Salud

Madrid estudia pedir al Gobierno un toque de queda para cuando termine el estado de alarma

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha confirmado que la restricción total de la movilidad a partir de medianoche es una iniciativa que está encima de la mesa, pero pide que se aplique en toda España, no sólo en Madrid

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. EFE

El estado de alarma decretado por el Gobierno en la Comunidad de Madrid llega a su fin este sábado a las 15:00 horas de la tarde. El número de contagios en la región, aunque menor que el que se registraba hace semanas, sigue aún disparado, situándose en niveles que aún preocupa a los mandatarios sanitarios de Madrid. Es por ello que el ejecutivo dirigido por Isabel Díaz Ayuso estaría estudiando nuevas medidas excepcionales para restringir la movilidad una vez finalice la legislación extraordinaria para contener la expansión del virus.

Una de las medidas que está encima de la mesa pasaría por decretar el toque de queda en la región a partir de medianoche, lo que en la práctica serviría para que no hubiese ningún tipo de movimiento durante determinadas horas del día. Se trata de una iniciativa que ya han aplicado en otras ciudades europeas con menor índice de contagio, como París, donde la orden se aplica a partir de las nueve de la noche.

Así lo ha confirmado el propio consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, este mismo martes. En un desayuno organizado por Europa Press, el máximo mandatario sanitario de la región ha asegurado que es una iniciativa que se está discutiendo en grupos de trabajo internos, aunque sí ha pedido al Gobierno central que, en caso de seguir adelante con ella, autorice la orden no sólo en Madrid, sino en toda España. «Tendría que ser una decisión del Gobierno de España. Es una decisión que nosotros no veríamos mal», ha declarado.

Esta semana, los técnicos del Ministerio de Sanidad y de la Comunidad de Madrid han intensificado sus contactos por el inminente fin del estado de alarma, una vez se ha confirmado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no solicitará su prórroga en el Congreso de los Diputados por la dificultad que ello implicaría de cara a conseguir los apoyos suficientes -ERC o JxCat se han posicionado en el voto en contra a esa posibilidad- en las Cortes.

Este mismo miércoles se reúne el Consejo Interterritorial de Salud que, de nuevo, reúne a todos los consejeros sanitarios autonómicos con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en cuya cita está previsto que el departamento ministerial presente a las autonomías el borrador del ya denominado como ‘plan de semáforos’ con criterios comunes para confinar a los distintos territorios que superen ciertos parámetros de contagio, entre ellos la incidencia o la ocupación de camas UCI.

En liza entran cuestiones como sobre qué unidades territoriales se aplican dichos niveles de alerta, que irían desde el nivel ‘bajo’ hasta el ‘extremo’. El objetivo es que estos parámetros comunes definan una serie de «actuaciones mínimas, proporcionales» que, en todo caso, pueden complementarse con medidas implantadas por los diferentes gobiernos autonómicos.

Un día antes, este mismo martes, se reúne el Grupo Covid-19 en Madrid para recortar flecos de cara a la cita clave de mañana. A esta reunión asistirá el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado; el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; y el viceconsejero de Salud, Antonio Zapatero, de parte de Madrid. Y el ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Política Territorial, Carolina Darias; y el director de Emergencias, Fernando Simón, de parte de Moncloa.

Comentar ()