Salud

Sanidad da largas a los afectados de iDental por la falta de Gobierno

Afectados de Zaragoza, Gerona, Sevilla, Madrid, Alicante y Albacete se han concentrado frente al Ministerio de Sanidad mientras un grupo de representantes se reunía con la ministra Carcedo y otros altos cargos de Sanidad y Consumo.

logo
Sanidad da largas a los afectados de iDental por la falta de Gobierno

Gloria, afectada de iDental en Zaragoza, manifestándose frente al Ministerio de Sanidad. C.C.

Resumen:

La aparente fragilidad de Rosa, que a sus 68 años lleva dos y medio sin dientes, desaparece a medida que relata su historia, cada vez más encendida. “El día 25 de julio haré 31 meses sin dientes. Sin poder hablar, sin poder reír, sin poder comer más que purés. Se me escapa la saliva, tengo que dormir con una toalla”, explica pegada a las vallas que dan al Ministerio de Sanidad, donde este miércoles se han manifestado por enésima vez los afectados por el fraude de iDental. Mientras tanto, un grupo de representantes era recibido por la ministra y otros altos cargos de Sanidad y Consumo.

Gloria viene de Zaragoza. Pagó 7.000 euros para renovarse toda la boca y, asegura, le sacaron todos los dientes y le rompieron los huesos para ponerle unos implantes que se le cayeron. “Ahora me cuesta 11.000, y qué, ¿tendré a mi edad que vender el piso para pagarlo? Menos mal que tengo el psicólogo porque hay días que no tengo ganas de vivir”, lamenta. Esta jubilada afirma que vio en iDental la oportunidad de arreglarse la boca a un precio asequible para ella: «Decían que tenían un millón de euros en subvenciones, así me engañaron a mí y a otra mucha gente».

Ahora, cuando se cumple un año de la entrada del caso en la Audiencia Nacional y los dueños de la cadena dental low cost llevan meses entre rejas acusados de administración fraudulenta, estafa, apropiación indebida, falsedad documental, lesiones y contra la salud pública, los afectados lamentan que “la falta de gobierno impida que se avance”. “En febrero me llamó a declarar la policía judicial, pero me dijeron que me llamaría el forense. De eso hace casi seis meses y aún estoy esperando”.

También José Luis está a la espera. Con un tornillo a la vista en el frontal superior de la boca, este gerundense ha decidido no arreglarse la boca hasta que no le vea un forense. Aunque la espera dure ya un año. Él paralizó el crédito cuando había pagado la mitad, pero apenas le habían hecho un 20% de lo presupuestado y aún arrastra consecuencias: «Me quitaron uno de los implantes porque se me infectó, tengo parte del paladar despegado y me dañaron la fosa nasal, al manipular una pieza me tocaron el nervio y a veces me duele la cabeza en la zona del ojo».

José Luis, afectado de iDental en Gerona, manifestándose frente al Ministerio de Sanidad. C.C.

Y a la espera han quedado también los representantes de los afectados que se han reunido hoy con la ministra del área, María Luisa Carcedo, y otros altos cargos de Sanidad y Consumo (Eloísa del Pino, Julio Bruno, Nelson Castro, Antonia García y Faustino Blanco). «Hay voluntad pero los tiempos de los políticos no son los de las personas», afirma Lucía Germani, presidenta de Actora Consumo, una de las asociaciones de afectados más numerosas y que se ha personado en la causa que se juzga en la Audiencia Nacional.

La voluntad existe, «no sé si a todos los afectados o a los más urgentes, pero existe intención y preocupación. Pero nos dicen que no pueden poner en marcha nada sin Gobierno. Lo mismo ocurre con los cinco millones de presupuesto que destinaron a los afectados. Nos dicen que no los pueden ejecutar hasta que no haya presupuestos», explica Germani.

Las asociaciones que se han reunido con Sanidad han pedido atención a los afectados por la Sanidad Pública, especialmente a los que la necesitan de forma urgente. «Calculamos que un 10% de los afectados, unas 40.000 personas, necesitan atención que no puede esperar», indica Germani, que también ha transmitido al Gobierno la necesidad de hacer un censo de afectados. «¿Cómo se van a valorar y cuantificar las ayudas necesarias si ni siquiera saben cuántas personas son las afectadas?», se pregunta. En última instancia, los afectados piden que se incorpore la salud bucodental a la cartera sanitaria, aunque reconoce Germani que eso no será posible «a corto plazo».

Por su parte, desde el Ministerio de Sanidad han informado de que la ministra les ha trasladado «el compromiso de continuar trabajando en todas las acciones que la Administración General del Estadodesarrolla en el ámbito de sus competencias». Les ha recordado también que las entidades financieras no pueden seguir haciendo los cobros y que «se debe dar estricto cumplimiento a lo dispuesto en el Auto 5 de febrero de 2009 el Juzgado de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional respecto a los créditos vinculados de los afectados con iDental. A este respecto, ha indicado que todos aquellos que tuvieran créditos vinculados y se encontraran sin el tratamiento concluido no pueden ser incluidos en listas de morosos».