Salud

La experiencia en Israel confirma que la vacuna de Pfizer también evita el contagio

La revista 'The Lancet' publica un estudio realizado sobre los datos reales en el país entre enero y abril y concluye que, además de las muertes y la enfermedad, las dos dosis del fármaco reduce las infecciones, incluso asintomáticas, más del 95%.

Un hombre siendo vacunado en Israel

Un hombre siendo vacunado en Israel EUROPA PRESS

Con datos reales de la experiencia en el país entre enero y abril, la revista The Lancet publica el primer estudio nacional del impacto de la vacunación en Israel, el país que lidera el avance de la inmunización con casi un 60% de su población mayor de 16 años completamente vacunada. Uno de los principales hallazgos es que más allá de evitar muertes y hospitalizaciones por Covid, que fue para lo que las vacunas demostraron su eficacia en los ensayos clínicos, la vacunación protege también frente a la transmisión del virus.

La vacuna de Pfizer – la única que se ha inoculado en Israel durante ese período – evita en más del 95% las infecciones. En concreto, protege en un 97,5% de las infecciones sintomáticas y un 91,5% de las asintomáticas.

Estos datos se han obtenido de la información del Ministerio de Sanidad sobre la evolución de la epidemia entre el 24 de enero y el 3 de abril, y la media de seguimiento de los individuos fue de siete semana, según recoge The Lancet. La vacuna se empezó a administrar en el país el 20 de diciembre y los datos comenzaron a recogerse dos semanas después de que los primeros vacunados obtuvieran su segunda dosis.

Precisamente uno de los hallazgos que enfatizan los investigadores es la necesidad de inocular las dos dosis de la vacuna, ya que la protección mostrada frente a todos los parámetros es significativamente menor. Una sola dosis se asoció a un 58% menos de infecciones (frente al 95% tras la segunda dosis), un 76% frente a la hospitalización y un 77% frente a la muerte. Dos semanas después de la segunda dosis, las muertes se redujeron un 98% los ingresos y un 98,1% la mortalidad.

Durante el período analizado se notificaron en el país 232.268 infecciones, de las que el 94,5% fueron variante británica, según las muestras analizadas. El proceso de vacunación en Israel es el que más rápido ha avanzado y para el 3 de abril ya estaba vacunado el 72% de los mayores de 16 años y el 90% de los mayores de 65 años.

En función de ese avance, el 18 de abril Israel eliminó el uso obligatorio de mascarilla en el exterior y a 4 de mayo, el 62,51% sobre el total de la población israelí ha recibido al menos una dosis de la vacuna, según la información oficial recogida por Our world in data.

Protección de los mayores

El análisis revela que la vacuna ofrece protección a los mayores de 65 años de forma muy similar a la población más joven. Entre los mayores de 85 años, la protección fue del 94,1% frente a la infección, 96,9% la prevención de hospitalizaciones y 97,6% la de las muertes a siete días después de la segunda dosis.

Efectividad de la vacuna según grupos de edad

grupo de edadprotección frente a infecciónprotección frente a hospitalización protección frente a mortalidad
16-44 años96,1%98,1%100%
mayores de 85 años94,1%96,9%97,6%
todas las edades95,3%97,2%96,7%
‘The Lancet’ datos siete días tras la segunda dosis

Tras 14 días de la segunda dosis, la protección frente a la infección se eleva al 96,5%, la de la hospitalización al 98% y la protección frente a la muerte a un 98,1%.

El autor principal, Sharon Alroy-Preis, del Ministerio de Sanidad israelí, “como el país con mayor proporción de vacunados frente al Covid, Israel proporciona una oportunidad única de determinar la efectividad de la vacuna en el mundo real y para observar los amplios efectos del programa de vacunación en la salud pública”.

La investigación recoge que la disminución de contagios que se observó con el tercer confinamiento del país iniciado el 8 de enero (que empezó a reabrir de nuevo el 7 de febrero) no fue tan acusada como la del impacto del aumento de la población vacunada con la pauta completa. «Hasta este momento, ningún país ha descrito el impacto real nacional de la vacunación. Estos datos son enormemente importantes porque mientras quedan retos por venir, ofrecen la esperanza de que en algún momento la vacunación nos permitirá controlar la pandemia», afirma el representante sanitario israelí en un comunicado asociado a la publicación.

Pese a lo esperanzador de los datos, según recogen los investigadores en The Lancet, el control de la pandemia aún presenta dos principales retos. La duración de la inmunidad y el riesgo de aparición de variantes siguen siendo una incertidumbre.

Este artículo se publica dos semanas después de otro que en la revista Nature analizaba también los efectos del inicio de la vacunación en el país, con datos desde agosto de 2020 a febrero de 2021. Según el análisis retrospectivo de los datos oficiales, este artículo recogía que apenas dos meses tras el inicio de la campaña se alcanzó un 85% de población mayor de 60 años vacunada (el 24 de febrero). Con esos datos, ya se observaba un 77% menos de casos, un 68% menos de hospitalizaciones y un 67% menos de ingresos graves, comparado con el pico de la pandemia en el país. Dado lo inicial de los datos, los investigadores incidían en la posibilidad de que otros factores influyan en estos datos que este nuevo artículo en The Lancet ha corroborado y ampliado.

Te puede interesar

Comentar ()