El nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no tiene tiempo que perder: antes de nombrar, ayer miércoles, a la primera línea de su equipo -secretarios de Estado y secretarios generales del ministerio- ya había anunciado que no prorrogaría los peajes en mil kilómetros de autopistas cuya concesión vence entre el próximo mes de noviembre y agosto de 2021. Todavía le quedan a Ábalos muchos nombramientos, caso de los presidentes de Renfe, Adif e Ineco, pero el titular de Obras Públicas ya está estudiando más cambios inminentes.

En concreto, se están celebrando encuentros a varias bandas en las que han participado el recién nombrado delegado del Gobierno en Murcia, Diego Conesa, el  nuevo secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura (natural de Torre Pacheco, Murcia) y socialistas de la federación murciana (cuyo secretario general todavía es Diego Conesa) para encarar el conflicto de la llegada del AVE en la localidad huertana. Así lo ha sabido este medio a través de dos fuentes del Gobierno, mientras que el ministerio ni confirma ni desmiente.

Ha habido encuentros entre responsables del ministerio y socialistas murcianos

El problema del AVE murciano es que llegaría en superficie desde Alicante, y eso obliga a cerrar los pasos a nivel que desde hace décadas tiene que atravesar los vecinos del sur de la ciudad para cruzar de un lado a otro de las vías. Los vecinos reclaman el soterramiento del tren desde hace 30 años, petición que consiguieron en otoño pasado tras varios días de disturbios.

La apuesta del PP por llevar el AVE antes de soterrarse las vías obligó a instalar un muro de metacrilato a centímetros de centenares de viviendas y a cerrar los pasos a nivel, aislando más a los vecinos. Y varias denuncias de los afectados han sido admitidas por parte de la Fiscalía.

La Variante de Camarillas no alteraría la circulación de los Cercanías Murcia-Alicante

Estos días los directivos de Fomento y los socialistas murcianos se han visto en varias ocasiones para analizar el asunto: en la toma de posesión del equipo de Ábalos estuvo presente Conesa, no por casualidad. Y en principio las fuentes aseguran que podría haber un principio de acuerdo entre Gobierno y el Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM) en torno a tres puntos: primero, que el AVE llegue soterrado y no en superficie (una medida que hace innecesario el muro); segundo, terminar la Variante de Camarillas para que trenes híbridos de alta velocidad y de red convencional puedan llegar hasta Madrid sin pasar por Alicante; y tercero y fruto de lo anterior, no alterar la circulación de los Cercanías Murcia-Alicante, utilizados por cuatro millones de viajeros cada año.

Las reuniones se suceden y el PSRM ha registrado una propuesta idéntica a la que estudia Madrid en el debate que tendrá lugar este jueves en la Asamblea de Murcia. El PSRM pide “la agilización de las obras del soterramiento” y dar “cumplimiento al convenio de [la Sociedad Murcia Alta Velocidad] 2006 que, entre otras actuaciones, prevé el soterramiento de las vías ferroviarias a su paso por la capital de la región, garantizando que la llegada del AVE en ningún caso se produzca en superficie”. Esta es la propuesta que ya ha recibido Fomento, aceptando estudiarla.

El PSOE murciano exige que el AVE “en ningún caso” llegue en superficie

Así, el PSRM propone “cautela judicial” y “reducir al mínimo posible el cierre del paso a nivel de Santiago El Mayor”, uno de los más peligrosos de España. “La prioridad absoluta debe ser la licitación, adjudicación, contratación e inicio de las obras de soterramiento en dos fases pendientes”.

Otra de las peticiones clave que Fomento también acepta revisar es la de la Variante de Camarillas. En su petición, los socialistas murcianos instan “dar prioridad presupuestaria a la conclusión de las obras de la Variante de Camarillas, así como solicitar la implantación de los trenes híbridos en la línea Madrid-Cartagena”. Esto último tiene que ver con que la apuesta del anterior Gobierno central y del PP murciano -que gobierna la región desde 1995- era traer trenes AVE desde Alicante: de acelerarse las obras de la variante (que está a punto de terminar), los trenes híbridos S-730 podrían viajar por Albacete a menor velocidad (250 kilómetros por hora) pero en menos tiempo (dos horas y media frente a dos horas y cuarenta minutos por la opción alicantina).

Conesa, delegado del Gobierno en la región, estuvo el miércoles en el ministerio

De momento no hay nada decidido, pero la presencia de Conesa, la actitud de los socialistas murcianos impulsando una propuesta tan ambiciosa, el nombramiento de un murciano (Saura) como número dos de Ábalos y las reuniones mantenidas en los últimos días podrían traer una consecuencia positiva: aplacar las protestas vecinales, que en los últimos meses han dejado destrozos de material, heridos y detenidos. Los vecinos están organizados en la Plataforma pro Soterramiento.