Economía tras la rebaja de las tasas aéreas

Ofensiva del Gobierno para que las aerolíneas bajen el precio de los billetes

Fomento dice que ha estado “empujando” a las compañías para que rebajen sus tarifas y desde Aena se ha venido afeando que no trasladen al cliente el recorte de las tasas que ellas pagan.

Un avión en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Un avión en el aeropuerto de Madrid-Barajas. ep

El Gobierno lleva más de un año reclamando a las aerolíneas que trasladen a los clientes la rebaja de tasas aeroportuarias y de la navegación aérea de las que se están beneficiando. El Ministerio de Fomento quiere que las compañías bajen sus precios, en línea con las menores tasas que afrontan, para así seguir aumentando con fuerza la cifra de pasajeros. Y lo reclama expresamente, y en público.

El propio ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, reunió hace un año a los máximos ejecutivos de las principales compañías aéreas del país para trasladarles la petición. La reclamación ha sido constante desde entonces y no sólo desde el Ministerio, también desde el propio gestor de los aeropuertos.

El nuevo presidente de Aena, Jaime García-Legaz, ha llegado a llamar la atención a las compañías aéreas por estar beneficiándose del recorte de las tasas sin repercutirlo a las tarifas que pagan los pasajeros. “Pagan tasas menores, reducen costes y al final el precio de los servicios [los billetes] no baja sino sube”, dijo el presidente hace un mes en unas jornadas sobre turismo. “Habrá que encontrar la causa [de la subida de precios] en otro sitio”.

Hoy el toque de atención ha corrido a cargo de Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda y también presidente de Enaire (la sociedad encargada del control aéreo y matriz de Aena).

“Insistimos a las aerolíneas en que es importante que la rebaja de tasas se traslade al precio del billete”, ha subrayado el secretario de Estado. “Cada uno fija el precio que quiere pero desde Fomento estamos empujándoles para que esta reducción en las tasas se acabe trasladando al viajero». En cualquier caso, Gómez-Pomar ha reconocido que la orientación de los precios “no es competencia” del Ministerio.

La rebaja que no se ve

El Gobierno impuso hace un año una rebaja del 11% en cinco años de las tasas aéreas que cobra Aena a las aerolíneas. Lo hizo contra el criterio de la anterior dirección de Aena, comandada por José Manuel Vargas, aunque la actual cúpula con García-Legaz dice sentirse “cómoda” con el actual escenario de tarifas. Y, además, el Gobierno dio una nueva alegría a las compañías aéreas rebajándoles también un 11,5% las tasas de navegación aérea en tres años.

El Gobierno confiaba en que sendas rebajas serviría para que las compañías aéreas bajarán sus tarifas, con lo que se reforzaría el aumento de la demanda de viajeros en los aeropuertos españoles (que, en cualquier caso, el año pasado marcaron un nuevo máximo histórico con casi 250 millones de viajeros).

Las aerolíneas, no obstante, esgrimen que no se está trasladando estos menores costes en tasas al precio de sus billetes porque ha coincidido con una subida del precio del combustible, lo que ha hecho que crezcan sus costes globales. En paralelos, según varias fuentes del sector, las compañías vienen de años en que, al calor del petróleo barato, se ha estado disparando la oferta de asientos y el sector venía afrontando una guerra de precios, y ahora toca normalizar la rentabilidad.

La queja de la CNMC

La petición de Fomento, en cualquier caso, no gusta demasiado en la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). El supervisor ha venido advirtiendo de que el Gobierno no puede intervenir recomendando a compañías privadas qué hacer con los precios de un sector económico.

La CNMC se apoya en los límites que marca la propia Ley de Defensa de la Competencia, que en su artículo 4 establece que las Administraciones Públicas “no pueden facilitar la coordinación de operadores que incida en la libre formación de precios en los mercados cuando no existe un precepto legal expreso que lo ampare”. Y en el sector aéreo tal precepto legal no existe.

Te puede interesar

Comentar ()