Economía

La CNMC expedienta a Gas Natural y Endesa por maniobrar para subir el precio de la electricidad

El supervisor sospecha que ambas eléctricas hacían ofertas anormalmente altas para dejar fuera de mercado sus centrales de gas y así activar el mecanismo de seguridad de suministro, que siempre es más caro.

logo
La CNMC expedienta a Gas Natural y Endesa por maniobrar para subir el precio de la electricidad
Sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid.

Sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid. EFE

Resumen:

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia ha abierto expediente sancionador a las filiales de generación eléctrica de Gas Natural Fenosa y de Endesa al considerar que existen indicios fundados de que maniobraron para para alterar el mercado eléctrico y hacer subir los precios entre octubre de 2016 y enero de 2017, cuando se produjo una fortísima subida de la electricidad. La CNMC sospecha que ambos grupos realizaban ofertas "anormalmente" altas de la producción de sus centrales de gas natural para que quedaran fuera del mercado mayorista eléctrico, que funciona a modo de subasta (se casan la oferta producida y la demanda de consumo y se marca el precio de toda la electricidad de un día con la última oferta que entra). Según el supervisor, Gas Natural Fenosa y Endesa habrían realizado estas ofertas demasiado altas para que la electricidad producida por sus centrales de gas con el convencimiento que, una vez fuera de mercado y por el escenario de alta demanda de esos meses, acabarían por poder venderla a través del mecanismo que utiliza el sistema eléctrico español para garantizar el suministro total (mercado de restricciones), y que siempre es más caro.  

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) vuelve a poner en su punto de mira a las grandes eléctricas. El supervisor ha abierto expediente sancionador a las filiales de generación eléctrica de Gas Natural Fenosa y de Endesa al considerar que existen indicios fundados de que maniobraron para para alterar el mercado eléctrico y hacer subir los precios entre octubre de 2016 y enero de 2017, cuando se produjo una fortísima subida de la electricidad.

Tras una investigación de más de diez meses, la CNMC sospecha que ambos grupos realizaban ofertas «anormalmente» altas de la producción de sus centrales de gas natural para que quedaran fuera del mercado mayorista eléctrico, que funciona a modo de subasta (se casan la oferta producida y la demanda de consumo y se marca el precio de toda la electricidad de un día con la última oferta que entra).

Según el supervisor, Gas Natural Fenosa y Endesa habrían realizado estas ofertas demasiado altas para que la electricidad producida por sus centrales de gas con el convencimiento que, una vez fuera de mercado y por el escenario de alta demanda de esos meses, acabarían por poder venderla a través del mecanismo que utiliza el sistema eléctrico español para realizar ajustes y garantizar el suministro total (mercado de restricciones), y que siempre es más caro.

Con estas actuaciones, subraya la CNMC, las eléctricas «habrían llegado a impedir la programación de centrales de gas durante varios días -a pesar de que el contexto generalizado de precios elevados debería haber conducido justo a la situación contraria- con pleno conocimieto de las empresas de la alta probabilidad de que las centrales acabarían siendo programadas por restricciones técnicas».

El organismo que preside José María Marín Quemada entiende que para estas maniobras Gas Natural Fenosa utilizó cinco de sus centrales de gas (Sagundo, san Roque, Málaga, Puerto de Barcelona y Besós) y Endesa lo hizo a través de su central de ciclo combinado de Besós. La CNMC empezó a pedir información reservada a ambas compañías ya en febrero de este año, justo de que la electricidad marcara precios récord durante el mes de enero.

La CNMC vuelve así a dirigir sus sospechas contra el comportamiento de las grandes eléctricas en el mercado mayorista de la electricidad. El supervisor ya sancionó con 25 millones de euros a Iberdrola por sus actuaciones en los días previos al subastazo de diciembre de 2013 para hacer subir artificialmente los precios. La sanción está suspendida cautelarmente mientras se resuelve su recurso. En paralelo, la Audiencia Nacional aún tiene que dictar sentencia por este mismo caso tras una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción contra Iberdrola.