Salud | Vida Sana

El trabajo de limpieza y desinfección, una de las claves del éxito del hospital de Ifema

"Ahora se reconoce más la labor del personal de limpieza" destaca Pablo Díaz, jefe de Servicio de Clece en el hospital provisional de Ifema

logo
El trabajo de limpieza y desinfección, una de las claves del éxito del hospital de Ifema

El equipo de limpieza de Clece destacado en Ifema posa ante la entrada a uno de los pabellones.

Resumen:

«Los sanitarios estaban preparando el hospital base para la primera oleada de enfermos que iban a llegar y, debido a la urgencia, no tenían portasueros. Nos pidieron a los empleados de limpieza palos de escobas o de recogedores para improvisar los soportes para colgar los goteros, porque les iban a llegar los enfermos enseguida, y les dejamos una remesa de palos de escoba».

Con esta anécdota recuerda Pablo Díaz, jefe de Servicio de Clece en el hospital provisional de Ifema, cómo se enfrentaron los trabajadores a la repentina situación de tener que atender a enfermos de coronavirus en un recinto ferial transformado en centro sanitario.

Pablo Díaz destaca en todo momento el esfuerzo de apoyo mutuo y el compromiso entre todas las personas que están trabajando en Ifema en este momento, desde los policías, bomberos y miembros de la UME hasta los sanitarios y el equipo de limpieza que él dirige.

«Es un reto apasionante y la colaboración con los demás está siendo impresionante, y con multitud de experiencias y anécdotas, porque todos hemos ido a una», afirma el jefe de Servicio de Clece , que agrega que, desde el principio, «ha habido muy buen ambiente y mucha coordinación».

Una empleada de limpieza acondiciona las instalaciones de Ifema donde se atiende a enfermos de Covid-19. CLECE.

Clece ha tenido que reforzar su plantilla dedicada a limpieza hospitalaria para hacer frente a la emergencia sanitaria que ha generado el Covid-19 en nuestro país. Al principio, algunos llegan «con miedo» a las sesiones de formación, según comenta Isabel López, la bióloga de Clece que se está encargando de formar, en limpieza y desinfección hospitalaria, a los nuevos trabajadores. Sin embargo, asegura que ella trata de darles «la confianza suficiente» para que entiendan que «con los medios necesarios, si siguen los protocolos habituales, no tienen por qué contagiarse».

«La realidad de lo que se vive dentro no es fácil, pero la gente viene muy dispuesta, a sabiendas de lo que podía encontrar, y tienen una actitud estupenda», valora Díaz. Por su parte, Isabel López aplica una técnica en la formación para eliminar la posible tensión que pueda aparecer: «Les hago bromas para que se relajen. Les digo: Tranquilos, lleváis el arma en las manos, la bayeta. Tenéis licencia para matar y cuanto más Covid-19 matéis, mejor» .

Además, ambos profesionales aclaran que quienes se encargan de limpiar estos módulos ocupados por pacientes aislados van provistos de «los mismos EPIs que utiliza el personal sanitario» y cuentan con «todo el material necesario para su protección».

El intenso trabajo de estos últimos días está dando sus frutos. Según informaba Europa Press, el hospital de Ifema había alcanzado este lunes las 1.386 altas desde su puesta en marcha, lo que supone que ha dado de alta al 58 por ciento de los enfermos de Covid-19 que han sido hospitalizados en esta instalación.

«Siempre somos el eslabón invisible de la cadena en cualquier hospital. Ahora se están dando cuenta de que somos fundamentales porque para tratar a los afectados por coronavirus la limpieza y la desinfección son imprescindibles», expresa López.

En la misma línea, Pablo Díaz recalca que «ahora se está realzando mucho nuestro trabajo porque el foco está puesto en los sanitarios y en todas las áreas involucradas alrededor suyo, como son los servicios de limpieza y desinfección. Se nota un mayor reconocimiento a la limpieza hospitalaria, que a lo mejor antes estaba en un segundo plano», señala.

Comentar ()