Televisión

Georgina, Bosé o Pamela Anderson: los 'biopics' están de moda

Múltiples Georginas, en la promoción de la segunda temporada de 'Soy Georgina'

Múltiples Georginas, en la promoción de la segunda temporada de 'Soy Georgina' Netflix

El afán por recordar, adornar y recorrer las vidas de los demás siempre ha estado ahí, en especial cuando se trata de socialités o personalidades públicas. Esto se ve en las películas, en las series o en la literatura: son más que comunes las obras que versan sobre personajes históricos, pero últimamente esto ha vivido un repunte que ya no solo mira al pasado, sino que retrata también a famosos contemporáneos.

Hay ejemplos ficcionados, como es el caso de la polémica Blonde, que pone el foco en la novela homónima sobre Marilyn Monroe; en forma de true crime, como Dahmer, que cuenta la vida de Jeffrey Dahmer como lo hace Bohemian Rhapsody con Freddie Mercury o Madam C. J. Walker: Una mujer hecha a sí misma con la empresaria del mismo nombre… etcétera.

Esto no se queda fuera de nuestras fronteras: en el caso de España, desde hace poco proliferan ejemplos de personas vivas que incluso forman parte de estos homenajes: en series pasa con Bárbara Rey en Cristo y Rey, con Miguel Bosé en Bosé o con Nacho Vidal en Nacho.

A medio camino de los realities están, por ejemplo, documentales como La última y me voy del futbolista Joaquín Sánchez, que se emite por capítulos en Antena 3. En tercer lugar, cabe destacar la moda de los realities, como es el ejemplo de Keeping up with the Kardashians, serie que se emite desde 2007 y que narra las vidas de los miembros de una de las familias más ostentosas de Estados Unidos: una cámara sigue a las hermanas Kardashian y Jenner mostrando desde sus éxitos empresariales a sus fracasos amorosos.

De manera análoga Chiara Ferragni y Fedez grabaron en Amazon Prime Video The Ferragnez, que estrenará su segunda temporada este año. En ella, Chiara y Fedez compartirán nuevas jornadas, éxitos y retos con los espectadores, pero también profundizarán en su relación como pareja, que ha protagonizado titulares las últimas semanas por los rumores de ruptura.

Del blanqueo de Miguel Bosé a la catarsis de Pamela Anderson

"Espero que la segunda temporada de esta serie, tan íntima para nosotros, pueda ser un ejemplo para todos aquellos que, a través de la terapia, intentan mejorar a sí mismos y su relación de pareja. Queremos que sea un experimento social y televisivo en el que tratamos de desnudar nuestros aspectos humanos más privados y espontáneos, que también están hechos de debilidades y desafíos personales", dijo la italiana en un comunicado de Prime.

Pero, ¿qué hay más allá de estas series que, en casos como el suyo, parecen una prolongación de Instagram? ¿Interés por humanizar sus perfiles o un síntoma de falta de creatividad por parte de las productoras que se suple con algo 'seguro' por los seguidores de los influencers cuyas vidas se adaptan?

En el caso de la serie Bosé, disponible desde este viernes 3 de marzo, algunos críticos coinciden en medios como Area Jugones y Fórmula TV en que se trata de una serie hecha para blanquear la maltrecha imagen del artista tras polémicas como la de la COVID-19, algo que podría buscar también allanar el camino del cantante de cara a un regreso a los escenarios que podría llegar más pronto que tarde, según adelantó en El Hormiguero.

Otras, como Pamela Anderson, encuentran en los documentales una manera de mostrar partes de ellas desconocidas hasta ese entonces o haciéndolo, por primera vez, en primera persona: con Pamela, una historia de amor, la actriz de 55 años desveló, por ejemplo, que sufrió abusos y un intento de homicidio por parte de su niñera o que fue violada por un hombre de 25 años cuando ella solo tenía 12.

Pero, volviendo al ejemplo de Chiara Ferragni, en España destacan casos como el de Soy Georgina (Netflix), con la influencer y pareja de Cristiano Ronaldo como protagonista; o Dulceida al desnudo (Amazon Prime Video), con Aída Domenech. Amazon Prime Video se ha convertido en uno de los mayores exponentes de esta moda, contando también con el documental de Sergio Ramos o el de Las Reinas de Tiktok, de Lola Lolita y Sofía Surfers.

En la misma línea, Netflix no solo cuenta con Soy Georgina, sino que tienen también Tamara Falcó: la marquesa, aunque en este caso se anunció recientemente que no habría segunda temporada. En la plataforma se puede encontrar también ¿Quién es Anna?, que refleja la historia de Anna Sorokin, joven rusa que engañó a la élite neoyorquina haciéndose pasar por una rica socialité.

Por su parte, y siguiendo con las estafadoras, Disney+ tiene The Dropout, basada en Elizabeth Holmes. En Apple TV+ se puede encontrar WeCrashed, que cuenta la historia del fundador de WeWork; al igual que Movistar+ tiene en sus filas Pumped, sobre el nacimiento de Uber y la caída en desgracia de su creador, Travis Kalanick.

De cara al futuro, Audrey Hepburn tendrá su propio biopic, en el que será interpretada por Rooney Mara bajo la dirección de Luca Guadagnino y que aspira a tener críticas tan positivas como Kristen Stewart en Spencer, que dibuja a Diana de Gales.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar