La intérprete estuvo acompañada de su hija para el casting de Lo que arde, el largometraje que le ha servido para alzarse con el Goya. En su discurso, ha dado las gracias a su «tierra chica Galicia, Galicia meiga». Posteriormente, ha continuado hablando en gallego, lo que ha generado aplausos entre el público.

A veces, la mejor palabra es la que se queda por decir. Eso le pasa a Lo que arde, una historia entre los eucaliptos de Galicia en llamas en la que los diálogos son lo menos importante, la palabra queda en un segundo plano y brilla la imagen, ardiente y precisa de cada detalle. Oliver Laxe ha hecho una película de origen, ha vuelto a su tierra natal y ha construido un relato muy íntimo a través de un fuego que no cesa. Una protesta, una reivindicación a través de la narración madre-hijo.

La celebración de la 34ª edición de los premios Goya ha tenido lugar en la ciudad de Málaga. Entre los nominados, tienen un especial protagonismo Alejandro Amenábar y su película Mientras dure la guerra, con 17 nominaciones, y Dolor y Gloria, de Pedro Almodóvar, con 16. Sin olvidar a La trinchera infinita (dirigida por Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga) con 15 nominaciones.