“Cada sonrisa cuenta una historia”, dice el reclamo publicitario de Tooth Doctor, una clínica dental que cuenta con dos centros en Essex, al noreste de Londres. Allí esconde su sonrisa Antonio Javier García Pellicer, un dentista que pasa desapercibido mientras en España muchos se acuerdan de él y su historia. Porque el dentista que sonreía en el vídeo promocional de la clínica es el fundador junto a Vicente Castañer de iDental, las clínicas sospechosas del mayor fraude sanitario de la historia de España y que este mismo miércoles han sido registradas por la Policía Nacional en busca de pruebas.

Poco se sabía del paradero de García Pellicer desde que en octubre de 2017 consiguiera vender in extremis – los trabajadores llevaban tres meses sin cobrar y las reclamaciones de pacientes se les acumulaban de forma creciente – la compañía al fondo de inversión Weston Hill.

Sin embargo, su imagen podía verse hasta hoy mismo en algunos vídeos de facebook de la página de la clínica británica, en la que Antonio García Pellicer aparece riéndose junto al resto de sus compañeros. La compañía también subió hace poco a la página una imagen del dentista español en plena actividad, que sin embargo retiró de la página poco después tras los comentarios negativos de algunos usuarios españoles.

*Actualización: la empresa ha retirado los vídeos e imágenes en que aparecía García Pellicer de la página y ha pedido a este periódico que los retire de la noticia. Además, la empresa ha comunicado que Antonio Javier García Pellicer, que hasta ayer atendía pacientes en la clínica de Basildon, ya no trabaja en la compañía.

Además de sus imágenes de la clínica, el nombre de Antonio Javier García Pellicer aparece vinculado en google a una serie de artículos iguales, en lo que parece una campaña de lavado de imagen y que puede verse en El Mundo FinancieroAutónomos y emprendedores, que destacan el currículum y la trayectoria profesional del dentista sin hacer, curiosamente, ninguna referencia a su papel en iDental.

Desde la venta a Weston Hill, fuentes del sector comentan que García Pellicer salió radicalmente de escena y “está desaparecido”. Sin embargo, sus responsabilidades siguen ahí, ya que el dentista alicantino fue director clínico de al menos algunas de las clínicas como las de Alicante y Rivas en 2014 y 2015. “Él es de los máximos responsables de todo esto”, confirma a El Independiente un abogado relacionado con el caso.