira muy exitosa, algo que le duele en el alma a quienes respaldan con las armas el régimen», explica Tomás Páez, coordinador del Observatorio Venezolano y autor de La voz de la diáspora.  

En cada una de sus paradas en la gira internacional Juan Guaidó ha querido encontrarse con los venezolanos que viene fuera. Unos cinco millones han huido desde que Maduro llegó al poder.

Tomás Páez ha estado entre los invitados a la recepción organizada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, quien ha dado las llaves de oro la ciudad a Juan Guaidó. Ha asistido entre los invitados también una de las más firmes defensores de la causa de la democracia en Venezuela, la ex eurodiputada española Beatriz Becerra. 

«El caso español tiene una particularidad que lo hace especial. Por la relación histórica con Venezuela. Hay hijos, nietos y biznietos de españoles en Venezuela: los 200.000 canarios que llegaron en la década de 40 y 50, los gallegos, los vascos y asturianos, todos con Casas en Venezuela, como el Hogar Canario… Esta relación se ha estropeado por los franquicias del régimen venezolano en España, como el actual vicepresidente Pablo Iglesias, quien ha manifestado su desdén por Guaidó, a quien considera un líder de la oposición, al margen de lo que han hecho Merkel o Macron», añade Tomás Páez.

En su gira internacional, que empezó el domingo 19 en Colombia, Juan Guaidó se ha entrevistado con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, el primer ministro británico, Boris Johnson, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, la canciller alemana, Angela Merkel, el canciller austriaco, Sebastian Kurz, el jefe del gobierno holandés, Mark Rutte, y con el presidente francés, Emmanuel Macron.

Sin embargo, el jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, no ha encontrado hueco en su agenda para recibir a quien reconoce como presidente encargado de celebrar elecciones presidenciales libres. 

El encuentro de esta tarde pone de manifiesto el respaldo de la sociedad demócrata a Guaidó», dice Tomás Páez, coordinador del Observatorio de la Diáspora

«El encuentro de esta tarde pone de manifiesto el respaldo de la sociedad demócrata, tanto la venezolana en el exilio, como la española, y otras latinoamericanas presentes en España. En el caso español duele mucho que no haya un encuentro solidario del presidente del gobierno y el rechazo del vicepresidente al reconocimiento», subraya el autor de La voz de la diáspora.  

En España viven unos 400.000 venezolanos concentrados en Canarias, Madrid, Barcelona, Galicia y País Vasco. En Valencia se ha incrementado mucho el número, según los datos del Observatorio de la diáspora venezolana. 

Entre quienes se han establecido en España hay políticos como el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y la familia de Leopoldo López, quien aún se encuentra acogido en la embajada española en Caracas. Al recibimiento en Barajas ha acudido Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, mentor de Juan Guaidó. 

Pero también miles de ciudadanos humildes, que padecían las penuria económica, o bien que estaban aterrorizados por lo que pudiera sucederles a sus hijos. Para muchos de ellos, Juan Guaidó sigue siendo su héroe. Pero es de carne y hueso. Y necesita ayuda.

Comentar ()